Anton Fest: El metal chileno celebró a Teatro Caupolicán lleno el cumpleaños 50 de Anton Reisenegger

Una noche para no olvidar dejó la celebración de los 50 años del gran Anton Reisenegger

“Esto no es una celebración mía, sino que de todos ustedes, hueón!“, una frase que repitió más de una vez el gran celebrado de la noche y que refleja de punta a cabo lo que pasó.  Fue un gran motivo para celebrar, los 50 años de toda una figura del metal nacional sí, pero además para celebrar a grandes bandas de metal nacionales y una convocatoria tremenda para un acierto de la productora Chargola al reunir un selecto espectro de música metal variada y de excelencia de la parte más extrema de nuestro sonido.  La respuesta del público llegó en masa y eso es a lo que apuntaba Anton Reisenegger con sus emocionadas palabras.

Continuar leyendo “Anton Fest: El metal chileno celebró a Teatro Caupolicán lleno el cumpleaños 50 de Anton Reisenegger”

Disco Inmortal: Bad Brains (1982)

El disco homónimo de 1982, publicado por el sello especializado en cassettes Roir Tapes, es un trabajo único, ya que la banda se arriesga a mezclar toda la energía destructora del hardcore con el espíritu del reggae, logrando pavimentar un camino propio con una propuesta musical original.Desde su portada (un rayo que apunta y cae sobre la casa blanca) ya podemos percibir un disco con un mensaje más que potente. Al dar play y subir el volumen, cualquier duda es despejada.

Las canciones que contiene este enorme trabajo son canciones, que en su mayoría, no superan los 2 minutos de duración y muchas de ellas sorprenden por la velocidad de sus riffs, ritmos de batería y letras incendiarias. El tema encargado de abrir el disco es “Sailin’ On” con una melodía fresca y agresiva, pero que a su vez tiene toda una onda funk que le da un carácter y personalidad inigualable.

En temas como “Dont’t Need It” y “Attitude” dan ganas de moverse o pararse del asiento, ya que la precisión y lo increíblemente rápido de sus ritmos hacen que nuestro cuerpo reaccione de manera inmediata desatando la locura. En “The Regulator” y “Banned in D.C” los dardos apuntan directamente a las autoridades con textos inteligentes y muy críticos de la situación política.

Otras de las características importantes de Bad Brains y que marcaban la diferencia con otras bandas de este estilo, era su pensamiento positivo, no había tanto anarquismo, ya que es sabido que la banda profesa la religión rastafari y esto claramente se refleja tanto en espíritu como en lo artístico. Esta postura también queda plasmada con canciones como “Jah Calling” un instrumental dub o la muy calmada, pero no menos critica “Leaving Babylon” y todo el amor de “I Luv I Jah” que funcionan como una pausa perfecta y que nos permiten comprender un poco mas el universo en el cual se desarrolla la propuesta de la banda.

El ritmo vuelve a aumentar y la agrupación vuelve a la carga con todo y lo hace de la mano de canciones como “F.V.K. (Fearless Vampire Killers)”, “Big Take Over” o el himno de ritmo frenético “Pay to Cum” en donde quedan demostrado los altos niveles de precisión con que tocan los músicos, a través de melodías emblemáticas del hardcore vieja escuela.

En su mayoría el hardcore punk contiene mucha rabia y en algunas ocasiones sin rumbo, en cambio en la música de los Bad Brains se desborda una energía positiva con un lúcido mensaje, como si al mismo tiempo tuvieran en su interior una potencia tanto para la destrucción como para el cambio constructivo y el respeto por el otro. Es verdad que con el paso del tiempo la banda tuvo una carrera inestable, lo cual les impidió tener mayor popularidad, pero sin duda alguna es una de las bandas más influyentes del estilo y este disco en particular, es un proyectil espiritual que vale la pena re escuchar cuantas veces se nos permita.

