Cancionero Rock: “Mil Horas” – Los Abuelos de la Nada (1983)

Cancionero Rock: “Mil Horas” – Los Abuelos de la Nada (1983)

La otra noche te esperé / Bajo la lluvia dos horas / Mil horas como un perro / Y cuando llegaste me miraste / Y me dijiste loco / Estás mojado, ya no te quiero“, canta Andrés Calamaro en esa clásica canción de Los Abuelos de la Nada titulada “Mil Horas” y que es considerado uno de los singles por excelencia del rock argentino y latinoamericano.

La canción tiene una mística gigante, gracias a que en la banda había grandes músicos, aparte de Andrés, entre ellos, Marcelo ‘Cuino’ Scornik quien era el compañero de escritura de Calamaro por esos años. “Recuerdo perfectamente los distintos momentos en los que escribimos el tema… lo que quizá no entendíamos en ese momento era qué era exactamente esa canción. Al contrario de cuando un actor que encarna a San Martín sabiendo que va a liberar Argentina, Chile y Perú, nosotros jamás nos imaginamos lo que pasaría con esa canción“, contó en una entrevista Scornik al diario La Nación de Argentina.

El sencillo que pertenece al disco “Vasos y Besos” de 1983 tuvo gran acogida por el público en los años que el rock argentino vivía un auge por los sonidos que se estaban gestando. El hit, al principio, no le gustó a la banda y Charly García, quien había producido su primer disco, tampoco pareció estar muy satisfecho por el resultado de la canción, pero los fans y la gente dijeron lo contrario. “Cuando la empezaron a tocar Los Abuelos en vivo fue una cosa bastante impresionante, el público se conectó de inmediato”, dijo ‘Cuino’.

Cecilia Szperling, la mujer que inspiró a Calamaro

La musa que tuvo Calamaro para realizar parte de la letra del éxito ochentero tiene su génesis en la amistad que mantuvo por esos años con la escritora y periodista Cecilia Szperling debido a que los dos fueron al mismo centro educacional. “En la escuela nos veíamos todos los días, después hubo una inercia y alguna vez tocó el timbre de mi casa, pero quedó ahí”, comentó.

El aprecio que tuvieron duró por largos cuatros años y Andrés encontró en ella la inspiración necesaria para crear la composición que se posicionó como la quinta mejor canción de los 80’ por la cadena VH1 de Latinoamérica. “Nunca fuimos novios, pero fuimos mejores amigos. Yo seguramente era su mujer ideal, pero en ese momento teníamos una relación de jardín de infantes”, declaró Cecilia agregando que “me evadía. Pero no me iba, por nada dejaría su compañía, su conversación, su sonrisa”.

En una entrevista realizada por el programa Teleshow le consultaron a qué se refería el creador de “Dulce Condena” con la icónica frase “la otra noche te esperé bajo la lluvia dos horas, mil horas como un perro”, a lo cual la escritora detalló que “soy una persona informal, puedo organizar un encuentro y no ir. Es una característica horrible que siempre tuve. Tal vez Andrés me espero una o dos horas. Además, en la adolescencia hay tiempo y sobra paciencia”.

La otra noche te esperé bajo la lluvia dos horas, mil horas como un perro / Y cuando llegaste me miraste Y me dijiste loco Estás mojado, ya no te quiero“.

La canción de Los Abuelos de la Nada ha sido versionada en muchas oportunidades, tanto en la música como por barras de fútbol de Argentina y Chile. No obstante, bandas como Los Enanitos Verdes o El Sindicato Argentino del Hip Hop se han encargado, junto a tantos otros, de mantener viva la obra de Calamaro y compañía como una de las más eximias piezas del rock en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *