Cancionero Rock: “Chinese Democracy” – Guns N’ Roses (2008)

Cancionero Rock: “Chinese Democracy” – Guns N’ Roses (2008)

Un título atrayente, guste o no la canción, que por si fuese poco fue embutido dentro del inconsciente colectivo; gracias a la dilatada espera para que fuese publicada formalmente —en que figuró como la pista inicial del disco que lleva su mismo nombre. Tuvo una fecha especial para ser presentada, tras siete años de no vérseles sobre un escenario: la madrugada del 1 de enero de 2001, el primer día del milenio, en un muy poco divulgado concierto filmado en multi cámara desde Las Vegas. Aunque trece días después ganó mayor exposición, al haber sido también tocada en la tercera versión del Rock in Rio; el show que más se reprodujo, en los círculos de coleccionistas, de esa primigenia reformulación de Guns N’ Roses.

De vibra clásica y guitarra punzante, contrario al resto del nuevo material inclinado a lo industrial con predominancia de sintetizadores, podría haber calzado de muy buena forma en los primeros discos —a tal punto que desde que surgió la reunión de los integrantes originales, en 2016, Slash no tuvo problema que se mantuviese en el repertorio; siempre ocupando de manera exclusiva para ella una BC Rich de color verde. La pista vocal también es algo que le juega a favor: al contener rangos bajos, para nada demandantes, brilló inclusive en el peor periodo de Axl Rose.

Según explicó el vocalista, la idea surgió en sus años de total ostracismo; tras ver una película dirigida por Martin Scorsese: Kundun (1997), que retrató la vida del Dalái Lama desde su temprana infancia hasta la adolescencia; época en que se auto exilió del Tíbet debido al avance de las tropas de Mao Zedong. Una que “no es necesariamente a favor ni en contra de China; pero que simboliza a uno de los más fuertes, y todavía opresores, países del mundo”, como ilustró el pelirrojo. Lo que no la salvó de ser prohibida dentro del gigante asiático.

Elemento siempre presente en directo, exceptuando su intermitente ausencia de la temporada 2006-07, se le encomendó la misión de ser el único single promocional de la esperada entrega —liberado el 22 de octubre de 2008, un mes antes que el álbum llegase a estanterías. Tema que fue una nota alta, de un trabajo que no convenció del todo, el cual fue el irrevocable punto de inicio de la prolongada la gira promocional (2009-14). Tanto que hasta el mismo Slash expresó, por aquellos días lejanos a la reunión, palabras de elogio para la canción y su momentáneo ex-compañero.