Por Carlos Bastias

Discomania: “Back to The Primitive”, el disco de Soulfly que tuvo estelares invitados

Después de un debut aclamado por la crítica y en pleno reinado del nu metal, Max Cavalera comenzaba a preparar su siguiente ataque explosivo de la mano de Primitive, segundo álbum en la mutable carrera de Soulfly. Un proyecto dirigido a la fusión de sonidos metaleros con la raíz étnica y tribal, un estilo ya característico en la música del brasilero y que se arrastra desde los tiempos de su recordada banda Sepultura, especialmente en la época de los insignes discos Chaos A.D. y Roots.

La pista que abre el álbum es “Back to the Primitive”, canción que desde un principio se perfila como una de las grandes y con más onda de las composiciones jamás grabadas por el grupo, si bien es una canción simple, contiene una energía desbordante, de ritmo fascinante y lleno de groove, con un mensaje que reclama volver al estado de la política donde la sociedad estaba organizada en tribus locales, en lugar de un gobierno general.

La rabia se hace presente en “Pain”, a través de un riff repetitivo y punzante. Estamos frente a una canción con todo el estilo aggro del año 2000 y que en la actualidad puede resultar monótona, pero se ve reforzada, entre otras cosas, por la participación de Chino Moreno de Deftones,un viejo amigo de Max (no hay que olvidar que el nombre Soulfly nace de la canción “Head up”del disco Around the Fur).

Aunque la música de Soulfly tiene una raíz en el hardcore y el metal, también queda un espacio para la espiritualidad y experimentación, esto se puede percibir en “Bring It”, que en principio no muestra mayores diferencias con la canción anterior, pero en donde hay ciertos ritmos que resultan interesante de escuchar y en la cual se puede apreciar la admiración que siente Max Cavalera por la música de Bob Marley, queda demostrado en el ritmo de reggae que se desarrolla en la parte intermedia del tema y que es un gran contraste con los riffs más pesados.

Jumpdafuckup” es otra de las canciones que tiene entre sus líneas a un ilustre invitado, en este caso la colaboración se encuentra a cargo de Corey Taylor, reconocido vocalista de Slipknot y Stone Sour. El tema tiene un típico desarrollo nu metal, comenzando con un riff potente en afinación baja, para continuar con una parte cantada, casi susurrada a cargo de Taylor, pero que en cierto punto estalla con gritos guturales llenos de rabia.

En “Mulambo” se hace latente todo el espíritu de la selva amazónica y las raíces latinas, incluyendo una variedad de percusiones, pero sin olvidar la parte agresiva. Uno de los puntos altos y que resulta ser una grata sorpresa es la canción “Son Song”que tiene al mismísimo Sean, el hijo de John Lennon haciendo voces y quien entrega una excelente interpretación con un resultado más que interesante. Dos mundos que a simple vista pueden parecer muy alejados entre sí, pero en donde queda demostrado que, la música es disfrutar y compartir, independiente de los estilos o las influencias.

Sigue el nu metal con “Boom”, una canción en donde destacan las guitarras pesadas y algunos tambores de fondo con un coro explosivo. En “Terrorist” aparece un personaje familiar, Tom Araya hace de invitado y pone toda su energía y actitud. Al escuchar, pareciera ser un tema de Slayer sacado del “Diabolus in Musica” o el “God Hates Us All”, al final la canción se acelera, casi como un golpe y aunque en algún punto queda en deuda, es interesante escuchar juntos a estos dos gigantes del thrash e influencias máximas del metal de todos los tiempos.

The Prophet”, comienza con un buen riff, consistente y que resume en parte lo que es el disco, musicalmente fuerte y con letras que reflejan angustia y odio, pero que también presenta ciertas citas filosóficas, lo que indudablemente le da mayor profundidad a la ira de Cavalera y a su tribu musical.

Entrando en la parte final del disco, “Soulfly II” es un respiro, una pieza instrumental cautivante, en donde se puede escuchar un piano e instrumentos de percusión que mantienen la esencia e influencia tribal con una melodía relajante, es un pasaje introspectivo que se agradece y valora. “In Memory Of…” y “Fly high” son los temas más débiles del disco, si bien tienen un enfoque diferente e intentan enriquecer la variedad de estilos, lo hacen de tan mala manera que fracasan en el intento.

