Conciertos en Chile : Análisis 2011 y lo que se nos viene para el 2012

Conciertos en Chile : Análisis 2011 y lo que se nos viene para el 2012

Ya no es novedad desde hace un buen tiempo a esta parte que la cantidad de bandas que pasan por Chile sean bastante considerables. Y es que nuestro país se ha convertido en el ojo del huracán para la mayoría de las bandas, donde es bien sabido que se encontrarán con un público que en cuanto a entusiasmo y euforia está muy por sobre la media que en varias partes del mundo.

Este año no fue la excepción y numerosas bandas nos visitaron, tanto incluídas en los festivales masivos que ya instauraron bases en nuestro país  o como en shows aparte.

En primer lugar y dentro de lo más destacado que ocurrió en esta materia durante el 2011 fue la visita de dos integrantes de The Beatles, lo cual no es para nada menor . El show de Paul McCartney estuvo lleno de emotividad en prácticamente toda su duración , un amplio set recorriendo canciones de su era solista, con Wings, algunos homenajes a John Lennon y en parte mayoritaria de su aporte en The Beatles. Una joya de concierto y con grandes músicos y apoyo audiovisual. Lo de Ringo Starr hay que decirlo, distó bastante de lo entregado por McCartney, pero de todas maneras dejó a la mayoría contentos gracias a la buena ejecución de sus músicos y por traer de vuelta la nostalgia beatlesca.

Una banda grande y que de verdad se preocupa por sus conciertos en vivo fue U2, ellos nos visitaron en marzo en el marco de su gira 360º World Tour en un gran show y con un muy buen plus : Muse, la banda de Matt Bellamy que deslumbró con su performance afiatándose como una de las mejores en vivo del planeta.

También Motörhead nos dejó sordos a casi todos en un show infartante en el Teatro Caupolicán, que incluso se registró por el documentalista canadiense Sam Dunn para un DVD oficial de la banda.

Lollapalooza ponía por primera vez su bandera en nuestro país, y para haber sido un debut, cumplió en su gran mayoría las expectativas en cuanto a organización. Un festival innovador y con mucha cabida al rock chileno y con una línea de bandas de la más variopinta , donde destacaron los shows de Deftones, Ben Harper, Cypress Hill en la primera jornada, siendo The Killers en el cierre los que estuvieron un poco más flojos. Por el día domingo destacaron las presentaciones de The Flaming Lips, Devendra Banhart , Sublime with Rome y un increíble cierre a cargo de Jane’s Addiction.

Cabe decir que la aparición de este festival en nuestro país cobra vital importancia en el sentido de que es una gran oportunidad para ver a bandas que recién están apareciendo o también otras un poco más avanzadas en trayectoria pero que por su estilo tan alternativo dificilmente podríamos haber visto en un show único.

También este fue el año del regreso de Red Hot Chili Peppers a nuestro país, aunque su disco “I’m With You” no causó el impacto que se esperaba, su show fue muy bien recibido , con la gracia de la banda que tiene toneladas de canciones para regalar y de muy alta factura, por lo demás fue el debut de Josh Kinghofler en la guitarra, hombre que se sintió como si llevara años en la banda en su performance en el escenario.

Un debut interesante en Chile fue el de System of a Down, la banda la rompió masacrando musicalmente a un llenísimo Bicentenario de la Florida apelando a sus más brutales composiciones en un set de lujo. Una de las bandas más esperadas de las que pasaron este año, sin duda.

 

El festival de Maquinaria si que prometía. Sobre todo al público que creció durante los noventas o quizá no tanto necesariamente, pero gente que se identificó con el sonido de aquella década en gran parte.

El regreso sorpresivo de Faith No More y con una gran noticia: haciendo el disco ‘King for a Day…Fool for a Lifetime’ en total integridad. Con algunos invitados especiales como trompetistas, coristas y con la participación del guitarrista original de aquel disco, el señor Trey Spruance quien cumplió bastante a cabalidad su cometido. Y un Mike Patton como siempre haciendo de las suyas logrando una muy divertida conexión con el público.

Alice in Chains se presentó por primera vez  con William Duvall al frente y causando una de las reacciones mas eufóricas del festival, la fiereza de los riffs de Cantrell en las más potentes canciones que la banda afianzó en los 90’s más un puñado de buenas canciones de su disco del 2009 Black Gives Way to Blue,  no hicieron más que brindar un excelente concierto y un muy buen encuentro con el público chileno, que pese a la carencia del mítico y fallecido vocalista Layne Staley , vibró y se emocionó con cada una de las canciones del cuarteto.

Phil Anselmo y Down lograron convocar a muchos fanáticos, prácticamente por la presencia del avezado vocalista que conserva intacta su actitud y derroches de testosterona frente al escenario. El show acústico de Chris Cornell fue muy aplaudido pero quedó la sensación de que muchos echamos de menos algo enchufado junto a una banda interpretando temas de Soundgarden como lo había hecho en pasadas anteriores. Megadeth cerró el sábado con una avalancha de hits metaleros y mostrando lo de su buen nuevo disco ‘Th1rte3n’.

