Conciertos que hicieron historia: El primer (y único) show de Rush en Chile

Conciertos que hicieron historia: El primer (y único) show de Rush en Chile

En 2010 en Chile se hablaba de varias “deudas” históricas, es decir, bandas absolutamente grandes que no habían visitado el país. La verdad es que ese año los grandes shows y la llegada de bandas inéditas en vivo en Chile se empezaba a reactivar, como así también la llegada de grandes festivales como Maquinaria y Lollapalooza para que algunas de estas bandas tuvieran cabida. Días antes de este show del 17 de octubre de ese año tuvimos a Rage Against The Machine por primera vez en vivo, como para dar un buen ejemplo.

Pero si había una banda “clásica” que muchos esperábamos que pisara suelo nacional esa era Rush. La gira del nuevo álbum “Clockwork Angels” sirvió para que el power trío canadiense deleitara la sed de 40 mil fanáticos que se dividían entre lo progresivo, metalero, clásico y heavy épico. La comunión estaba dictada desde mucho antes y solo quedaban minutos para que un verdadero sueño se hiciera realidad.

A las 21:00 hrs, puntuales el Nacional se estremecía y se escuchaban los primeros gritos de euforia: “¡Por fin conchesumadre!”, “¡no lo puedo creer!” resonaban en eco por toda esa cancha ante la emoción de lo que estaba a punto de ocurrir y por la cantidad de años que demoró esto en pasar. El video parodia donde la banda protagonizaba un bizarro sketch con una vitrola/máquina del tiempo auguraba un show de calidad visual e instrumental.  “The Spirit of radio” con aquella memorable escala en la guitarra de Alex Lifeson arrancaba todo y fue uno de los momentos más emocionantes vividos, un tema que habla justamente de la pasión y amor por la música. Rush ejercía sus primeras notas en Chile y el Nacional rugía por los norteamericanos.

 

Sin mayor reparo llegaban cosas como “Presto”, “Time stand still”, “Freewill”, “Marathon” o la progresiva “Subdivisions”, en un show que no iba a ser nada mezquino, dividido en dos partes y donde—tal como se había anticipado— escucharíamos de principio a fin el “Moving Pictures”, de 1981, uno de los discos más aclamados de los canadienses.

20 minutos de break eran anunciados debido a “la avanzada edad de los músicos” para dar paso a la magia de Moving Pictures y desplegar una impresionante maquinaria para lo que vendría. La batería de Neil Peart sonaba fuerte en “YYZ” cantada todo pulmón por un público enardecido de gloria al ver tamaños monstruos musicales al frente. “Red Barchetta” y “Camera eye” (alucinante tema, tal vez el mejor de su trayectoria) también se destacaron con una araña gigantesca mecánica amenazante en el cielo, sin dejar de lado a “Tom Sawyer”, el “hit”que a veces es segregado por los fans más puristas, dada la cantidad de temas de mejor factura y no de un linaje tan comercial, pero que siempre termina siendo aplaudida. El disco pasó rápido ante nuestros ojos y era un verdadero milagro haber podido presenciarlo.

Pero eso no era todo: “Caravan” y “BU2B” vinieron a decirnos que Rush no solo se queda en glorias pasadas, pues los temas del nuevo álbum gozan de la calidad de siempre y así lo demostraron, y como si no hubiera ápice de cansancio en sus brazos, Neil Peart encapsula todas las luces en su imagen con uno de los mejores solos de la historia en conciertos en vivo de rock en Chile, pues la técnica que usa alberga otros matices: jazz, soul y rock clásico, llevándose la ovación de la audiencia.

 

El cierre estuvo implacable: la melodía imponente de “Closer to the heart”, una repasada obligada por “2112”: con “Overture” y “Temple of the Syrinx” (ésta última cantada con mucha alegría en lo que nos quedaba de pulmones: “We are the Priest, of the temple of Syrinx!!”) y como si todo eso fuera escaso la magistral “La Villa Strangiato” llegaba con una versión espectacular y una muy funky intro al inicio de “Working man”, de su disco debut, que sellaban una jornada para atesorar.

Con la muerte de Peart no solo se sepulta la idea de volver a ver la banda en vivo, sino de que continúen, pues los afortunados que estuvimos ahí sabemos lo valioso que fue poder presenciar esta banda en el epítome de su maestría madura, a esos tres grandes inseparables, con un set impecable, porque pese a que tocaron un disco completo, se preocuparon de hacer un repaso bien correcto de toda su discografía (lo cual es decir bastante). Una jornada de ensueño, que ahora más que nunca por motivos nostálgicos se atesorará cada vez más con el paso del tiempo.

Primer Set:

01. The Spirit Of Radio
02. Time Stand Still
03. Presto
04. Stick It Out
05. Workin’ Them Angels
06. Leave That Thing Alone
07. Faithless
08. BU2B
09. Freewill
10. Marathon
11. Subdivisions

Segundo Set:

12. Tom Sawyer
13. Red Barchetta
14. YYZ
15. Limelight
16. The Camera Eye
17. Witch Hunt
18. Vital Sign
19. Caravan
20. Drum Solo
21. Closer To The Heart
22. 2112 Part I: Overture
23. 2112 Part II: The Temples Of Syrinx
24. Far Cry

Encore:

25. La Villa Strangiato
26. Working Man

Por Patricio Avendaño R. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *