La ruta hacia Lollapalooza: The Hives, elegancia musical descontrolada

La ruta hacia Lollapalooza: The Hives, elegancia musical descontrolada

Dentro de las sorpresas que nos trae Lollapalooza este año, no hay duda que The Hives viene a ser una más que recomendable carta de presentación, la banda escandinava viene de la mano de su reciente álbum Lex Hives (2012), un álbum lleno de la energía y el desenfreno que los caracteriza, virtudes que no se esconden para nada en vivo. Al contrario.

Justamente previo y post lanzamiento de este disco, los suecos han podido mostrar su energía y dejar claro que están más vigentes que nunca. Su líder y vocalista Howlin’ Pelle Almqvist claramente es el que lleva gran parte del show, un tipo que impregna e irradia adrenalina, su constante comunicación con el público es uno de sus grandes potenciales, lo cual engrandece aún más la postura en vivo de la banda garage rock. No por nada, la revista Spin en algún momento los catalogó como «la mejor banda del mundo en vivo».

Los Hives, que han cosechado éxitos a la altura de ‘Main Offender’, ‘Hate To Say I Told You So!’, ‘Walk Idiot Walk’, entre muchos más, se presentará el día viernes 05 en un sideshow y el sábado 06 de abril en Lollapalooza, y tal como se ha ido decantando en sus últimos shows, estarán mostrando buena parte de su nuevo disco pero sin dejar de ofrecer sus clásicos como los temas mencionados y un repaso histórico.

Ésta es una banda que conserva sus raíces y trata de dejarlo claro. No es casualidad que este último disco de estudio se titulara «Lex Hives», como imponiendo su ley musical irrefutable, la cual desde sus inicios está latente y acordada en que no será modificada en pos de otros sonidos «Queríamos que este nuevo disco fuese lo más Hives posible, pero siguiendo nuestra idea de los Hives, no la que el público pueda esperar. Significa fidelidad a uno mismo», comentó Alqmvist en una reciente entrevista.

La banda acredita todas sus composiciones a un tal Randy Fitzsimmons, personaje ficticio llamado el sexto hive, un tipo que se ha tomado las cosas a su tiempo como comenta Alqmvist. Cinco discos en 12 años, pero es porque se toma las cosas con mesura. Y al contrario de parecer una banda descontrolada, que sí que lo es musicalmente, para trabajar reúnen la fortaleza de facturar sus discos con mucha precaución y detalle, aunque no lo parezca. Trabajan casi como con la misma elegancia de sus presentaciones en vivo, con ese blanco y negro característico en su estética y con trajes elegantes, una elegancia que cuando toma el (des)control hace sacudirse a medio mundo. El caso de su interesante Vini Vidi Vicious (2000) lo podría avalar. Un disco hiperquinético, pero bien armado al mismo tiempo; una señal clara de esta especie de nueva armada rockera mundial, de bandas de sonidos vintage que apareció al empezar la década pasada, junto con The Strokes y The White Stripes. Era algo atractivo que quizá no llegó a mayores, pero que marcó la década sin duda.

De su reaparición en Coachella 2012, todo el despliegue de The Hives, un número de verdad imperdible en lo que será Lollapalooza Chile 2013.

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.