Arcade Fire en Lollapalooza Chile 2014: Al borde de la perfección

Arcade Fire en Lollapalooza Chile 2014: Al borde de la perfección

Arcade_Fire_0642

Festival Lollapalooza Chile 2014, domingo 30 de marzo, 20:30 hrs, escenario Coca-Cola

Con una convocatoria enorme (mucho mejor de la presupuestada) Arcade Fire hizo finalmente su debut en el marco del Festival Lollapalooza 2014 en nuestro país. Una banda que se las ha ganado, disco tras disco nos ha mostrado una capacidad de reinvención e innovación totalmente notable. “Reflektor”, su disco lanzado a finales del año pasado, no hizo más que confirmarlo, y de paso sirvió para que la banda rearmara todo un concepto detrás, que incluye toda esta imaginería algo surreal que se puso en práctica ayer en su show cuando ya caía la noche de frentón, a eso de las 20:30.

Tras la aclamada entrada de sus dos líderes Win Butler y Régine Chassagne, el “equipo” se fue acomodando cada uno en sus puestos de combate, un equipo compuesto por la planilla oficial e invitados, como los percusionistas haitianos que inyectaron claras dosis de ritmo en los tambores cuando cada canción lo requería; de los demás, ni hablar, cada uno por su lado pero en servicio del concepto global a full concentración: los violinistas, tecladistas y la sorprendente capacidad para ir intercalándose instrumentos y posición entre uno y otro músico también logran redondear esta puesta en escena deslumbrante de la banda norteamericana.

Un show lleno de sorpresas, desde el inicio, ‘Reflektor’ se encargó de abrir y la multitud abalanzándose hacia delante de pura emoción; el carisma de Butler quedando claro de un principio, un líder innato, que no transmite arrogancia para nada, al contrario, bromea cada vez que puede y está en constante movimiento y preocupación de que todo salga bien; Régine, qué decir, su sonrisa conquista corazones de inmediato, ella es adorable, aparte de cantarnos lindo sonríe todo el tiempo y con mucha naturalidad. Un plus totalmente grato que ofrece la marca Arcade Fire.

La verdad es que ya con cuatro discos la banda tiene un repertorio muy amplio de buenas canciones: ‘Neighborhood #3 (Power Out)’ sacudía con su eficacia electrónica y pop, ‘Rebellion’ emocionante de principio a fin, la habilitación de una pasarela hacia el centro dejó sorprendidos a todos, ahí mismo su tecladista Richard Reed Parry se apareció golpeando una caja como enajenado, la pasarela también sirvió para la aparición de Win Butler y una estremecedora interpretación de Régine paraIt’s Never Over (Oh Orpheus)’ a la cual, acto seguido, nos deleitó con ‘Sprawl II (Mountain beyond Mountains)’, una canción del The Suburbs que es muy propia de ella, donde se nos declaró claramente como una de las mejores voces y encanto interpretativo del pop hoy en día. El tema fue cantado por demasiadas gargantas desbordando emoción.

Antes el bloque “The Suburbs” nos mostraba las imágenes del video en pantalla gigante, en una contundente interpretación. ‘Ready to Start’ volvía a remecer las masas y los saltos más los “eh-eh-eh!” estaban a la orden del día. El concierto fue una verdadera fiesta y nadie quería quedarse fuera.  La imponente ‘No Cars Go’ se encargaba de poner nuevamente en práctica el factor orquestal de los canadienses y luego llegaron los tributos a Pixies con una apaciguada y corta interpretación de ‘Wave of Mutilation’.

El primer retiro de la banda del escenario traería uno de los momentos más  freaks de la noche, que es cuando “The Reflektors”, esta banda ficticia con estas grotescas cabezas entra en escena con “Esta Luz Nunca se Apagará” de Mikel Erentxun de fondo, el cover en español  de la canción de The Smiths “dedicada a Johnny Marr” como decía la singular agrupación de juguete, hablamos del ex-guitarrista de la emblemática banda inglesa que se había presentado horas antes. Luego Butler y compañía reingresan echando a estos supuestos infiltrados “nos vamos cinco minutos y cualquier banda nos ocupa el escenario” reclamaba para regocijo de varios el vocalista.

El final se acercaba y la rocanrolera y boogie-woogie ‘Normal Person’ estallaba todo, la tribal ‘Here Comes the Night Time’ y su cadencioso ritmo seguiría  e hizo bailar a toda la fanaticada que ya llegaba al borde del éxtasis,  la lluvia de papel picado en conjunto con ‘Wake Up’ daban el cierre a esta emocionante presentación, que, sin duda, quedará enmarcada como quizá EL gran show de Lollapalooza 2014, con una banda que tiene todo que ver con el mágico concepto del festival. Un verdadero lujo de espectáculo y que esperamos volver a ver muy pronto por acá.

Setlist:

Reflektor
Flashbulb Eyes
Neighborhood #3 (Power Out)
Rebellion (Lies)
Joan of Arc
The Suburbs
The Suburbs Reprise
Ready to Start
Neighborhood #1 (Tunnels)
No Cars Go
Intervention
(w/ Pixies’ “Wave of Mutilation)
Afterlife
( New Order’s “Temptation” snippet)
It’s Never Over (Oh Orpheus)
(Régine on B-stage)
Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)
(‘Damian Taylor Remix’ intro)
Encore:
Esta luz nunca se apagará
(Mikel Erentxun song) (The Reflektors banda ficticia)
Normal Person
Here Comes the Night Time
Wake Up

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *