Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers” (2021)

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers” (2021)

Universal Music Canada, 2021.

El dúo canadiense Death From Above 1979 ha publicado recientemente su cuarto álbum de estudio, el cual bautizaron como “Is 4 Lovers”. Con una duración de un poco más de media hora entre las diez canciones de esta obra, este nuevo capítulo de Death From Above se nos presenta luego de su anterior entrega “Outrage! Is Now” de 2017.

Instrumentos y voces con una sonoridad lo-fi y una distorsión profusa en las guitarras son las constantes en este álbum; el cual nos recibe con el tema “Modern Guy”, donde el guitarreo sucio que escuchamos junto al hi-hat de la batería son elementos que nos conducen durante todo el tema. Un inicio sobrio para darle arranque al álbum; con unos arreglos electrónicos interesantes y el énfasis necesario para que podamos tararear esta canción.

Continuamos con el primer single de este álbum, “One+One”, publicado el 3 de febrero pasado cuya simplicidad compositiva nos demuestra la capacidad del dúo, ya que las expectativas no se rompen a lo largo del tema, sino que todos los cambios de ritmo y el cuidado en los sonidos están muy bien logrados sin llegar a ser virtuosos ni extraordinarios. Pura y bella creatividad.

“Free Animal” ahonda en la distorsión y producción tipo lo-fi, además de aumentar unos cuantos decibeles en intensidad. Un tema con gusto a baile que en sus casi tres minutos de duración nos da una idea general del ánimo del álbum.

Es interesante dar cuenta de cómo la banda también juega con la conceptualización de sus canciones, ya que “N.Y.C. Power Elite” podría ser entendido como una sola canción, pero el dúo proveniente de Toronto prefirió sacar dos temas a partir de esta idea, dándonos así a “N.Y.C. Power Elite I y II”, respectivamente. Quizás las dos canciones más experimentales y arriesgadas del álbum junto a “Glass Homes”; obra que transita entre el rock y la electrónica. Una composición arriesgada con unas voces y sintetizadores que cautivan. Canciones donde Death From Above sin salirse de su estilo no teme en estirar al límite el llamado noise rock, puesto que la distorsión instrumental deja de lado toda nitidez en acordes o notas posibles, dándole una plasticidad total sobre todo a las guitarras.

La intensidad vuelve a invadir nuestros oídos cuando llegamos a “Totally Wiped Out”  donde sus dos minutos y medio de duración llevan al límite la voz de Jesse Keeler y Sebastien Grainger, quienes aquí intercalan gritos y estrofas armonizadas.

Y aunque la mayoría de las canciones de este álbum sean rápidas y cortas, Death From Above 1979 no quiso dejar fuera una obra contemplativa y de un cariz mucho más emocional, mucho más nostálgico y apacible. Se trata de “Love Letter”. Canción que incorpora un piano como base armónica y que lo intercala entre estrofas con un sintetizador. Todo ello con unas percusiones bien cuidadas en el fondo. Al igual que las voces, cuya factura denota una dedicación perfecta en la masterización en el estudio. Bella canción y que puede funcionar muy bien como banda sonora de alguna película dramática.

Pareciera que la lógica anterior se mantendría con “Mean Streets”, pero esta canción no hace más que jugar con nuestras expectativas, ya que las armonías y voces limpias cambian violentamente a un coro desenfrenado, casi desordenado. De ahí en adelante todo es calma. Una experiencia errática y fugaz, pero que a ratos vuelve a la calma. Transiciones sonoras que simplemente abofetean a oídos más acostumbrados a ritmos constantes.

Is 4 Lovers baja el telón con “No War”, tema que va en la misma sintonía de las últimas tres canciones del álbum. Una tensa calma dada por unas percusiones simples y sobrias que van de la mano con unos sintetizadores dramáticamente envolventes.

En definitiva, un álbum que deja con una sensación de desconcierto; que a ratos abusa de su etiqueta de noise rock, donde la distorsión llega a empalagar y ser molesta sin quererlo. Sin embargo, Is 4 Lovers tiene momentos más limpios, de total armonía y de una delicadeza más latente. Esto evidencia la creatividad del dúo canadiense; quiénes parecieran transitar sin problemas desde una apacible y tranquila melodía hacia ruidosas y tensas atmósferas. Y quizás allí esté el punto de inflexión de este álbum, ya que la conjunción entre estas dos formas de hacer música no se logra del todo. Aun así, los fans agradecerán la personalidad de Is 4 Lovers.