“Beautiful James”: la urgencia del mensaje del brillante nuevo single de Placebo

“Beautiful James”: la urgencia del mensaje del brillante nuevo single de Placebo

Últimamente el radar de expectativas al reencontrarnos con algunas bandas favoritas nos ha fallado abrupta y estrepitosamente -y casi como que nos vamos acostumbrando a la decepción, al bajón, la desilusión -al menos eso ha pasado con muchas de las que consideramos bandas consagradas que traen de vuelta algo de música luego de tantos años de espera. Ejemplos de este sentimiento generalizado hay por montones. Hablemos de la dura realidad: Foo Fighters, Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam, Tomahawk, The Offspring, Mastodon, Metallica, solo por contar algunas que no solo han defraudado con singles que nos dejan no solo esa sensación de que “la magia se escapó”, sino que también cuando llegan sus discos completos, cuando aún tenemos esa lucecita de esperanza de que “solo era el single pero hay que escuchar el disco completo”, pero no, y aunque miremos el vaso medio lleno en muchos de estos casos solo podemos encontrar ciertos destellos en tiempos puntuales de algunas canciones. Pero no mucho más. Porque sí, porque por mucho que le tengamos cariño a esas bandas y “queramos que nos gusten” sus nuevos trabajos, hay discos que no dan el ancho para ni siquiera darles espacio en el top 5 de su discografía.

Pues bien, dicho esto y aunque siempre hay subjetividad en ello, es sensato sentenciar que muchas bandas al avanzar su edad lo que era esa genialidad de aquellos “años dorados” simplemente se escapa o las obligaciones contractuales y la premura por sacar material juegan muy en contra en determinados casos. Hay varios factores en juego en que la industria puede tener una buena parte de la responsabilidad, pero la marca es de quien crea, siempre es el artista y la banda la que firma, es casi una premisa y un tranco muy odioso/pesado con el que lidiar, y que solo algunas logran superar; ya que inevitablemente a la mayoría se les hace cada vez más difícil recuperar ese brillo, aquel lugar en el tiempo en que todo estaba alineado y que les hizo dar el salto: desbordar de emociones a sus fans, captar el momento mágico desde donde nació ese instintivo sello propio, ese que nada ni nadie te pudo copiar o igualar, pero al mismo tiempo ese en que dejaste una estela enorme de luz creativa al que muchos se quisieron arrimar. Placebo lo hizo en su glorioso período en los 2000’s, pero hay que decirlo, también había caído en ese triste saco de la pérdida de luz e inspiración en sus últimos lanzamientos.

Con un poco de miedo y con ese radar de expectativas casi marcando en 30, nos encontramos con que Placebo lanzaron su primer sencillo en cinco años, Beautiful James. Es el primer material nuevo desde que la banda lanzó Jesus’ Son en 2016 y resultó ser un track que rescata todo lo que queremos de una canción de Placebo: amor, nostalgia, emoción, oscuridad, emotividad y un feeling impresionante gentileza de Molko en la interpretación.

Una declaración que acompaña al lanzamiento dice: “Es con algo de emoción cuando llega el nuevo single Beautiful James, nacido en un mundo que está tan dividido como siempre”. Da la impresión que la banda siempre ha sentido esto que se ha estado intensificando cada vez más y que motiva su lírica: el rechazo, la polarización, el odio y la división acentuado por las crisis mundiales en un planeta en que internet es cada vez más radical, odioso y poco solidario y humano.

“Con el telón de fondo de las relaciones globales fragmentadas, el abuso en línea indiscutible y el temor generalizado entre los de mente estrecha de lo que no pueden entender, Beautiful James trae consigo un mensaje de desafío que busca normalizar y celebrar las relaciones no heteronormativas en una canción”, dice lo que podemos considerar una maravillosa descripción de sus propios autores.

Everybody lies one hundred times a day
The silence in your hard eyes
Is far too rare to give away
And it’s exactly why I stay

Y es que no fue un track cualquiera y la banda apostó y trabajó en eso. Podemos seguir citando: “Creada a través del esmalte del insomnio, la banda dio la vuelta a su proceso creativo para dar vida a Beautiful James. Significó abordar su trabajo juntos de una manera nueva, que comenzó primero con imágenes fotográficas y un título de canción que evocaba un cierto sentimiento, mucho antes de que se escribiera cualquier música. La canción resultante es tan poderosa como tierna, una obra de arte decididamente desafiante y, en última instancia, necesaria”, declararon orgullosos, sentenciando claramente la importancia de parir todo desde una imagen, un sentimiento, una idea, pero siempre desde la emotividad. La música vino después, la garra de Molko, los abrasivos sintetizadores y los clímax que pueden parar de igual a igual este tema con “Special K”, “This Picture” o “You Don’t Care About Us”, por citar algunas.

No hay que preguntarse mucho quien es James, Beautiful James, si Brian dijo que ni él sabía quién era ¿Es siquiera un hombre? ¡Dependerá de nosotros ver quién es nuestro James favorito!, pero ahí está.

“Si la canción sirve para irritar a los cuadrados y a los tensos, que así sea. Pero sigue siendo imperativo para mí que cada oyente descubra su propia historia personal dentro de ella; realmente no quiero decirles cómo se sientan”.
Molko no solo vuelve a estar creativo, sino que también los años lo han regado de sabiduría.

Por Patricio Avendaño R.