El domingo estuvo marcado por la siempre sólida performance de Sonic Youth, con lo de siempre, choques de guitarras, feedbacks por doquier y la inmensa figura de Kim Gordon al frente que impacta por lo tan bien que se mantiene pese al paso de los años. También Primus se presentó superando con creces aquel tibio show del 2009 cuando estuvo junto a Faith no More. Presentó temas de su excelente nuevo disco y se dio hasta espacio para bromear con el público. Los Stone Temple Pilots cerraron todo con un show muy corto , pero donde lo hicieron intenso debido a las buenas canciones que nos entregaron.

El festival, pese a problemas con la organización y algunos desórdenes debido a gente que se sobrepasó con el alcohol, cumplió las expectativas presentando un lineup sin precedentes reuniendo a rockstars que surgieron mayoritariamente en la década de los 90’s.

 

Casi al término de este año y como si esta serie de shows nostálgicos hubiera sido poco, aparece Pearl Jam para ofrecermos un delirante show. Todo el carisma de Eddie Vedder, amo y señor de esa noche y una cantidad no despreciable de 31 canciones , nos hicieron pasar una de las mejores noches de nuestras vidas. Los artificios de Mike McCready y el talentoso aporte de todos lo que pisaron ese escenario hicieron de aquel, quizás, uno de los mejores shows del año.

Otros dignos de destacar fueron la presentación de John Fogerty , cantando inolvidables canciones de Creedence Clearwater Revival como sólo él lo sabe hacer. Kyuss pagó una deuda con un séquito muy fiel de fans en un espléndido show en el Teatro Teletón. Primal Scream celebró los 20 años de su gran disco Screamadelica tocándolo completo. Motley Crüe y su avalancha de éxitos junto a unos impresionantes BuckCherry o la aplastante presentación de Slayer.

Un año para no olvidar y que nos da cuenta que Chile ha crecido enormemente en este aspecto. El día de hoy prácticamente banda que agenda para Sudamérica el paso por nuestro país es casi inevitable y eso no deja de ser cada vez más interesante.

 

¿Y qué se viene para el 2012?

Ya anunciado el cartel para la nueva versión de Lollapalooza dentro de lo más interesante está Foo Fighters, una banda eternamente esperada por estos lados y que sin duda causará mucha demanda y convocatoria. El debut de Arctic Monkeys que cuenta con un gran grupo de fans ya a estas alturas en nuestro país. La islandesa Björk con disco nuevo bajo el brazo y que siempre es atractivo verla en vivo, además bandas del circuito indie o alternativo americano que pueden dar grandes sorpresas como Cage the Elephant, TV on the Radio, Band of Horses entre otras citadas al evento. Este año Lollapalooza promete presentar bandas de grueso calibre que por diversas razones, en nuestro país no se han dado tanto a conocer.

Otro importante será el show de Roger Waters haciendo su aclamado disco The Wall que compuso junto a Pink Floyd en dos noches que prometen ser inolvidables en el Estadio Nacional.

Para los metaleros hay buenísimas novedades este año: en primer lugar ya se confirmó el Sonic Metal Fest, que traerá a tres grandes exponentes como Lamb of God , que estrenarán nuevo disco, lo propio será con Lacuna Coil, la banda de la bella Christina Scabbia y toda la actitud y brutalidad de los potentísimos Hatebreed.

Por otra parte y aunque se dice que faltan bandas por confirmar ya está listo el Chilean Metal Fest que es la versión sudamericana del Metal Open Air y que traerá bandas de grueso calibre como Mötorhead, Anthrax, Volbeat, Blind Guardian, Fear Factory, Destruction, Obituary y Exodus entre otras.

Otra importantísima banda que nos visitará será Opeth , que viene a mostrar su nueva y excelente producción ‘Heritage’ , donde se apela al corte más melódico y progresivo, dejando de lado al Mike Akerfeldt gutural, aunque lo más probable es que hagan un repaso por toda su carrera. También Amorphis nos visitará a fines de enero y la banda de black metal Dimmu Borgir hará lo propio en febrero.

También por el rock vanguardista llega Mogwai, la banda escocesa de postrock que seguramente vendrán a mostrar gran parte de su disco Hardcore Will Never Die But You Will, una vuelta a nuestro país después de diez años y mucho más maduros y consolidados como banda.

Una nutrida agenda que seguramente irá creciendo más y más. Mantente atento a Nación Rock, te estaremos informando sobre todos los conciertos rockeros que se agenden en nuestro país.

 

One thought on “Conciertos en Chile : Análisis 2011 y lo que se nos viene para el 2012

  1. El metal fest va a estar de pelos, buenas bandas ojalás que salga todo bien y asi se hagan más festivales de este calibre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *