Debutazos que volaron cabezas: Los mejores álbumes debut de la historia (Primera Parte)

Debutazos que volaron cabezas: Los mejores álbumes debut de la historia (Primera Parte)

Iniciamos esta sección porque no muchas veces nos acordamos del primer paso de una banda en estudio, y vaya que hay grupos que dieron un golpe a la cátedra con su primer trabajo. En este ciclo rescataremos algunos discos que iniciaron la ruta exitosa de sus respectivas bandas, en un ciclo que tendrá varias partes, así que la lista que ves acá no son ‘todos los elegidos’, sino diez de una primera tirada que constará de más partes.

Stone Sour: “Stone Sour”

srones

Cuando Corey Taylor decidió alejarse de Slipknot, todos pensamos que estaba cometiendo un error. Menos aún, podíamos pensar que desarrollaría otra banda con igual calidad musical y compositiva. En 2002, su proyecto Stone Sour fue una realidad poniendo los puntos sobre las íes con su exitoso disco debut, el que traía una propuesta rock más dura pero con su voz explorando otras facetas. Del debut homónimo, esta banda se ganó un par de nominaciones al Grammy en la categoría de Mejor Interpretación de Metal, mientras nuestros oídos se deleitaban con propuestas como “Get Inside” y “Bother”, una canción introspectiva que nos llevó a posicionar a Stone Sour en otra gratificante esfera.

Disturbed: “The Sickness”

dist

Músicos con toda la energía y actitud de una banda de rock duro, pero con el cantante David Draiman mostrando una entrega rítmica diferente. Primero fue la rupturista “Stupify” con su fusión de metal-hip hop pegadizo que de inmediato se hizo favorita entre los aficionados, para luego seguir con la agresividad de “Down with the sickness”, pista que traía sonidos de animales, algo único al escucharla en la radio. Las tremendas propuestas de “Voices” y “The Game”, más la sorpresiva versión de “Shout” de los Tears for Fears, fueron una agradable y alienante sorpresa para abrir el milenio.

Audioslave: “Audioslave”

aud

Demasiada falta nos haría un frontman inigualable como Zach de la Rocha, ¿quién podría entregar esa rabia contra la máquina en el escenario y en las composiciones?. La respuesta fue el ex Soundgarden Chris Cornell. El nuevo supergrupo tomó el nombre de Audioslave y lanzó un disco homónimo en 2002 cuya carta de presentación fue  “Cochise”, un rockeo puro que destacó por la poderosa voz de Cornell. El medio tempo de “Like a Stone” siguió mostrando a la banda como una propuesta alejada de su glorioso pasado, pero igualmente potente. Y canciones como “Show Me How to Live”, “I am the Highway” y “Gasoline” completaron un impresionante disco debut.

 

Skid Row: “Skid Row”

61nGtYJMtAL._SY355_

Había un montón de bandas de rock duro a mediados y fines de los ‘80, pero muy pocas contaban con una gama vocal de tal calidad como la proporcionada por Sebastian Bach en Skid Row, manejándose con genial habilidad tanto en los temas rockeros como en las más potentes baladas. En 1989 el disco debut homónimo de la banda golpeó la cátedra con un single sin igual como “18 and life” para continuar con una balada símbolo de esos años: ”I Remember You “; y para cambiar el tono vino el poderoso tercer single ” Youth Gone Wild “, himno de la rebeldía por esos años. Disco inolvidable.

Godmasck: “Godsmack”

51a3VXzdVHL

Una nueva marca de hard rock surgía en la segunda mitad de los ’90, y uno de los líderes del movimiento sería la banda bostoniana Godsmack. Con el multifacético Sully Erna transformado en líder, la banda definitivamente tenía una buena idea de cómo combinar el ritmo y la energía. Del debut salieron temas icónicos como “Keep Away”, un favorito en vivo, “Voodoo” mostró un lado oscuro de su sonido y “Bad Religion” remató la serie de éxitos, asegurándole a la banda un lugar prioritario en la escena rock duro de los años siguientes.

