Cancionero Rock: “I Was Made for Lovin’ You” – Kiss (1979)

Cancionero Rock: “I Was Made for Lovin’ You” – Kiss (1979)

La popularidad de Kiss tocó techo en 1977, al siguiente año teniendo proyectos que no rindieron frutos —los cuatro álbumes solistas y la película Clase B, Kiss Meets the Phantom of the Park. Por otro lado, eran fines de los 70’s y la onda disco estaba en lo alto de los rankings; sonando en todas partes. Caricaturizaciones por este choque entre fanáticos viéndose en la cinta, producida por Kiss, Detroit Rock City (1999); en donde los melenudos puristas veían como música chatarra al estilo bailable —recibiendo comentarios, para disgustarlos, como “el disco está pegando tanto que hasta Kiss puede hacer una canción disco”.

Más allá de haber sido un chiste en retrospectiva, los oriundos de Nueva York sí incursionaron esa posibilidad con I Was Made for Lovin’ You. Concepción sencilla, por idea de un disgustado Paul Stanley, convencido de la facilidad que inmiscuía la música disco; tarea que no tomó demasiado tiempo —leitmotiv que sólo se mueve en aquello de “Fui hecho para amarte, nena, tú fuiste hecha para amarme”, pero con gran gancho y melodía. Mérito no menor fue la inclusión, como co-escritor, de un desconocido Desmond Child; el creador de éxitos por excelencia que se dio a conocer allí, y que desde los 80’s se convirtió en un rey Midas de la industria —repleto de colaboraciones multi platino con Bon Jovi, Aerosmith, Joan Jett, Alice Cooper, entre muchos otros.

Enmarcada dentro de la desorientación artística de Kiss, que se extendió por varias temporadas, I Was Made for Lovin’ You se trató de un salvavidas de primera categoría; elevándose como su single promocional de mayor fama —aunque, mucho tiempo después, Gene Simmons dijese que es una canción que le desagrada en concierto debido a sus iniciales “Do, do, do”. Por mucho tiempo ausente en vivo, la mayoría de los 80’s, a petición del público retornó para convertirse en una inamovible; explorando algunas variantes con el pasar del tiempo —casi heavy metal en los 90’s, u orquestación para el show sinfónico de 2003.

El video, que retrató una sesión sobre el escenario, también sirvió para catapultarla hasta lo más alto: en un periodo que los clips recién empezaban a tomar vuelo, MTV ni siquiera en planes de existir, mostraron la parafernalia por la que Kiss era famoso —los enigmáticos personajes tras los maquillajes, vistosos trajes incluso para su propio estándar, el reciente bajo en forma de hacha, la guitarra con luces, o los incandescentes reflectores.

Nacion Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.