Gojira en Chile: El aplastante regreso de la ballena francesa

Gojira en Chile: El aplastante regreso de la ballena francesa

Con altas expectativas y un sold out que prometía dejar todo en llamas en un Caupolicán es que se nos avecinó muy pronto un show de Gojira en nuestras tierras desde su anuncio a la ejecución. La verdad, no podía haber salido tan bien como lo planeamos ya que por sonido y entrega lo de anoche cumplió con creces las expectativas y nos demostró, una vez más, el buen momento que vive la banda actualmente. 

Partamos por la base telonera nacional que estuvo a la altura de las circunstancias: la banda de raigambre mapuche Mawiza encendió los fuegos con un impresionante nivel de sonido y entrega, con mucha sangre y actitud e incluso con una base de fanaticada que llegó muy temprano para verlos. Su metal de raíces groovie y directo, con influencias numetaleras y vozarrones enormes, percusiones tribales y brutalidad escénica, nos dejaron un grato momento para calentar motores al son de temas como «¡¡Nunca!!», «Ñi Piwke» o «Ancestral», entre otras. La banda elogió el trabajo de los franceses dueños de la fiesta, de la cual incluso habían estrenado un cover de «Amazonia» solo un día  antes de su show. 

Sin duda hay un vínculo: las ideas que comparten en cuanto al respeto al medio ambiente y la conexión del hombre con la naturaleza: “Personalmente creo que Gojira hace recordar cuáles son las cosas fundamentales para que una canción te mueva, te duela y te marque. Sentimos conexión con su mensaje en cuanto a la defensa de lo «eco» o biodiversidad. Desde lo mapuche la lógica siempre fue «eco» entonces calza muy bien con lo que queríamos expresar”, explicó Awka, vocalista y guitarrista. La banda se fue vitoreada y muy aplaudida tras una hora de una arrolladora entrega y contundente show. 

Gojira 

Los franceses llegan en un momento clave de su carrera. En una etapa en que ya se han consolidado como uno de los mejores actos del metal actual, teniendo presencia en la mayoría de los festivales más importantes: Download, Hellfest, Resurrection fest y una gira en conjunto con Deftones avalaban esta nueva tirada de fechas en el marco de la promoción de «Fortitude», su nuevo álbum, del cual por cierto pudimos ver varias canciones en vivo anoche. 

Un conteo regresivo en el telón nos marcaba que esto estaba por arrancar: todo llega a cero y la banda proyectada de una forma alucinante para luego dar paso a la caída del telón hizo uno de los más espectaculares arranques de concierto de lo que va del año. Un Mario Duplantier en excelente forma y con vozarrón intacto solo era una gran parte de este verdadero sonido impactante que emanó de todo su show: a veces pareciera que escuchábamos sus canciones en estudio, así de sorprendente fue la propuesta escénica. El resto de la banda comportándose brutales al son de «Born For One Thing», primera de su nuevo álbum. La vieja «Backbone» del From Mars to Sirius (2005) a lo que se sumaba la siempre querida «Stranded». Duplantier al frente ya empezaba a alucinar con lo absolutamente encendido del público que no dejó de saltar sobre todo en esta etapa ansiosa de comienzo del show. 

La épica «Flying Whales» no dio tregua  a nadie en cancha y la poderosa «The cell» nos mostraba imágenes en pantalla, que se fueron dando cada vez con más intensidad, porque no solo era brutalidad lo de Gojira en el terreno de San Diego, fue también el mensaje y compromiso medioambientalista que comunicaban tan bien con sus letras ecológicas y denunciantes sobre el daño que le hacemos a nuestro planeta cada vez más alarmante. «Love» pegada con «Remembrance», «Hold On», «Grind» y «Silvera» continuaban la fiesta para que luego llegara un momento de lucimiento de otro gran protagonista del carnaval de los anglosajones: Mario Duplantier que no solo brindó toda su potencia y técnica durante todo el show, sino que se portó muy carismático, sacó letreros para que gritáramos «mas fuerte por la chucha» en muy buen chileno y otro que decía «la Raja» causando las carcajadas y aplausos de todos. 

La potencia desmedida de «L’enfant sauvage» o la explicación de la temática de «Another World» por un empático Mario Duplantier (pasó a chocar las manos de sus fans de primeras filas en contadas ocasiones) aderezaban aún más la buena onda y contundencia de un show lleno de energías positivas desde cualquier punto de vista.

Mario, con camiseta de nuestra selección y la banda tomando banderas mapuches y chilenas sellaban un show verdaderamente épico en la entrega y contundencia, que en este recinto que ha albergado tantas jornadas históricos y que ahora se anotaba uno más para la bitácora. Con «New Found» y «Amazonia» cerraban los franceses, uno de los shows en que los vimos muchos mas crecidos desde aquella jornada en Santiago Gets Louder de 2015. Pulidos en técnica, maestría y sonido, y con una fiel fanaticada mundial que crece cada día más, sin duda nos dejaron en la retina uno de los conciertos más aplastantes del año. 

Setlist: 

Born for One Thing
Backbone
Stranded
Flying Whales
The Cell
Love / Remembrance
Hold On
Grind
Silvera
Another World
L’enfant sauvage
Toxic Garbage Island
The Chant
The Gift of Guilt
Encore:
New Found
Amazonia

Fotos: @el.eme

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.