Cancionero Rock: “I’m Only Sleeping” – The Beatles (1966)

Cancionero Rock: “I’m Only Sleeping” – The Beatles (1966)

“Please, don’t wake me, no, don’t shake me Leave me where I am, I’m only sleeping” (no te apures, no es necesario, no te desesperes, déjame donde estoy, solo estoy durmiendo).

Una de las canciones más ensoñadoras de la historia de la música. Lennon nos invita a flotar en silencio, que nada nos abrume, ni las responsabilidades del trabajo, del capitalismo, de la sociedad en general.

“I’m Only Sleeping”, es una de las tantas obras de los de Liverpool escritas por Lennon, un sencillo desganado, donde John no muestra interés al querer tomar la responsabilidad ni la posta de ser un icono de toda una generación. George lo mantiene despierto con un solo a la inversa que le da un efecto misterioso e hipnótico a la composición, y Paul se relaja y da un bostezo que lo puedes escuchar en el minuto dos dentro de este sueño colectivo hecho melodía.

Este single corresponde al álbum “Revolver”, el cual comenzó a grabarse en abril de 1966, uno de los discos que cambia el rumbo de la banda, ese punto de inflexión entre la fanaticada gritando a los primeros compases, y el paso a la espiritualidad, al contemplar la vida de otra forma. En el proceso de producción del sencillo, el cual les llevó once tomas para llegar a cobrar forma, se comenta que George Martin demoró seis horas en perfeccionar el solo psicodélico realizado por Harrison el cual se logró en el uso de varias velocidades dentro de la mezcla.

A lo largo del tiempo, la canción ha sido versionada por artistas como The Vines, Roseanne Cash, Sugg, Bathory, Stereophonics, Jeff Tweedy, Jason Falkner, Family, Neal Casal, Phil Angotti y R. Stevie Moore.

“Yawn, Paul”, bosteza, relájate, nada es real. Lennon nos invita a recostarse, mirar el techo y contemplar nuestra frenética rutina, que nos motiva y desmotiva al mismo tiempo de vez en cuando, que transitamos en un ir y venir constante dentro de la carretera de la vida, que nos hace reflexionar con esta melodía de fondo de guitarras desganadas que vamos muy rápido, a veces sin rumbo, sin objetivos, solo por cumplir o aparentar, que el futuro no es ninguno, que terminaremos pateando piedras. Pausa.

Sencilla, tenue, un tema que sin ganas de quedar en la historia, ingresa en el subconsciente como una melodía que quizás es un sueño del cual no quieres despertar, que te dice quédate en la cama, flota río arriba, no me despiertes, no me sacudas, “solo estoy durmiendo”.

Por Diego del Campo