Cancionero Rock: “Estranged” – Guns N’ Roses (1991)

Cancionero Rock: “Estranged” – Guns N’ Roses (1991)

Para lo que fue el tercer trabajo de Guns, los monumentales dos volúmenes de Use Your Illusion (1991), se incursionó en varias canciones cuasi progresivas de larga duración; que se movían cerca de los diez minutos. Una de ellas, Estranged, figuró como el single promocional final; publicado en enero de 1994, el clip antecediéndolo por un mes —época en que ya había acabado el kilométrico tour promocional.

Se trató de una de las nuevas composiciones, en contraparte de las antiguas que fueron recicladas para la ocasión; cuyo origen data de una no muy fructífera residencia en Chicago. Fue una exclusividad de Axl Rose en la individual, que por las fechas se puede deducir que se basó en la ruptura que tuvo con su esposa —Erin Everly, quien antes lo inspiró a hacer Sweet Child O’ Mine. Relación que acabó en 1990, calzando con el “Sólo tengo 28, y soy demasiado joven para dejar que el amor me rompa el corazón”. Con marcados cambios de ritmo se luce la punzante guitarra de Slash, y en directo es cuando brilla Dizzy Reed tras el teclado.

Debutó en vivo para la segunda versión del Rock in Rio (1991), varios meses antes que llegase a estanterías —dentro del LP azul y morado. Fue dentro de todo una exclusividad, que no hizo aparición en cada noche entre 1991-93. Ya para 2001, cuando se reformó la agrupación, no volvió a asomar más; siendo el principal lastre del repertorio. Pero una década después, en el marco del mismo festival carioca; como sorpresa mayúscula volvió a hacerse presente, desde allí en adelante.

Es el último eslabón de la famosa trilogía de videos, con un presupuesto millonario que tiró la casa por la ventana; antecedido por Don’t Cry y November Rain. Tanto la portada del single, como el VHS del detrás de las cámaras, tuvieron una curiosa historia. Mientras estaban de gira, durante 1993, dieron dos conciertos en España. Situación perfecta para que ejerciera de anfitriona, por la ciudad, la banda Los Rebeldes; alguien de ellos entregando como regalo una copia, de la por entonces, su última placa de estudio: La rosa y la cruz, lanzada en esa misma temporada. La similitud de ambos diseños no pasó desapercibida, por lo que se rumorea que los oriundos de Barcelona interpusieron una demanda; en el caso de que la hubiese, poco se supo después.