Conciertos que hicieron historia: Rage Against The Machine en Chile 2010, La Batalla de Santiago

Conciertos que hicieron historia: Rage Against The Machine en Chile 2010, La Batalla de Santiago

155788_561d73c0eeaaf

En Chile la verdad es que hay varios conciertos que calificarían para el nombre de nuestra sección “conciertos que hicieron historia”, dada la emoción y garra que fluye del público de esta parte del planeta, llena de sangre, lágrimas y fuerza. Por ahí Rush, Iron Maiden, Roger Waters, o de acá los propios Prisioneros estarían en una larga lista, pero la verdad es que si hubo un concierto que literalmente “dejó la cagada” e hizo historia tanto para los asistentes como para la propia banda, ese es la batalla de Santiago de RATM ese inolvidable 11 de octubre de 2010 en su primera y única visita a nuestro país.

El nombre fue muy bien puesto e incluso antes de ocurrido, como adivinando un show devastador y al borde de lo bélico. Luego de los teloneros Suicidal Tendencies y The Mars Volta, la enorme cancha del estadio Bicentenario de La Florida se desbordó de esa multitud enfervorizada y sedienta de rock cuales zombies estilo World War Z, que se tomó por completo la llamada “cancha VIP”, como burlando la sectorización y prejuicio elitista de donde quedas viendo el show de acuerdo a lo que pagas, saltando las vallas de contención metálicas, rompiendo a punta de empujones, patadas, combos y forcejeos con los guardias y acabando de forma aplastante con toda seguridad. Una jugada extremadamente peligrosa que pudo pasar a mayores la verdad, pero eso fue: “La muerte de la Cancha VIP” lapidaria y frontalmente, en un acto tan o más revolucionario que lo que profesan las mismas canciones de los incendiarios californianos.

Cartel

Una vez ahí no había ningún tipo de distinción y el público era uno solo, para desprender una energía abrumadora con el inicio brutal con ‘Testify’ (increíble momento) o los emotivos encuentros con la cultura de nuestro país en la dedicatoria a Víctor Jara con “Canción del minero” de Zack de la Rocha, el homenaje a Roberto Bolaño con la tenaz y denunciante “Freedom”, o el maravilloso cierre con “Killing In The Name” aún con la gente prendidísima, desprendiendo nubes de vapor de transpiración, algo que la verdad parecía más bien humo de puro fuego humano a esas alturas.

Por lo demás el set fue impresionante, ahí estaba lo mejor de sus tres históricos discos: “RATM”, “Evil Empire”, “The Battle of Los Angeles” pasando por delante de una multitud furiosa, incontenible y dispuesta a todo. Tom Morello lo ha dejado claro: “hemos tocado en muchos festivales, donde solemos tocar con bandas y fans que rockean muy duro, pero el festival en Santiago fue una locura, siempre quedará clavado en mi corazón”.

El antecedente está claro y no lo decimos solo nosotros. Chile es uno de los lugares más temerarios y a la vez preciados por las bandas para desarrollar el rock en vivo como lo que es y representa: un visceral escape de alma y energía en su máxima plenitud y con RATM, una banda llena de clamor social, rabia y actitud, era la mejor forma de demostrarlo.


Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *