Conciertos que hicieron historia: Eric Clapton, MTV Unplugged (1992)

Conciertos que hicieron historia: Eric Clapton, MTV Unplugged (1992)

 

Si bien hoy en día MTV para muchos es basura plástica musical televisiva, no queda más que echar mano a sus años de gloria y donde logró realizar grandes aportes a la historia de la música. Hoy la retrospectiva es clara: su serie de desenchufados en los 90′ dejó piezas de culto y para la posteridad y uno de esos magnos capítulos se lo llevó sin duda Eric Clapton ese 16 de enero de 1992 cuando MTV filmó el episodio de apertura de la tercera temporada de los Unplugged. Sería una de las mejores performances que haya grabado Clapton en su historia.

En una entrevista filmada la tarde de la grabación, Eric dijo: “Cuando comencé a tocar, toqué mucho estilo de dedo. Nunca pude encontrar la combinación correcta de púas planas, selecciones de dedos o selecciones para el pulgar, así que la forma más fácil de aprender a tocar, aunque es bastante extenuante, es el estilo de los dedos. Creo que obtienes un buen tono de esa manera; se puede obtener un sonido hermoso con el dedo tocando la cuerda. No me importaría probarlo con electricidad. Es algo en lo que recientemente empecé a trabajar nuevamente”. Una de las consecuencias de Unplugged fue que Eric sí comenzó a tocar el estilo de los dedos en la guitarra eléctrica y el estilo continúa destacando en sus shows en vivo y grabaciones y esos dedos se convertirían en protagonista de este gran show.

Llegaba la hora. Después de que todos estuvieron sentados y algunas indicaciones fueron dadas por el director de escena, Eric salió aclamado con un estruendoso aplauso. Se sentó en el centro del escenario con un juego de guitarras acústicas de 6 y 12 cuerdas. El nuevo recluta de la banda Andy Fairweather Low (guitarra rítmica y mandolina) estaba a su derecha y Nathan East (bajo) a su izquierda. Detrás de ellos estaban Steve Ferrone (batería), Ray Cooper (percusión), Chuck Leavell (piano) y Katie Kissoon y Tessa Niles (vocalistas de acompañamiento). El equipo respondió a cabalidad para algo pocas veces visto de `parte de “mano lenta”.

Mientras el blues de 12 compases de Bo Diddley “Before You Accuse Me” y “Hey Hey” presentaban a Eric y Andy en las guitarras sin el resto de la banda. Eric señaló, “este espectáculo fue una gran oportunidad para mí para rendir homenaje a las cosas que originalmente me influyeron. “Hey Hey” es un semi instrumental de Big Bill Broonzy, y ese fue probablemente uno de los primeros álbumes de blues que escuché. Era una pieza que solía tocar en pubs cuando era muy joven. Nunca sentí que lo dominaba, ¡por eso lo hacemos con dos guitarras!”, contaba Eric muy en buena onda.

Llegaban momentos muy emotivos. Fue el show donde presentaba nuevas canciones en una performance que se daba lugar solo meses de que perdiera a su hijo Connor quien cayó trágicamente de un rascacielos. “The Circus Left Town” trata sobre mi hijo y la última noche que pasé con él, que fue, de hecho, en el circo. Es … no hay mucho que pueda decir al respecto, excepto que estas canciones me ayudaron a pasar un bache muy duro en mi vida y quería hacerlas públicas”. La otra canción- y que daría mucho que hablar más adelante- fue “Tears in Heaven”, totalmente dedicada a su hijo y una de sus más aclamadas.

Sin embargo, el sentido del humor estaba en esa noche, Eric nos demostraba una total entereza y profesionalismo. La mayor sorpresa de la noche fue la interpretación de “Layla”, un viejo tema de su pasada por Derek & The Dominoes que terminó por llevarse un Grammy por mejor interpretación. Eric dijo: “Layla me desconcertó. Lo he hecho todos estos años, y nunca consideré intentar renovarla. Muchos artistas lo hacen. Bob Dylan, por ejemplo, cambia todo cada vez que toca una canción. Pensé que esta era otra gran oportunidad para simplemente tomarla en un camino diferente y convertirla en una mezcla. Para empezar, hacerlo acústico negaba todos los riffs que sonarían un poco débiles realmente en la acústica. Algo jazzier de alguna manera. Y, por supuesto, la estoy cantando en una octava completa, lo que le da un ambiente agradable”.

La recepción fue tan favorable que se lanzó como el single del álbum, respaldado con la versión Unplugged de “Tears In Heaven”, ambas hasta el día de hoy verdaderas joyas del repertorio de Clapton y de estos acertados desenchufados de la cadena. Recordamos el show completo:

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *