2×1: “Seemann” Rammstein vs. Apocalyptica ft. Nina Hagen

2×1: “Seemann” Rammstein vs. Apocalyptica ft. Nina Hagen

“Komm in mein Boot/ ein Sturm kommt auf/ und es wird Nacht” (Sube a mi barco. Se acerca una tormenta y se hace de noche). Es la invitación que los alemanes de Rammstein nos hacen a través de Seemann (marinero, en alemán), tema tanto de su álbum debut Herzeleid (1995), como del posterior single, Seemann (1996).

Según consigna a Metal Hammer Richard Z Kruspe, guitarrista de la banda, los inicios de Rammstein fueron muy difíciles. Problemas personales; amores fallidos; condiciones duras de trabajo de la banda, son el contexto de este gran debut.

¿Y cómo resumo ese período de nuestras vidas?”, recalca Kruspe. “Tuvimos que pasar por todo ello para estar en el lugar donde nos encontramos actualmente.”

Entendiendo ya el contexto en el que los músicos lidiaron en esos años, este track es sobre el diálogo interno de un hombre y su soledad, lleno de nostalgia y una profunda tristeza. Estos sentimientos se conectan claramente con el ambiente rondante: otoño, oscuridad, lluvia, frío.

Jetzt stehst du da an der Laterne/ Hast Tränen im Gesicht (Ahora estás ahí, de pie junto al faro/ Con lágrimas en el rostro/ La luz del día cae hacia un lado/ El viento del otoño barre la calle hasta quedar vacía).

En ocasiones esta tristeza raya en desesperación o inquietud, representadas en elementos como las velas, el viento o el mar.

Wo willst du hin?/So uferlos die kalte See/ Komm in mein Boot!/ Der Herbstwind hält die Segel straff. (¿A dónde vas?/ Así que el mar frío no tiene límites/ ¡Entra en mi barco!/ El viento de otoño mantiene las velas tensadas).

Como grandes elementos igual de esenciales, la melodía y por supuesto, la voz tanto de Till Lindemann como de Nina Hagen juegan un papel fundamental al oír ambas versiones.

Lindemann nos muestra su tono alto y voz limpia no convencional entre sus temas ya más conocidos. Expresa fragilidad y tristeza profundas que se combinan con lo dramático y tenso, con lo suave y potente de sus instrumentos.

Nina Hagen es una de las madrinas del punk. Cantante, compositora y actriz alemana. Artista controversial y confrontacional, invitada ideal de los finlandeses Apocalyptica para trabajar con un tema de Rammstein, y cuya versión aparece en su álbum Reflections (2003).

Su voz aquí es expresiva, potente, orgullosa, melancólica con una dualidad de fuerza y fragilidad que trabaja con sus tonos bajos característicos que se entremezclan con el sonido que refleja tranquilidad y oscuridad dadas por las cuerdas. Y el constante golpeteo de la batería, agrega como elementos la lentitud y la pesadez de vivir.

Esta versión rememora en su estilo interpretativo a canciones de amor francesas del siglo XX como las de Edith Piaf o Charles Aznavour.

Seemann suma como un tema interesante, atractivo, que causa curiosidad y con puntos de vista masculino y femenino en su interpretación de manera impecable por ambos cantantes y ambas bandas.

Por Sandra López 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *