Cancionero Rock: “Dancing With Myself”- Generation X (1981)

Cancionero Rock: “Dancing With Myself”- Generation X (1981)

dancing with myself

En Londres o en Tokio o simplemente con el espejo se puede bailar consigo mismo. No se necesita un lugar en específico para hacerlo y menos para Billy Idol junto a sus secuaces de Gen X para lanzar en 1981 “Dancing With Myself”. Sin embargo, todos sabemos que el único que terminó bailando SOLO fue precisamente Idol y con luces propias.

“So let’s sink another drink / ‘Cause it’ll give me time to think” (“Así que déjame clavarme otro trago / Porque me dará tiempo para pensar”) es una de las estrofas que escribió William Michael Albert Broad, mejor conocido como Billy Idol Junto a Tony James y para dar fe de lo que pasaban en ese momento. Por muchos pasajes, pensaron que abriendo los fuegos del próximo disco con “Dancing With Myself” y lanzándolo como single podrían dar en el blanco para sacar a flote un proyecto que se hundía cada día más. No obstante el futuro le tendría en el camino más obstáculos y la canción no parecía ser la solución. Con la salida de dos de sus integrantes fundadores, Idol y James se vieron en la obligación de rearmar al conjunto para seguir trabajando, cambió el nombre que ocupaba en ese entonces la agrupación (Generation X) para dejarlo simplemente en Gen X y lanzaron lo que sería la última placa: Kiss Me Deadly.

cd_generation_x_kiss_me_deadly_england_1front

Para contar con un buen sonido en este nuevo proyecto, reclutaron a varios colaboradores y grandes músicos del punk. Uno de ellos fue el fallecido guitarrista John Alexander McGeoch integrante, entre otras bandas, de Public Image Ltd y de Siouxsie and the Banshees y que es conocido en el ambiente británico como el Jimmy page del Post Punk, por sus emblemáticos riffs. Otro que tuvo la oportunidad de ayudar a los oriundos de Chelsea fue el primer baterista de The Clash, Terry Chimes que ocupaba por esos años el pseudónimo de Tory Crimes. Las colaboraciones por nombres daban más que prestigio a Gen X, pero no fue lo suficiente y terminaron por disolverse.

Años después, con MTV en su apogeo, Idol como solista vio la oportunidad de rectificar y perfeccionar “Dancing With Myself”. La cadena de música lo reconoció por su propuesta musical y por supuesto, por el video que estuvo a cargo de Tobe Hooper, el mismo director que tiene entre sus obras películas de terror como The Texas Chain Saw Massacre (1974) y Poltergeist (1982).

El Post Punk significó una revancha para Idol y sobre todo para “Dancing With Myself”, que lo catapultó al estatuto de estrella y ser parte de la elite de MTV. Incluso el músico, debido a sus excentricidades y comportamiento llamó la atención de Oliver Stone quien le ofreció un papel importante en el filme que recorría la carrera de The Doors y Jim Morrison, pero un accidente en motocicleta lo privó de aquel privilegio, quedando relegado solo a un par de escenas en el cual encarnaría a un tipo llamado Cat.

“Dancing with myself / Well there’s nothing to lose”, sería traducido como “bailando conmigo mismo / Bueno no hay nada que perder” y vaya que tuvo razón Idol con estas letras, pues a pesar que otros de los integrantes de Gen X también lograron momentos exitosos con diferentes bandas, todos los especialistas hacen hincapié en que Idol lo mejor que pudo hacer fue seguir su carrera en solitario, imitando uno que otro gesto de David Bowie, pero dejando una estampa con grados de originalidad que le han valido el respeto como músico y el de ser dueño y señor de “Dancing With Myself”.

generation x

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *