Destruction en Santiago: Cuando la relevancia del thrash resiste el paso del tiempo

Destruction en Santiago: Cuando la relevancia del thrash resiste el paso del tiempo

Ceremonia de thrash metal de sábado por la noche, sería el título de la película que nos tocó ver el sábado 10 de septiembre en calle San Diego. Sí, porque ahí estaban todos los elementos simbólicos que han acompañado a cualquier show del género. Las previas a los alrededores del local se dejaban observar en cualquier esquina, de a poco iban a apareciendo los “Eddie” (muchos parecidos al personaje de Stranger Things) como también los más experimentados. No olvidemos que la banda que nos convocó era Destruction, a estas alturas leyendas del thrash metal alemán.

¿La excusa para volver a Sudamérica?, “Diabolical” su nuevo álbum lanzado el pasado 08 de abril a través de Napalm Records. Y qué mejor plaza que Chile para iniciar la travesía, de hecho, durante esta semana ya se presentaron en Puerto Montt y Coquimbo, pero Santiago marcaba un hito del tour en chile para los germanos. Schmier es generoso y no desconoce que en Chile se arman los mejores mosh y recuerda a través de entrevistas la primera vez que estuvo acá junto a dos míticas bandas en el año 2000, Immortal y The Haunted, como también el show que dieron en 2018 junto a Napalm Death y Cannibal Corpse.

Sin embargo, la sola presencia de los alemanes convoca un buen número de thrashers que en el sonido de ellos reconoce la calidad y lo primigenio de un sonido que aún es relevante en 2022. Y unas de esas justificaciones la dan los chilenos Disaster, una banda de thrash metal en modo “80” que toca un veloz e impactante thrash metal made in chile, quizá con la misma fuerza que Destruction lo hizo en las épocas de sus clásicos “Infernal Overkill” o “Eternal devastation”. Con tres Lp oficiales Disaster con frecuencia toca en el circuito de tocatas under del thrash metal nacional, y al verlos se justifica porque son una de esas bandas que tienen el fuego y respeto de nuevas como de viejas generaciones. Rituales de Sangre (2019) es su último disco y un deber para cualquier amante del genero escuchar u obtener. “Thrash till death”.
Siendo pasada las nueve de la noche, las luces rojas se apoderan del escenario del Cariola con el efecto de humo pareciera que estamos en un dantesco infierno para ver a la artillería alemana, pero más que ese efecto amenazante de manual, provoca que a lo largo del show muy poco se pueda ver hacia el escenario lo que –para quien escribe- afecta un poco lo presenciado.

Pero ahí estaban Schmier como único integrante original más sus invitados, recordemos que Mike Sifringer dejo la banda sin más, pero el cuarteto presente celebró cada canción del presente de Destruction con la calidad y certeza esperados. “Nailed to the cross”, “Born to perish,” la clásica “Mad butcher” o “Release for agony” agitaban una noche de clásico thrash metal, a pesar de ese impedimento visual del humo de máquina- Schmier conoce los gustos de sus seguidores y solo desatan clásicas piezas del reportorio; “Repent your sins”, “Tormentor”, “Eternal ban”, “Tormented soul” siguen animando la fiesta. El encore llega de la mano de “Curse of God” coreada por el local como si se tratara del himno nacional que, junto a “Thrash till death” y “Bestial invasion”, sellaron una jornada de celebración para todas las generaciones que aun celebran el thrash metal como su máximo dios. Bendecidos fuimos.

Por Nelson Silva A. 

Nacion Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.