2×1: ‘Girl, You’ll be a Woman Soon’ Neil Diamond vs. Urge Overkill

2×1: ‘Girl, You’ll be a Woman Soon’ Neil Diamond vs. Urge Overkill

3263423245_2714b4b4d6_b

“Girl, you’ll be a woman soon” (“Niña, pronto serás una mujer”), fue la frase medular que ocupó Neil Diamond para abrir uno de sus discos llamado Just For You de 1967. La canción es una de las obras máximas del cantautor oriundo de Brooklyn, destacando su composición con la cual 27 años después vería nuevamente un renacer, pero en una obra del cineasta estadounidense, Quentin Tarantino, en una cinta que fue elegida entre los 100 adagios más grandes del Séptimo Arte.

La canción se cierne en el segundo álbum de Diamond, donde destacan sencillos como “You Got Me”, “Thank the Lord for the Night Time” o “Red Red Wine”, que en algún momento llegó a ser versionada por unos jóvenes llamados UB40 y que al parecer lograron bastante repercusión con aquel cover. La canción comienza con una mezcla entre declaración y propuesta en la voz de un artista que daría que hablar en las próximas décadas, por su guitarra y letras que rayan en la genialidad.

El disco que fue bien recibido por la crítica, tuvo una dura batalla en 1967 donde disputó la popularidad con grandes de la música y que exponían discos que han sido catalogados como los mejores de la historia de la música. Entre ellos destacaron Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (The Beatles), Disraeli Gears (Cream), The Piper At The Gates Of Dawn (Pink Floyd), The Who Sell Out (The Who) o The Velvet Underground (The Velvet Underground And Nico).

“Love you so much / Can’t count all the ways / I’d die for you girl / And all they can say is / “He’s not your kind” (Te quiero mucho / No puedo contar todas las formas / En que yo moriría por ti / Y todo lo que te dicen es / “No es tu tipo”).

tumblr_mc7nbrMfNt1rbu729o1_1280

cadas después, andaba un treintañero Quentin Tarantino, que ya tenía entre sus realizaciones Reservoir Dogs, -con la cual ya había obtenido entre sus palmareses mejor guion y director en el Festival de Cine de Cataluña- viajando por Europa y se encontró con el sonido de una banda de estilo revival llamada Urge Overkill.

Los liderados por Nathan ‘Nash Kato’ Kaatrud y Eddie ‘King’ Roeser que ya brillaban con luces propias debido a que abrieron diferentes shows de Nirvana cuando presentaban Nevermind, fueron seleccionados por Tarantino para que una de sus interpretaciones que salía en el EP Stull fuese la canción prodigio de una de sus cintas: Pulp Fiction.

Muchos melómanos tarareamos junto a Mia Wallace (Uma Thurman) la sonoridad que aplicaron los de Chicago para hacer casi propia la versión de Diamond y darle el toque preciso para que Thurman prácticamente se hundiera en una euforia de heroína en la cinta pensando que era cocaína para coronar una velada donde habían obtenido el primer lugar junto a Vincent (John Travolta) luego de bailar al ritmo de Chuck Berry “You Never Can Tell”.

I’ve been misunderstood / For all of my life / But what they’re sayin’ / Girl, just cuts like a knife / “The boy’s no good” (Yo he sido mal interpretado / Para todos los de mi vida / Pero lo que están diciendo / Chica, solo corta con un cuchillo / “El niño no es bueno”).

Las dos versiones son magníficas por donde se les escuche, sin embargo, no hay que confundir al creador de la composición, Neil Diamond, pues la versión original es una apología de sinceridad que fue tomada perfectamente por Urge Overkill. Versionarla fue una cosa no menor y es por ello que el director que ha visto más de una vez enlodada su reputación por plagio, tomara aquella interpretación y la ubicara en una escena clave de la historia del cine.

Por Bastián Cifuentes A. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *