2×1: “Maggie’s Farm” Bob Dylan vs. Rage Against the Machine

2×1: “Maggie’s Farm” Bob Dylan vs. Rage Against the Machine

Dentro de todas las obras atemporales que redondeaban la lírica de canciones de protesta de Bob Dylan, “Maggies Farm” a estas alturas se encumbra como una de las más significativas sobretodo para lo que ha sido el proletariado y la clase trabajadora a través de los años. Su letra, contaba la historia de este tipo que no quiere ningún día más de su vida ir a trabajar a la granja de Maggie, un lugar-donde aparte de ser explotado con labores de esfuerzos físicos sobrehumanos (“Es una vergüenza la forma en que me hace fregar el piso”) -también es humillado con esta especie de familia donde al parecer todos se aprovechaban e incluso se burlaban de la esclavitud de este acongojado trabajador. La frase “I ain’t gonna work on Maggie’s farm no more” resume un estado y pensamiento que se ha transmitido por generaciones y generaciones desde años de la esclavitud hasta el día de hoy incluso, donde aún hay trabajos donde las condiciones son totalmente adversas y denigrantes para un ser humano, y lo que es peor aún, pésimamente mal pagados en muchos casos.

La original, parte de su gran disco de 1965 Bringing It All Back Home:

 

 

El disco de covers “Renegade” de Rage Against The Machine del año 2000 aparte de haber resultado un disco con muy buenas adaptaciones, donde lo que primó fue mantener la potente e incendiaria identidad de la banda musicalmente, también se preocupó que todo el conjunto fueran himnos revolucionarios con un contenido de conciencia social tales como los cuales siempre ha facturado la banda de Los Angeles en sus canciones originales, y el caso de este cover de Dylan no iba a ser la excepción, al contrario, una reversión que en ejecución dista bastante de la original, casi irreconocible, pero que a la vez está llena de abrumadores riffs y nutrida con una de las gargantas más temibles del rock contemporáneo como es la de Zach De La Rocha.

La furiosa versión de RATM, con sus letras incorporadas:

Patricio Avendaño R.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *