Slowkiss en Lollapalooza Chile: una voz imposible de acallar

Slowkiss en Lollapalooza Chile: una voz imposible de acallar

Elisa Montes lleva 20 años siendo parte de la industria musical chilena y hoy canta en inglés y crea nuevas melodías con su proyecto, Slowkiss.  Tuvieron la oportunidad de presentarse en el Axe Stage con un show que partió con retraso, debido a los problemas de logística entre escenarios. A pesar de eso, una buena cantidad de asistentes se reunió y exigía el inicio del espectáculo, el que Elisa, Thirza, Ale y Ricardo sacaron adelante con coraje, entusiasmo y la fuerza que salía de cada acorde.

El setlist fue apretado pero muy gozado por el público; es realmente esperanzador cómo los fans se las rebuscan para seguir a sus bandas, a pesar  que la radio ni la prensa en general, les da el espacio que merecen. Pero las tocatas en bares y las redes sociales le han servido a bandas como Slowkiss para mostrar su trabajo, en este caso, los temas de Patio 29 y que fueron coreados por el público del Axe Stage celular en mano, material que luego será subido y viralizado, lo que es fundamental para una banda que tiene muchas proyecciones. El sonido no aflojó nunca, realmente suenan afiatados y como una banda de rock consagrada. Van por buen camino.

En una entrevista previa a este show, concedida a Nación Rock, Elisa había señalado que las revoluciones han estado hechas por mujeres y se detuvo a reflexionar sobre el momento social que hoy vive el feminismo y la figura de la mujer en la sociedad. Decimos esto, porque fue la tónica en Lollapalooza que cantantes o bandas lideradas por mujeres se detuvieran a mencionar que hoy es imposible seguir aguantando las actitudes del patriarcado. Lo insólito es que hubo un intento de censura a Elisa. Es hora de entender de que la música es el reflejo de la sociedad, que todo lo que ocurre afuera influye en la creación de una banda y Elisa, a través de Slowkiss, no está dispuesta a quedarse fuera de la euforia que provoca subir a un escenario con un mensaje para las mujeres y las disidencias.

Macarena Polanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.