En definitiva, Soulfly ofrece una propuesta diversa, con una formación diferente y que, al igual que en su primer disco, cuenta con la ayuda de numerosas y prestigiosas colaboraciones, es quizás en este punto donde radica lo atrayente de esta obra, ya que se enriquece un poco más. Por esta época Max Cavalera trabajaba por encontrar un camino musical para su banda, a veces no con los mejores resultados, gran parte del álbum se queda dentro de los márgenes discretos del numetal; sin embargo y a pesar de todas las deficiencias que puede presentar Primitive, hay una parte musical intrigante y que hace que este disco sea interesante de darle play y seguir escuchando conforme pasa el tiempo.

Por Carlos Bastías

Conciertos que hicieron historia: US Festival — Heavy Metal Day (1983)

Si tiramos nombres de grandes festivales de rock en una conversación de amigos, y nombramos el US Festival, las miradas raras no faltarían. Y es que casi nadie se acuerda ni sabe mucho al respecto a estas alturas. Apenas alcanzó a tener dos versiones y quedó como una postal para el recuerdo (pero qué gran postal eso sí). En 1996 hasta Los Simpsons se rieron de aquello en el episodio Homerpalooza (Reventón, en su versión latina).

Continuar leyendo “Conciertos que hicieron historia: US Festival — Heavy Metal Day (1983)”

New York, New York: Las bandas y artistas que se han inspirado en “La Gran Manzana” norteamericana

“I wanna wake up in a city / That never sleeps / And find I’m king of the hill / Top of the heap…” (“Quiero despertarme en una ciudad / Que nunca duerme / Y darme cuenta que soy el rey / En la cima de todo…”).

El extracto recién expuesto es de la canción New York, New York, considerada una de las composiciones más valoradas en la historia de la música y que representa, para muchos, a la ciudad más poblada de los Estados Unidos. Si bien, Frank Sinatra la popularizó, esta pieza fue realizada por John Kander y Fred Ebb para la película “New York, New York” de Martin Scorsese en 1977 la cual fue interpretada por Liza Minnelli.

Continuar leyendo “New York, New York: Las bandas y artistas que se han inspirado en “La Gran Manzana” norteamericana”

Conciertos que hicieron historia: El mágico show de Led Zeppelin en Royal Albert Hall en el cumpleaños de Jimmy Page (1970)

Un día especial sin duda es y siempre será el del cumpleaños de uno de los más grandes guitarristas de rock de todos los tiempos. En 1970, ese 09 de enero (cumpleaños de Jimmy Page)  fue sin duda aún más especial: Led Zeppelin estaba deslumbrando al mundo tras haber lanzado ese gran debut el año anterior e iba a ser un año importantísimo para su crecimiento.

Continuar leyendo “Conciertos que hicieron historia: El mágico show de Led Zeppelin en Royal Albert Hall en el cumpleaños de Jimmy Page (1970)”

Cancionero Rock: “BYOB”- System Of A Down (2005)

Con sus tres primeras placas System Of A Down había dejado claro al mundo su postura subversiva y denunciante, desde muchos aspectos, no tan solo sobre el genocidio armenio que fue el leit motiv del nacimiento de la banda y su espíritu como tal debido a sus propios ancestros masacrados a manos de los turcos , algo por cierto muy acentuado en el debut homónimo, sino que también mostraban sus descontento como ciudadanos norteamericanos por lo que pasaba en pleno conflicto de la Guerra de Irak, etapa que vivieron en plenitud y que se concentró de forma histórica con el video de “Boom” del “Steal This Album” reuniendo-gentileza del director y documentalista tan anti imperialista como los propios System, Michael Moore-a gente de todas partes del mundo protestando por ello.

Continuar leyendo “Cancionero Rock: “BYOB”- System Of A Down (2005)”