Conciertos que hicieron historia: Foreigner – Alive & Rockin’ (2006)

Conciertos que hicieron historia: Foreigner – Alive & Rockin’ (2006)

No es sorpresa para nadie la calidad en vivo que tiene Foreigner, en especial durante la última década en que han bombardeado con lanzamientos en directo. A falta de placas de estudio, tras el solitario Can’t Slow Down (2009), han compensado de esta otra forma; con conciertos regulares, acústicos, sinfónicos, y hasta sacados del baúl —como el hace poco editado Live at The Rainbow ‘78 (2019). Dentro de los cuales sacan lo mejor del repertorio, cuyo eje central siempre son las baladas —que los transformaron en uno de los insignes de la movida AOR, a fines de los 70’s y comienzos de los 80’s. Es casi impensado que salgan de esa fórmula que es un éxito rotundo, pero ha habido excepciones; como nos lo señalan en su CD/DVD Alive & Rockin’.

Para 2003, el vocalista Lou Gramm abandonó la agrupación por segunda vez; y el único miembro fundador, Mick Jones en las seis cuerdas, reformuló todo por completo. Trajo para la batería a Jason Bonham, el hijo del mítico Bonzo, en bajo Jeff Pilson —ex-Dokken, y en esa época también militante en Dio. Y tras del micrófono situó a Kelly Hansen, un pequeño Steven Tyler en potencia; salido de Hurricane, donde compartió con los hermanos menores de Rudy Sarzo y Carlos Cavazo.

Y aquella encarnación se fogueó hasta el cansancio, durante la temporada 2005/2006 —que incluso alcanzó a tener un nutrido segmento latinoamericano ese último año, con una escala en el Espacio Riesco de Santiago. Recalando también, el 23 de junio de 2006, en la ciudad alemana de Balingen; donde ejerce localía el festival Bang Your Head!!! Uno se preguntará qué hace Foreigner en territorio conocido de rock pesado, como un número menor a plena luz del día; pues subir las revoluciones y reventar los amplificadores, grabado para la posteridad.

Guardaron las lentas, y optaron por un listado perfecto para la ocasión. Tiraron toda la carne a la parrilla en 70 minutos de cohesionado y apretado show, con una banda en llamas. Double Vision, Head Games, Dirty White Boy, Cold as Ice revolucionadas; con Hansen, que si bien sigue el mismo molde vocal de su antecesor, enseña que es una aplanadora de desplante y carisma.

Inclusive la que debía ser más tranquila, Starrider, que inicia hasta con flauta traversa; saca de la nada un solo de guitarra extendido de alto octanaje. Ni siquiera se salvó Urgent, que allí hasta el saxofón suena violento. La recta final a cargo del mega hit Feels Like the First Time, Juke Box Hero —con un guiño a Whole Lotta Love, aprovechando que había presente alguien de la familia Led Zeppelin; y en el bis Hot Blooded, que llama al destape y fiesta.

Un año más tarde Alive & Rockin’ llegó a las estanterías, con un renovado nuevo aire de unos Foreigner que volvieron a encantar; de paso mostrando globalmente una faceta dura, que no estaba añadida al inconsciente colectivo —y que con el pasar del tiempo, no resultó extraño verlos en lugares de Europa como el Hellfest, Wacken Open Air, o Graspop Metal Meeting; visitados en 2016. Porque a pesar que son necesarios, no sólo de lentos vive el hombre.

Foreigner regresa a Chile en marzo próximo. Acá más detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *