2×1: “Fire” The Jimi Hendrix Experience vs. Red Hot Chili Peppers

2×1: “Fire” The Jimi Hendrix Experience vs. Red Hot Chili Peppers

El sonido de los Chili Peppers siempre ha estado ligado a lo clásico, no hay duda de aquello. Pero el tema de la presencia de la guitarra en la banda y hacia donde orientarla siempre ha sido tema de debate entre sus músicos y productores, sobretodo en su primera etapa, donde el asunto no dejó de ser conflictivo al punto de causar enfrentamientos y hasta la salida y entrada de integrantes. Tras la llegada de Frusciante en el “Mothers Milk” empezaron las líneas más melódicas y las estructuras más complejas, cosa que en inicios el productor Michael Beinhorn no estuvo para nada de acuerdo, pero que finalmente logró que la banda saliera de un nicho basado más bien en su aprendizaje modo “tributo” a llegar a lograr su propia identidad. El tiempo le dio todo el favor a Frusciante y Beinhorn mismo ha concedido que el gran salto lo dio la banda gracias a la incorporación de sus nuevos sonidos y aportes, pero nunca sin dejar ese touch clasico en todo lo que hicieron.

El caso de “Fire” es una simbiosis extrema de destreza, sicodelia y experimentación emanada de la genial cabeza y dedos de Hendrix, un gran encuentro de lo que él llamó “la extensión de su cuerpo” llamada guitarra y esas distorsionadas formas de ver la vida y la mirada musical al borde de lo extremo que tuvo, lo cual se ramificó en cuantiosos árboles genealógicos del rock, siendo parte de grandes estilos actuales e influenciando a un sinfín de guitarristas.

Varios de ellos, por ejemplo, los dos genios de Chili Peppers, Hillel Slovak, enorme guitarrista de la primera etapa que lamentablemente murió muy joven (26 años) por sobredosis de heroína y que tiene bastante que ver con este tema; es más, éste tema (único con Slovak en el “Mothers Milk”, primer disco tras su muerte) es una especie de tributo a su aporte mencionándolo en algunas frases que cambian de la letra (“Mr. Huckleberry” como lo apodaban, por ejemplo) y que lo tocaban bastante junto a él en esos míticos shows en vivo (donde se presentaban sólo con una calceta en el pene), dejando claro que pese a la llegada del nuevo genio que causó aires de cambio, el sonido del RHCP de discazos como “Freaky Styley” o “The Uplift Mofo Party Plan” siguen siendo joyas en donde su visión fue muy significativa en la evolución que tuvieron.

En cierta forma es un doble tributo, al genio Hendrix, que siempre ha estado metido en el ADN histórico de los Red Hot Chili Peppers, como también a la memoria del legendario hombre de la guitarra de los primeros años de la banda:


Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *