Cancionero Rock: “Whole Lotta Rosie” – AC/DC (1977)

Cancionero Rock: “Whole Lotta Rosie” – AC/DC (1977)

Una voluptuosa y enorme mujer inflable, vestida con lencería, siempre asoma para una canción; desde comienzos de los 90’s. Se toma la parte trasera del escenario a sus anchas, por lo general recostada; aunque estuvo sentada en la locomotora, para la gira mundial de Black Ice (2008-10) —allí también apareciendo sugerente, por una fracción de segundo, durante el video animado inicial junto a Brian Johnson. La rubia se trata de la denominada Rosie, como lo indica el título en donde hace aparición: “Quiero contarte una historia sobre una mujer que conozco; cuando se trata de amor, ella roba toda la atención. No es exactamente bonita, no es exactamente pequeña; ¡106-99-142! ¡Puedes decir que lo tiene todo!”, tal como rezan los primeros versos. Parte del tercer disco de los australianos, Let There Be Rock (1977), con el que comenzaron a abrirse camino a nivel global; Whole Lotta Rosie teniendo la responsabilidad de cerrar dicho trabajo.

Su versión en estudio no cuajó de inmediato, pero terminó transformándose en un éxito gracias al álbum en vivo If You Want Blood (1978) —en donde el público ya tenía la costumbre de gritar “¡Angus!”, entre las cortas pausas del riff. Desde entonces ha sido un número fijo muy explotado, como así por Guns N’ Roses —pocas veces en shows entre 1985-88, luego bastante seguido desde 2009; uniendo ambos mundos cuando Axl Rose fue convocado de emergencia por AC/DC, para cubrir 23 fechas en 2016, cuando Brian Johnson corría el riesgo de quedar sordo si seguía exponiéndose a conciertos. La base instrumental se basó en el tema No Money Down (1957), parte de la primera placa de Chuck Berry, sumándole gran estridencia la Gibson SG —el riff apareciendo primero en un demo, de bajo tempo que recién fue recopilado en 1997, llamado Dirty Eyes.

La aludida se trata de una mujer oriunda de Tasmania; tuvo una aventura de una noche con Bon Scott, quien gustaba de damas de esas características. Angus inclusive recordando haber visto al cantante con ella, en un bar de Melbourne, y la frase de Rosie que detonó el encuentro sexual: “Este mes he dormido con 28 personas famosas”“¡29!”, remató a la mañana siguiente, cuando despertó el cantante. “Hay muy pocas personas que saldrán y escribirán una canción sobre una mujer grande, pero Bon dijo que valía la pena”, concluye el guitarrista —siendo otra prueba de ello Go Down (1977).