Cancionero Rock: “Airbag”- Radiohead (1997)

El tercer álbum de Radiohead, “OK Computer”, tiene un memorable arranque: la canción “Airbag”, el tema de inicio que fue elegido como quinto y último sencillo del disco de 1997. El riff del guitarrista Jonny Greenwood da la bienvenida a una historia que, en pocas palabras, remite a un hecho de la vida real que el cantante y compositor Thom Yorke experimentó en 1987, una década antes de esta canción: El vocalista y su novia de ese entonces sufrieron un accidente automovilístico. Si bien Yorke salvó ileso, ella sufrió una lesión cervical.

La voz de Radiohead se refiere a ese momento: “¿Un airbag salvó mi vida? Nah… pero te diré algo: Cada vez que estés al borde de un accidente, en vez de sólo suspirar y seguir adelante, deberías hacerte a un lado, bajarte del auto y correr calle abajo gritando ‘¡ESTOY DE VUELTA! ¡ESTOY VIVO! ¡Mi vida ha empezado de nuevo!’. En realidad, deberías hacerlo cada vez que te bajes del auto. Sólo manejábamos estas cosas, no teníamos control sobre ellas”. En el momento descrito, Yorke contaba con 18 o 19 años, cuando recién empezaba la banda.

La referencia en las letras está presente en la segunda estrofa: “In a fast German car / I’m amazed that I survived / an airbag saved my life”. También destaca la frase “I am born again” en algunos versos, y la alusión al accidente y al hecho de “estar de vuelta”: “In an interstellar burst / I’m back to save the universe”. La inspiración, a su vez, proviene de un artículo de revista llamado “An Airbag Saved My Life” y del Libro Tibetano de los Muertos, que describe la conciencia post-mortem en el bardo, el intervalo entre la muerte y la posterior resurrección.

En la parte musical, los integrantes de Radiohead y el productor Nigel Godrich dejaron en claro que “Airbag”, como muchas canciones de “OK Computer”, sonaría distinto a lo que tradicionalmente conocíamos de la banda, antes del tercer álbum. En palabras de Godrich: “El loop de batería estaba inspirado en DJ Shadow. Es una divergencia de parte de una banda de rock. Lo que sucedió es que les dije a Thom (Yorke) y a Phil (Selway, baterista) que nos sentemos por un par de horas para componer un loop de batería. Y un día y medio después, ellos estaban como ‘OK, lo tenemos’. (…)”. De hecho, la misma banda reconoce que se aproximaron en emular el estilo de DJ Shadow a pesar de su poca experiencia en programación. El loop de batería se pasó por un sampler digital y se editó con un Macintosh.

Colin Greenwood aporta su línea de bajo, que empieza y se detiene inesperadamente, generando un efecto de dub de los años 70’s. El productor, conocido como “el sexto Radiohead”, le dio el toque final con la pedalera de efectos de Jonny Greenwood. Con tres tomas del músico improvisando en su guitarra, Godrich armó el riff de apertura, que también cierra la canción.

En 2016, Thom Yorke subastó su manuscrito de las letras de “Airbag”, incluido en el interior de una copia del libro “Canciones de Inocencia y de Experiencia” de William Blake. Las ganancias del escrito fueron destinadas para Oxfam (Oxford Commitee for Famine Relief), una confederación de 20 organizaciones sin fines de lucro para combatir la pobreza mundial.

“Airbag” se lanzó en Enero de 1998, tras el éxito de los cuatro singles precedentes de “OK Computer” (“Paranoid Android”, “Karma Police”, “No Surprises” y “Lucky”). Quien haya visto a Radiohead en vivo es probable que se encontrara con esta canción. De hecho, el quinteto de Oxford la tocó en dos de sus tres setlists en Chile: El primero de sus conciertos en 2009 y su regreso en 2018 en el Estadio Nacional. Con su estructura musical y su inspiradora letra, “Airbag” es un imprescindible de la banda británica, que nos enseña a darnos una nueva oportunidad tras un accidente o hecho lamentable. Ideal para emocionarse.


Por Carolina Plaza Vilches.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...