Cancionero Rock: “Christian Woman”- Type O Negative

La lírica de Pete Steele fue totalmente negra y hereje, no cabe duda alguna y dentro de sus musas inspiradoras, más que la muerte misma que nos resuena en casi todo lo que le escuchamos en Type O Negative, también está la historia de esta “mujer cristiana” que se obsesiona a un nivel lascivo de la figura divina de Jesucristo, llena de pensamientos lujuriosos y excitantes sobre la idea de tener sexo con él, con esta encarnación del hijo de Dios que también tiene ciertas dobles lecturas en esto de que “Dios es amor” o ver tanto a su figura como la iglesia como una entidad que absorbe tu fe al nivel de “casarte” o “enamorarte” de ella.

Pete está hablando de un concepto del que se habla mucho en las Escrituras y la fe, y que lo traslada de un matrimonio “simbólico” a una mujer que tiene una atracción física real hacia Dios y Cristo. “Christian Woman”, es parte del imprescindible “Bloody Kisses” como una de sus canciones más épicas y funciona angelicalmente con teclados sacros, coros gregorianos y riffs doom bordeando los nueve minutos y está dividida en tres actos: a) Body Of Christ (Corpus Christi), “el cuerpo de Cristo”; b) To Love God “Amar a Dios” y c) Jesus Christ Looks Like Me “Jesucristo se parece a mí”.

Una mujer atrapada entre la religión y el sexo. Ella trata de ser la buena cristiana… y fracasa. Sus impulsos la atrapan y se desliza cada vez más hacia algo que sabe que está mal. Pero, como todos sabemos por la letra, no le importa una pequeña caída al infierno si consigue lo que quiere porque está loca por ello.

No es primera vez, la imagen divina puesta como símbolo de adoración al nivel de llegar a él sexualmente través de la masturbación literalmente. La fijación con lo prohibido y la atracción con los fetiches religiosos. ¿Habrá querido hacer su relectura gótica de María Magdalena? Sin duda es un tema que produce cosas, tan prohibidas como las que habla, aunque todo está hablado desde la tercera persona (ella) y en la parte final “Jesucristo se parece a mí”, él se refleja como una imagen divina que sitúa esta “pecaminosa” situación de la obsesión de la mujer cristiana con Jesús, dejando el final abierto si realmente está contando la historia de ella o todo pasa por la torcida imaginación de él al pensar en esta historia prohibida y excitarse ante ello. La fantasía sexual central finalmente no es la de la chica con Jesús, sino la de él mismo con esa historia recreada en su cabeza.

“Una cruz sobre la pared de su dormitorio
Por gracia ella caerá
Una imagen ardiendo en su mente
Y entre sus muslos

Un Dios-hombre moribundo lleno de dolor
¿Cuándo volverás a correrte?

Por su lujuria
Ella se quemará en el infierno
Su alma tiene un buen medio
Todo a través de la estimulación manual masiva
Salvación

Cuerpo de Cristo
Ella necesita
El cuerpo de Cristo

A ella le gustaría conocer a Dios
Oh, ama a Dios
Siente su Dios
Dentro de aquí, en lo más profundo de ella”

Por Patricio Avendaño R.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...