2×1: «Faith» Limp Bizkit vs. George Michael

2×1: «Faith» Limp Bizkit vs. George Michael

En 1987 George Michael lanzó su primer disco en solitario, titulado «Faith», disco que a la postre le significó uno de los más exitosos en su carrera como solista, y eso que era el debut. La afición de Michael por un tipo de música más «adulta» lo llevó a construir este conjunto de canciones que se arrimaban a árboles que tenían que ver mucho más con el rhythm & blues y el soul que al pop casi adolescente que lo vio crecer en el grupo anterior Wham!. Antecedido al lanzamiento de este disco Michael hizo dueto con su ídola Aretha Franklin con mucha aceptación de parte de las críticas,  lo cual le dio un push importante para lo que se vendría en adelante.

Este disco incluía esta canción, que le daba título al disco, aunque su letra no tenía mucho que ver con la religión, ya que hablaba de esa fe que uno tiene cuando está enamorado y la mujer que te gusta no te corresponde y pese a eso sigues intentando pensando que algún día lo vas a lograr. (En el caso de Michael no necesariamente queda claro si se trata de una mujer, eso sí, pero el propósito es el mismo.)

Fue una gran canción del artista, las puertas se le abrieron de par en par gracias a esta y otras incluídas en ese exitoso álbum, que incluso se llevó el para nada despreciable mérito de ser el primer álbum en lograr un número uno en las listas del género rhythm & blues hecho por un cantante blanco.

Lo que no sabía eso sí, era de la particular versión de su canción que haría este grupo de metaleros raperos de Florida llamado Limp Bizkit  una década después, pero vamos con la original primero:

Lo de Limp Bizkit estuvo a punto de no ser tan conocido, ‘Faith’ era una canción que versionaban a modo de parodia en sus primeras tocatas y que tenía buena recepción en su público. Cuando llegó el momento de editar su disco debut Three Dollar Bill, Yall$, Ross Robinson,  el afamado productor que se hizo responsable de grandes producciones de este denominado estilo del nu-metal no quiso incluirla, considerando que era una mofa sin sentido y poco original, pero tal fue la insistencia de Fred Durst y de la propia banda que decidieron regrabarla pero de una forma mucho más brutal, con un peso casi descontrolado en las guitarras y con un show de scratchings descomunal a cargo de DJ Lethal, lo cual resultó ser todo un éxito y un muy original cover para la canción.

El tema, inmerso en este disco debut, aparte de ser un buen punto de entrada, sirvió para que muchos se acercaran a la propuesta en esos entonces de esta novedosa banda, quizá para muchos fue su mejor disco, donde Fred Durst aún no estaba inmerso en el mundo del bisness y de la industria discográfica y contaba con uno de los prodigios de la guitarra como Wes Borland, quien deslumbró a todo el mundo con su forma de tocar y también con sus particulares y estrafalarias estéticas en el escenario. Después de eso la banda fue apuntando en otras direcciones musicales que fueron desencantando a la mayoría de sus fans seminales.

Una bomba de energía , sobre todo en su parte final, ‘Faith’ Limp Bizkit:

Por Patricio Avendaño R.

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.