2×1: “In-A-Gadda-Da-Vida” Iron Butterfly vs. Slayer

2×1: “In-A-Gadda-Da-Vida” Iron Butterfly vs. Slayer

Una de las composiciones más aclamadas del rock clásico se realizó a manos de la banda norteamericana Iron Butterfly en 1968. Una banda que centró su apogeo en esa década, aunque con fugaces reapariciones en los 70’s, 80’s y 2000’s nunca pudo recobrar estabilidad como la que tuvo en su era dorada, de la cual el gran éxito se lo deben a este tremendo hit que no soltó el primer lugar en diversas listas, incluso durante casi un año después de su aparición.

Hablamos de ‘In-A-Gadda-Da-Vida’, una canción de nombre inexplicable, aunque cuenta la historia de sus sesiones que su baterista Ron Bushy tergiversó el nombre real del tema titulado en primera instancia aparentemente como ‘In The Garden of Eden’, pero que cuando se lo dijeron, no escuchaba bien debido a que tenía un casco puesto y así quedó de esa manera.

La clave del éxito de la canción fueron sus melodías de órgano, una gran intro con tal instrumento y el  dote barítono de su vocalista y tecladista Doug Ingle, aparte de su parte central con un solo increíblemente extenso de batería y con el factor sicodélico como prioridad en toda su esencia.

La banda estuvo a punto de tocar en Woodstock, ya que reunía todos los elementos para consagrarse aún más en dicho festival, pero una pelea en el aeropuerto se los impidió.

Por lo demás fue una de las bandas en que experimentó con el rock sicodélico por esos años en los cuales este estilo ya estaba dando mucho que hablar por todas partes del globo.

Te dejamos con este viaje de  diecisiete minutos, allá vamos:

 

35 años después llega una gran versión facturada por Slayer, parte de su disco Soundtrack of the Apocalypse, un box set que incluía rarezas, registros en vivo e incluso un libro con la historia de la banda.

Dentro de este box set venía incluída esta apabullante versión de ‘In-A-Gadda-Da-Vida’, la cual no dura sus diecisiete minutos originales, si no que es más bien fiel a la versión acortada, pero esta vez mucho más asesina en poder de Slayer:

 

Bueno y como bonus track nos fue imposible no recordar la gran mención a este clásico en la serie Los Simpsons, donde Bart Simpson cambia las partituras del órgano de la iglesia por esta canción en una de las escenas más divertidas y recordadas de la serie:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *