Cuando Harrison Ford fue dealer y montajista de The Doors

Cuando Harrison Ford fue dealer y montajista de The Doors

Antes de que Harrison Ford se convirtiera en uno de los personajes más conocidos del mundo por sus papeles de Indiana Jones o Han Solo, tuvo que realizar varias labores para poder subsistir y mantenerse en los pequeños trabajos que tuvo en la pantalla grande.

A Ford no le alcanzaba el sueldo. Eso es algo que han vivido varias estrellas de Hollywood en sus inicios. La situación fue agobiante para el protagonista de “El Fugitivo” en los años ’60 y los castings a los cuales postuló para poder obtener mayores ingresos, no le resultaron y fue rechazado en casi todos, menos en dos: Kung Fu y la serie de televisión de la cadena NBC, The Virginian.

Desempeñándose como carpintero para obtener esos dólares tan deseados, fue contratado por The Doors en 1968 para realizar las labores de montaje de los escenarios y desmontarlos. Sin embargo, una de las peticiones (si es posible llamarlo así) no fue realizar labores de montajista, sino que de conseguir marihuana para Jim Morrison.

La cannabis que obtuvo para poder satisfacer el deseo del ‘Rey Lagarto’ le trajo buenas recomendaciones y es así como se convirtió en una suerte de dealer.

Pero como buen joven multifuncional (tenía 25 años, uno más que Morrison en ese tiempo) hizo varias otras funciones muy loables para la banda californiana, como ser ayudante y operador de cámaras, llegando a manejar una de ellas en la filmación del mítico show de Hollywood Bowl o usar los fotómetros para medir la cantidad de luz en las escenas de los videos que salen en la mayoría del  documental The Soft Parade.

Lo que vivió después de su aventura con Morrison, fue absolutamente trepidante, una historia más o menos conocida sobretodo después de Star Wars, convirtiéndose en el actor más taquillero de la historia, aunque sin tener en sus vitrinas uno de los premios más codiciados del séptimo arte: el Oscar.

Por Bastián Cifuentes Araya

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *