Cancionero Rock: “Stripsearch” – Faith No More (1997)

Cancionero Rock: “Stripsearch” – Faith No More (1997)

Hasta mediados de los 90’s Faith No More lo que mejor sabía hacer era volarnos la cabeza en base a riffs demoledores, mucho ingenio en las letras y un bajo y ritmos aplastantes. Pero no era todo lo que iba a desempolvar la banda, sobre todo con Patton en sus filas, lo que marcó toda una nueva etapa. Ya en el “King for a Day” encontramos variopintas influencias que iban mucho más allá del rock, como aquel tema funky/soul muy cadencioso como ‘Evidence’ o la bossanova atrapante de ‘Caralho Voador’, definitivamente unos FNM probando con otros ritmos y sensaciones, como nunca lo hicieron.

The Album of the Year llegó en 1997 y en un complicado momento —donde cual karma con los guitarristas— la banda se vio nuevamente obligada a contratar a uno de reemplazo tras la salida de Dean Menta, que nunca funcionó muy bien en el estudio, para darle la entrada en este caso a Jon Hudson, que para sorpresa de muchos tomó roles protagónicos en muchas canciones de este disco. Pero también fue el trabajo del productor Roli Mosimann que entró bastante en juego, pese a que Hudson llegó a componer y fue aportante en algunas canciones, pero acá las mesas de sonido y los experimentos del productor fueron bastante acertados, justamente en el track que hoy dedicamos texto.

“Stripsearch” según cuenta Billy Gould, fue un excelente ejemplo de la magia de Mosimann y sus aventuras en la naciente era digital. El comienzo de la canción fue programación, pero luego tomó un loop de batería de la intro, lo cortó y combinó cada pieza con la pista de batería de Mike Bordin, una por una. “La leyenda cuenta que se obsesionó para llegar a unas 30.000 ediciones, o algo tan exagerado como eso” dijo. Viniendo de un mundo de grabación analógica, la proeza del productor fue hacer que todo el sonido cambiara. El bucle al principio marcó una gran diferencia. “Antes de ponerla, la canción sonaba más como Queensrÿche” afirmaba el bajista. “Pero después del bucle, sonaba más como Portishead o algo así”. Le dio una inclinación diferente y más oscura en un año que ese estilo se apoderaba de listas y estaba en una explosión llegando a las masas. De hecho, fueron estas declaraciones que llegaron a oídos de los dos Geoffs: Tate y Barrow (Queensrÿche y Portishead) y que respondieron: “Lo deseamos”.

Billy Gould se encargó de darle el crédito correspondiente a Jon Hudson. “En cuanto a la escritura, simplemente no estábamos hablando el mismo idioma que Dean” dijo el carismático miembro, aludiendo que “el guitarrista con el que estábamos de gira, conocía a John desde hace años, y él dijo que podía proporcionar lo que estábamos buscando… Así que produjo este archivo midi de una idea que había tenido y era bastante buena. Lo cambiamos un poquito, pero era su canción. ¡Lo más sorprendente fue que escribió una canción que funcionó con nosotros y no tuvimos que enseñarle a hacerlo! Musicalmente nos conectamos. Creo que fue el primer guitarrista que tuvimos donde sucedió eso”. Hasta el día de hoy Hudson es de la partida, terminando al menos por más de dos décadas de aquella “maldición” de los guitarristas que arrancó con Jim Martin.

El video fue filmado en Berlín y fue dirigido por Philip Stolzt, quien es más conocido por su trabajo en la ópera. La película/videoclip está basada en un guion escrito por Bill Gould y filmado con una iluminación nítida y muy poco color, por lo que el resultado es uno de los videos más dramáticos, misteriosos y tenues de Faith No More. Mike Patton toma el papel principal con los otros miembros de la banda haciendo solamente cameos.

Y claro, en el video, la pasión cinematográfica de Mike Patton se desata, cuando lo vemos caminando por partes de la ciudad en primera instancia. Aproximadamente a la mitad, llega a un puesto de control militar y se para al final de una fila que también muestra a los otros FNM. Desde este punto el video se vuelve algo inquietante, hasta cuando llega al frente, y entrega su pasaporte para su inspección. El hombre que lo inspecciona en fracción de segundos no demora en avisar que algo anda mal en los papeles y llama a los guardias, que se abalanzan sobre Patton y lo inmovilizan, sin antes hacer nos unos flashback a algo que ocurrió antes, indicando tomas puntuales que evidencian que Patton es una especie de prófugo, ladrón o criminal.