Cancionero Rock: “I Am The Highway”- Audioslave (2002)

El disco debut de  Audioslave está lleno de buenas canciones, no hay vuelta que darle.  Fuera de esos singles tan decidores para la época como fueron “Cochise”, “Like A Stone” o “Show me How to Live”, ese disco tuvo mucho más que decir. Pero es en esta canción donde Chris Cornell sacó toda la sutileza innata de su naturalidad cuando reclama por su autoestima después de haber tenido complicados momentos en sus relaciones. “No soy tus ruedas, soy la carretera”, canta. Determina que la única persona en la que puede confiar es él mismo, pero que el camino hacia la independencia es largo: “Puse millones de millas por debajo de mis talones y todavía me siento muy cerca de ti”, metaforiza.

Es un momento único en ese disco, y otros rockeros no dejaron de apreciarla: Ann Wilson de Heart grabó esto para su álbum de 2018, Immortal. La colección de canciones covers rindió homenaje a los músicos que murieron recientemente (Cornell se había suicidado en 2017). Wilson conecta “I Am The Highway” a la incapacidad de Cornell para lidiar con la fama. Ella le dijo a Tone Deaf: “Las expectativas que se le hicieron al ser la voz de una generación y una superestrella de los años 90 y 2000 y todo eso, era demasiado para él”.

Wilson hizo una declaración que explica por qué eligió esta canción en particular para honrar a Cornell: “La canción es fuerte, confiada, espiritual. Se trata de una persona que se niega a estar atada a lo mundano, que busca constantemente la libertad y la independencia de una manera más a escala universal, no solo la realidad cotidiana ordinaria. Era el grito desde el alma, y ​​es una hermosa canción. Chris y yo éramos amigos. Teníamos mucho en común, ambos éramos de alguna manera extraños. Nos dejó música increíble.”

Disco Inmortal: Audioslave (2002)

La canción comienza con la letra:

Pearls and swine, bereft of me
Long and weary, my road has been
I was lost in the cities alone in the hills
No sorrow or pity for leaving I feel, yeah

“Perlas y cerdos, carentes de mí”, que es una referencia bíblica al Sermón de Jesús en el Monte de Mateo 7: 6, que dice: “No arrojen perlas a los cerdos, para que no las pisoteen sus pies.” En otras palabras, no compartas nada de valor con alguien que se niega a apreciarlo.

La canción, tal como la letra posee una sensibilidad única, que marcaban un poco la senda del Cornell en solitario, donde se le dio muy bien la veta acústica. Incluso en Soundgarden, que era una banda que abrazaba el rock, Chris contaba que “las canciones suaves era fácil llevarlas a un formato estridente”. Su fórmula siempre arrancó con la veta acústica. Él y la guitarra de palo eran buenos amigos, construyeron esto, pero con el 3/4 de los ex-RATM siguiéndolo como nunca lo habían hecho antes.

Es una canción preciosa, que merece un lugar de honor en el cancionero de Audioslave y de los 2000’s por cierto.

Por Patricio Avendaño

Comentarios

Loading Facebook Comments ...