2×1: “Live and Let Die” Paul McCartney/Wings vs. Guns N’ Roses

2×1: “Live and Let Die” Paul McCartney/Wings vs. Guns N’ Roses

El año 1973 se estrenó la octava película de la saga del Agente 007, la primera protagonizada por Roger Moore. La película fue titulada Live and Let Die, basada en la novela del mismo nombre, quiso contar con un soundtrack adecuado y qué mejor que recurrir al ex-Beatle en ese momento: Paul McCartney y su aventura musical que vivía junto a su esposa Linda y otros músicos llamada Wings, para interpretar esta canción, también del mismo nombre de la clásica cinta.

Para la grabación de la canción Paul McCartney volvió a reencontrarse con el productor de The Beatles por excelencia: el gran George Martin, con quien trabajaron juntos en esta oportunidad, la canción reúne los elementos que Martin sabe trabajar muy bien como es la orquestación así que su participación fue esencial en el resultado final del tema.

Para la película incluso se le solicitó a McCartney que viajara al Caribe, lugar de la filmación filmando, donde se le vio por ahí asustado junto a su piano por el ruido de las explosiones y de los efectos especiales. Desde esta época que ya fue todo un clásico en las presentaciones de McCartney, incluso en su carrera como solista, dando pie a una presentación espectacular y con muchos fuegos artificiales incluídos.

De esta gran canción se han hecho otras versiones pero sin duda la que más logró ser reconocida y elogiada ha sido la de Guns N’ Roses, que fue parte del espectacular disco Use Your Illusion I de 1991, un disco que tuvo su secuela prácticamente de inmediato con el Use Your Illusion II ese mismo año, ambos discos rompieron esquemas en cuanto a variedad dentro del hard rock y tuvieron mucha influencia del rock clásico y el rithym & blues.

También ha sido pieza clave para las presentaciones en vivo de la banda y acá la vemos en su video oficial, donde podemos ver la última aparición oficial del guitarrista Izzy Stradlin, un poco después Stradlin abandonaría la banda acusando diferencias musicales y un claro hastío de la “dictadura” de Axl Rose por aquellos años:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *