Conciertos que hicieron historia: el último show en vivo de Pantera

Conciertos que hicieron historia: el último show en vivo de Pantera

A punto de cumplirse casi dos décadas de su disolución definitiva, el legado de Pantera y sus canciones parecen seguir sonando fuertes y más frescas que nunca. De alguna manera Phil Anselmo ha estado reviviendo en vivo este verdadero monstruo del metal que ayudó a construir, pero la verdad es que Pantera es prácticamente inconcebible desde la muerte de Dimebag y más aún después, por la de su hermano, Vinnie Paul. Dimebag falleció en 2004 a manos de un loco fanático dejando impactado al mundo del rock y metal, pero tres años antes, Pantera realizaba el último vestigio en vivo de lo que se tiene memoria.

La banda ya estaba en bajada de ritmos y relaciones, las cuales se tornaban cada vez más tensas cuando su gira Extreme Steel aterrizó en el Beast Feast en Yokohama, Japón el 26 de agosto de 2001. Habían pasado los últimos meses de gira con Slayer, Static-X, Skrape y Morbid Angel y estaban tocando para grandes multitudes, pero eso no se tradujo a una grandeza en su espectáculo, dado que las tensiones y los problemas de adicción estaban comenzando a llegar a su punto de ebullición.

Anselmo permanecía en estado hermético y había estado sufriendo de una enfermedad degenerativa durante años y se automedicaba con una dieta constante de alcohol, analgésicos e incluso heroína. Y apenas se comunicaba con sus compañeros de banda cuando llegaron a Japón. Pese a que Pantera tocó un no despreciable set de 11 canciones en el festival y se unieron a Kerry King de Slayer en “Fucking Hostile” y Evan Seinfeld de Biohazard para el gran final de “Walk”, el concierto hizo historia más bien por ser el último, pero estuvo lejos de ser el mejor (que sin duda aquello quedaba en la etapa de gloria en los noventa o ese show de carácter épico en Moscú y otros cuantos más en Europa en la gira de “Vulgar Display of Power”).

“La gira pareció durar una eternidad”, escribió el bajista Rex Brown en sus memorias, Official Truth, 101 Proof. “Las ofertas económicas eran fantásticas, pero como nos sentíamos en un matrimonio que iba hacia abajo, eso ya no importaba. Algo tenía que ceder más temprano que tarde “.

La gira iba a continuar y la próxima escala era Europa. Pero este fue un año de alto impacto mundial. Volaron a Dublín, Irlanda cuando los aviones piloteados por suicidas chocaron contra el World Trade Center. La gira fue cancelada antes de que hicieran un solo show europeo y luego de ello las distancias se marcaron aún más entre sus integrantes.

La banda hizo un show intenso pero de corto aliento, como era un festival, su tiempo en el escenario era limitado en comparación con lo que normalmente tocarían en uno de sus espectáculos tradicionales, pero los fans que sin duda no sabrían que estaban presenciando el último show de la carrera de los vaqueros del infierno, se llevaron un set de 11 canciones que incluyeron algunos invitados sorpresa que se unieron a la banda y algunos destellos de lo que mejor supo hacer en algún momento la que es considerada una de las mejores bandas de metal de todos los tiempos.

Acá recordamos el momento de la interpretación de Five Minutes Alone. Más abajo el audio completo: 

Por Patricio Avendaño R.