Cancionero Rock: “The Girl Can’t Help It”- Little Richard (1956)

“Actuando, todo lo puedo” decía Little Richard para representar su música y el estilo que lo inmortalizó en la década del 50. De ‘Ricardito’ se conocen muchos singles tanto como “Tutti Frutti” como “Jenny Jenny”, en una época donde Ray Charles, Fat Domino o Chuck Berry dominaban la escena del rock and roll. No obstante, Richard ya se había hecho su espacio con un disco que le pavimentó el camino para ser reconocido entre los grandes: “Here’s Little Richard”, que, además, le significó ampliar su carrera para llegar el cine y tener su música como banda sonora.

“The Girl Can’t Help It”, fue la canción de la sátira del rock and roll del aclamado caricaturista, director y guionista estadounidense Frank Tashlin. Su obra de 1956, la llamó con el mismo nombre de la canción escrita por el pianista Bobby Troup, pero popularizada por Little Richard en el mundo entero, siendo que la canción originalmente no fue escrita para tener un estilo de rock and roll. En el inicio de la cinta, el mítico actor Tom Ewell, encarnando a Tom Miller, hace un pequeño monólogo al telespectador a una de las comedias musicales clásicas más recordadas del siglo pasado, para luego ser interrumpido por la popular canción: “She can’t help it, the girl can’t help it / She can’t help it, the girl can’t help it / If she walks by and the men folks get engrossed / She can’t help it, the girl can’t help it / If she winks an eye and bread slices turn to toast / She can’t help it, the girl can’t help it / If she’s got a lot of what they call the most / She can’t help it, the girl can’t help it” (“Ella no puede evitarlo, la niña no puede evitarlo / No puede evitarlo, la niña no puede evitarlo / Si ella pasa y los hombres se vuelven absortos / Ella no puede evitarlo, la niña no puede evitarlo / Si ella guiña un ojo y las rebanadas de pan se convierten en pan tostado / No puede evitarlo, la niña no puede evitarlo / Si ella tiene mucho de lo que más llaman / Ella no puede ayudar eso, la niña no puede evitarlo”), se escucha mientras bailan al alero de un buen rock diferentes parejas en una de las primeras cintas hechas con la tecnología de cinemascope. Asimismo, la canción es puesta nuevamente mientras la protagonista Jayne Mansfield, considerada una de los símbolos sexuales de fines de los 50, pasea por las calles, para luego dar paso a que Little Richard se haga presente en la cinta con “She´s Got It”.

“La música expresa cultura. El refinamiento y la elegancia cortés de nuestros días”, enumera de manera elocuente Ewell simbolizando lo que es uno de los singles más conocidos en la historia de la música. No por nada, llegó a posicionarse entre los primeros puestos de los Billboards y la revista Rolling Stone la incluyó entre las mejores 500 canciones de todos los tiempos. El single que inmortalizó el cantante afroamericano, fue posicionado en el lado B del segundo disco homónimo de Richard y que en Reino Unido fue lanzado como Volume 2.

Aparte de salir en el largometraje de Tashlin, encontramos “The Girl Can’t Help It” en la cinta de culto de John Waters de 1972. Transgresora y rupturista para sus tiempos, Pink Flamingos se transformó rápidamente en una película controversial por los actos presentados en planos explícitos por parte de su actriz principal, Divine que personalizó a Babs Johnson. La cinta de Waters y el papel como draq queen le significó a Harris Glenn Milstead ser reconocida en el ambiente de las películas de bajo presupuesto; no obstante, su popularidad la llevó a trabajar con uno de los mayores íconos de Hollywood como fue César Romero en el western Lust In The Dust de 1985 y ser considerada para participar en Matriomonio con hijos, antes de morir a sus prematuros 42 años.

Sin desviarnos del foco principal, la canción de Richard fue ocupada muy asertivamente por el creador de Cry-Baby, ya que improvisó un pequeño video clip donde Divine es mostrada tal cual como recita la letra de Troup donde los hombres quedan pasmados o admirados, haciendo una parodia y caricaturización a lo que fue la obra de Tashlin. A pesar de esa representación, el director fue más allá y dejó que la intérprete improvisara la escena donde realiza sus necesidades en medio de la calle. Uno de los detalles que más sobresalió y originó una serie de discusiones y polémicas fue la escena final de la película donde la protagonista consume un coprolito de un perro. Una acción en la cual el cineasta originario de Baltimore realizó sin cortes.

La comedia negra de Waters contiene, además, de la canción de Little Richard ostenta una serie de éxitos de fines de los 50 y principios de los 60, donde destaca Bill Halley o The Centurions. Considerado por sí mismo como el ‘‘Predicante Rey del Rock & Roll, Rhythm & Blues y Soul’, ‘Ricardito’ ha sido homenajeado por diversos artistas por su reconocida “The Girl Can’t Help It”, entre ellos se encuentran los liderados por Robert Plant y Jimmy Page con Led Zeppelin y los oriundos de Newcastle, The Animals.

Por Bastián Cifuentes

Comentarios

Loading Facebook Comments ...