 

Foo Fighters: “Foo Fighters”

foofighters

¿Podría venir algo después de Nirvana?. A Dave Grohl no le quedó más remedio que encerrarse en el estudio a registrar demos por su cuenta y tratar de dar un golpe. Y éste fue Foo Fighters, cuyo álbum debut tocó una fibra sensible en los fans. “This is a Call” no pudo tener un mejor nombre pues la fanaticada respondió y sólo quisieron más. El rockeo sin cuartel de ‘I’ll Stick Around’ les aseguró el éxito, junto con el cambio de ritmo de la pop “Big Me”. Temas como “For All the Cows” y’ Alone+Easy Target” les permitieron granjearse un buen número de fans que los mantienen activos y llenos de proyectos hasta hoy.

 

Rob Zombie: “Hellbilly Deluxe”

rob_zombie_hellbilly_deluxe-front

Se había ganado un espacio con White Zombie. ¿Podría seguir haciéndolo solo y por su cuenta?…La respuesta fue un rotundo “sí” cuando Rob decidió salir de su zona de comodidad y deleitarnos con “Hellbilly Deluxe”. Temazos como “Dragula” y “Living Dead Girl’ se convirtieron en grandes éxitos, los que no se alejaron de la esfera de terror que construyó en torno a su nombre. Las guitarras pesadas y el bajo distorsionado de “Superbeast” y “Meet the Creeper” sólo ayudaron a consolidar a este zombi como un solista de peso.

 

Korn: “Korn”

61rwcjFmyoL

Todo lo que necesitábamos oír en 1994 fue la guitarra y percusión poderosa de “Blind” para saber que Korn iba a ser el próximo gran protagonista del rock, gracias a un sonido brutal y un mensaje que surgía como una nueva voz. Por suerte la banda fue capaz de respaldar el éxito de su single debut y generar favoritos en vivo como “Shoots and Ladders”, “Need To” y “Clown”. El grupo definitivamente tocó la fibra en los fans del rock y metal duro que buscaban una alternativa al grunge, el que había dominado las radios desde hacía varios años.

 

Stone Temple Pilots: “Core”

4e7900788344dc3443a55b6fec7d97d5.700x700x1

El grunge no era lo único que cultivaba Seattle. Stone Temple Pilots llevaba la batuta en una segunda oleada de bandas. Su disco debut creo un gran ruido con temas como “Dead and Bloated” y “Sex Type Thing” antes de convertirse en sensación con “Plush”. Otras canciones como “Wicked Garden”, “Creep” y “Crackerman” mantuvieron el impulso del disco y le dieron tremendo agarre a la carrera que continuaron con mucho éxito.

 

Deftones: “Adrenaline”

DEFT

Siete años demoraría Deftones en grabar esta pieza maestra, ya que “Adrenaline” bastó para reclutar a una base de fans de culto para la banda californiana. Este debut presentó la materia prima del sonido Deftones con canciones como “Bored”, “Lifter” y la excelente “7 words” que proporciona un ligero toque hacia el futuro melódico que les esperaba. El sonido de “Adrenaline” creó la atmósfera, pero el cumplimiento de esa característica se logró estrictamente a través de la composición para ligar con una de las bandas más importantes del rock moderno.

Segunda Parte

Por Macarena Polanco G. 

One thought on “Debutazos que volaron cabezas: Los mejores álbumes debut de la historia (Primera Parte)

  1. No le hacen mucho honor al nombre del sitio Nación Rock…O al menos deberían haberle puesto un sub título al artículo, ya que si hablamos de toda la historia del rock, como dejar fuera a In the Court of the Crimson King, que significó el inicio del rock progresivo, Kill’em all de Metallica un álbum icónico para los amantes del thrash metal o Welcome to Hell de Venom, el cual sería el primero del género black metal, por nombrar tres indiscutibles. Mejor cambien el artículo y acótenlo al grunge o a los 90 en adelante, pq no hay nada de la vieja escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *