10 discazos que cumplen 20 años, los mejores discos de 1995 (Versión Metal)

10 discazos que cumplen 20 años, los mejores discos de 1995 (Versión Metal)

Tuvimos nuestro recuento de 20 discazos en el rock más globalizado que cumplen 20 años en 2015,  y tuvimos  que  dejar de lado la cara  metalera que tiene nuestro sitio, pero que tenemos arraigada en el corazón, por lo cual queríamos mostrarles 10 discos de metal que también cumplieron 20 años y no pudieron quedar dentro de esa otra lista. Entre ellos hay joyas de Paradise Lost, Carcass, los influyentes Death,  hasta Iron Maiden y Mötorhead tuvieron algo que decir, acá la lista completa. 10 joyas de 1995 para sacudir cráneos:

Carcass – Swansong

carcass-swansong

Después de grabar ese manual teórico y práctico  en que se transformó Heartwork para el death metal melódico que a mediados de los 90’ se tomó la vena inspirativa de las bandas europeas, y además de en sus inicios asentar las bases del death metal  y grindcore -las ramas más extremas del metal- Carcass  armonizó su propuesta con nuevo brío; el death n’ roll se transformó en su carta de presentación, quizá un intento por comenzar a crear música potable. Una especie de Thin Lizzy, pero  con voces podridas y con aguda crítica social, barnizaron la propuesta de Walker y Steer.

Death – Symbolic

deathsym

Para algunos el mejor disco que grabó Schuldiner en los 90’o o quizá el punto más certero de lucidez que nos entregó el extinto guitarrista. El death metal que  creo en los años 80’ líricamente  sobre muertes, baños de sangre y un sonido estridente, mutaba a una clase de metal técnico y progresivo que hizo escuela, las letras  entregaban mensajes  sobre la dominación omnipresente del sistema capitalista, corrupto y violador  en el que vivimos en 2015, Chuck lo predijo hace 20 años en clave death metal en su raíz y que bien supo adornar con la técnica de grandes músicos. Gene Hoglan (batería) acá se luce en los parches.

Iron Maiden – The X Factor

iron-maiden-the-x-factor

No es el mejor disco de 1995, como tampoco de Iron Maiden, sin embargo marca el primer disco que grabó Harris y cía, tras la expulsión de Bruce Dickinson de la Doncella, con el poco querido Blaze Bayley, quizá su técnica vocal no sea la más utilizada ni haya marcado tendencia, pero Iron Maiden no sucumbió al olvido ni a otras tendencias dominantes en el “metal” de los 90’ ni en su peor momento. Hasta hoy destacan temas como Sign of the cross, Lord of the flies, Man of the edge o Judgement of heaven.

Meshuggah – Destroy erase improve

Meshuggah_-_Destroy_Erase_Improve

¿Quién no quedo descolocado al escuchar Future breed machine por primera vez? ¿Era 1995 o el thrash metal que harían en el siglo XXI los cyborg que nos mostraba el cine en la ciencia ficción?. Así de aplastante era la propuesta de los suecos ese año, brutal a ratos asfixiantes pero, que en su matiz de fuerte atracción solo quería presentarnos un nuevo estilo de metal, hoy conocido como Djent metal o Mathcore, se equivocan eso  es metal a lo Meshuggah y no hay más.

Morbid Angel – Domination
mor

Mientras algunas bandas del género se preocupaban por sonar tan gancheras como Pantera, algunas querían ser aún más extremas, sin embargo los padres del género death en Domination, su cuarta placa, se preocuparon por diferenciarse de la nueva camada del death brutal metal, bajando las revoluciones, pero no por eso dejar de sonar densos y agrios. Morbid Angel en Domination sigue marcando la pauta con ritmos algo más lentos, pero igual de siniestros; Dominate, Where the Slime Live, Eyes to See, Ears to Hear dan prueba de ello y del legado de la mejor época de MA, que comenzaría en ese entonces, con la posterior salida de David Vincent.

Motorhead – Sacrifice

41282_Motoerhead-sacrifice

La apuesta de Lemmy para 1995 no era muy distinta a la que tuvo en 1980 con “Ace of spades” ni a la de 1991 con “1916”, sin embargo el fuego seguía ardiendo como en los años mencionados y muy a pesar de la cantidad de años y discos que tuvo encima, jamás Motorhead editó un disco en el que no te dieran ganas de  mandar todo al carajo e ir por una y fría cerveza. Así de simple, tan consecuente y obtuso que en lo suyo aprendió a entretener y entretenerse al ritmo del dinámico “one, two, three, four” y ahí está Sacrifice lleno de rock & punk and roll dispuestos a animar tu mejor fiesta.

Paradise Lost – Draconian Times

draconiantimes

A veces nombrado como Gothic o Doom metal, para  otros simplemente Paradise Lost. Mackintosh y sus riffs marcan escuela y una identidad única;  Enchantment, Hallowed land, Forever failure, son muestras solemnes del trabajo  de uno de los mejores herederos de Iommi, sin embargo lo acompaña una de las voces que configuraron un estilo de metal en los 90’. Acá  los gruñidos de Holmes se transformaron en una voz más digerible para así justificar la línea más melódica de este Paradise Lost modelo 1995, un indispensable para los que gustan del metal melancólico, a ratos épico, pero muy bien trabajado.

At The Gates – Slaughter of the soul

At_The_Gates_-_Slaughter_Of_The_Soul

Un disco speed –con claras reminiscencias al thrash de Dark Angel- , con riffs aplastantes y abrasivos en su interpretación que simplemente aún  da escalofríos al oír; eso provoca la voz desgarrada de Lindberg, los riffs asesinos de los hermanos Bjorler y M. Larsson mas el ritmo frenético de Erlandsson en los parches, configuraron una de las  piezas maestras del metal europeo extremo de los 90’. Un deber para todo iniciado, una obligación para los más antiguos.

 

Anthrax – Stomp 442

ANTH

La materialización  del Nuevo sonido de Anthrax, atrás quedaron los días del speed de Gung ho, o la dinámica mas sesuda de Persistence of time, tras el cambio de vocalista, hubo que acomodar algunos parámetros o quizá a John Bush solo le tocó estar en el lugar correcto para que su voz destacara a lo que hizo en Armored Saint y al nuevo metal de Anthrax, más emparentado con el hardcore USA, a lo Helmet, algo de  Pantera más alguna reminiscencia de la resaca  grunge noventera, configuraron en  Stomp 442 la nueva apuesta de riffs tipo serrucho y bailables del incombustible Scott Ian; Random Acts of Senseless Violence, Fueled, Nothing, Riding Shotgun, suenan todavía como dinamita pura  del mejor metal de los 90’.

Suffocation – Pierced from within

piercedfromwithin

El death metal podía ser más extremo de lo conocido hasta 1995 y Suffocation fue uno de los encargados de demostrarlo, al contrario de quienes iniciaron el movimiento death en USA y que, al avanzar a su tercer o cuarto disco asumían una postura menos agresiva – y groove como Obituary- y algunos más sofisticados en técnica y feeling –como Death-. Pierced from within llegó a ponerle metas a las bandas venideras del genero y las que pretendían seguir siendo bestiales, validando así lo que ejecutó Mullen, Cerrito y Hobbs como brutal technical death metal, sí, así de completo/complejo, oscuro y denso fue el aporte 95’ de los mas sanguinarios ejecutores del death, un deber.

Por Nelson Silva A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *