Cancionero Rock: “Third Eye”-Tool (1996)

La imaginería Tool y todo lo que envuelve es místico y asombroso, no cabe duda alguna, con el misterio impregnado en su lírica y el excelente trabajo de Alex Grey (con quien la banda ha diseñado un extraordinario arte y portadas en que la conexión de la conciencia con el universo se plasma), la banda tanto visual como auditivamente une ambos mundos y esa es una de las grandes proezas de la aclamada agrupación californiana. Su sello distintivo.

El “Tercer Ojo” y su significado está mencionado en muchas canciones de Tool (y de diversos discos), esta especie de ojo “extra” simbólico que se activa con la glándula pineal y que todos tenemos en nuestra cabeza, descubierto desde hace mucho tiempo (300 AC.) por el anatomista griego Herófilo y redescubierto por Rene Descartes y científicos actuales, que la siguen estudiando, y que por otro lado ha sido puesta en práctica por místicos orientales (incluso en India pintarse aquel tercer ojo en la frente es costumbre y casi un símbolo patrio) y también es el anhelado botín de conciencia por algunos que experimentan con las drogas alucinógenas.

En términos simples, es el ojo que todo lo ve y cuando llegas a activarlo se te revelan misterios y eres poseedor de una sabiduría que te lleva a conectar espiritualmente hasta con el origen del universo. Algunas filosofías orientales se refieren al “Tercer Ojo” porque el ojo izquierdo se usa para ver a dónde vas, y el ojo derecho se usa para determinar qué vas a hacer cuando llegue allí. El tercer ojo es el ojo invisible que representa la energía y sabiduría para hacerlo. Puedes prescindir de los demás, pues este ojo no “ve” ocularmente, ve y sabe absolutamente todo y está dentro de tí.

La comedia de Bill Hicks, quien es mencionado  y acreditado en el disco y tema (en la intro) como influencia, era conocido por mordaces comentarios sociales. Fue un apóstol para comediantes como Dennis Miller, y escuela para el Stand- Up actual, que mezcla humor con filosofía, ya que el tipo era directo y siempre dijo lo que pensaba de una manera muy ingeniosa. En una rutina que influyó en esta canción, dijo que si teníamos un tercer ojo para ver la belleza del universo, ver la televisión era como rociar pintura negra sobre él.

Que bueno verte otra vez
Pensé que te escondías
Y pensaste que me había escapado.
Persiguiendo la cola del dogma.
Abrí mi ojo
Abrí mi ojo
Abrí mi ojo y allí estábamos.
Abrí mi ojo
Abrí mi ojo
Abrí mi ojo y allí estábamos.

Tool en su tema habla de una especie de encuentro místico activando este ojo  y todo se va tornando intenso y feroz, conforme al avance y más aún al terminar la canción cuando Maynard James Keenan grita desgarradamente:

¡Prying open my third eye
Prying open my third eye
Prying open my third eye!

La verdad es que, al igual que las rutinas de Bill Hicks,  lo que Tool refiere con esta canción es dejar de ver el mundo como lo vemos o como nos lo muestran. Pensar por nosotros mismos, no necesitar ser un místico para poder ver con claridad, dejando la TV, noticiarios dirigidos por líneas de intereses creados, propaganda, lo que vende la política o internet como lo que tenemos que creer, entre muchas otras cosas.

Musicalmente es otra de las tantas joyas de “Aenima”, el track de telón final de más de 12 minutos,  y un tema muy representativo de la banda, su esencia y esa espiritualidad poderosa que transmite:

Por Patricio Avendaño R.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...