Disco Inmortal: Amy Winehouse – Back To Black (2006)

Disco Inmortal: Amy Winehouse – Back To Black (2006)

“No creí que cantar fuera especial. Simplemente no lo entendía”, dijo en una entrevista Amy Winehouse sobre lo que significó ese éxito por su voz, estilo y líricas. Back To Black lanzado el 2006 es un álbum difícil de digerir, debido a su complejidad, pero es en todo espectro una obra maestra de la inglesa.

“They tried to make me go to rehab / I said ‘no, no, no'” (“Ellos intentaron que fuera a rehabilitación / Pero yo dije que ‘no,no,no'”), dicen las primeras estrofas de aquel single titulado “Rehab”. La letra de la canción que abre este larga duración salió de una experiencia que vivió bien de cerca su productor Mark Ronson junto a la cantante. “Amy había estado internada en un hospital unos días. Era la época en la que estábamos por empezar a grabar Back to Black. Salimos a caminar por Nueva York para comprar un regalo para su novio y ella me contó que era mucha la gente que le sugería recurrir a una clínica de rehabilitación. Y su respuesta era siempre ‘no, no, no’. Simplemente le propuse que escriba eso, tal cual me lo había contado. Ahí había una gran canción”, dijo Ronson.

Este track, uno de los más exitosos de la carrera de la londinense, fue, también, casi una visión de lo que le pasó en la entrega de los Grammys, cuando ganó las categorías de Canción del año, mejor Interpretación vocal femenina y Mejor Grabación del año, pues se encontraba, precisamente, en una clínica de rehabilitación de Londres, desintoxicándose, lo cual le privó de asistir a la premiación y de celebrar la obtención de los galardones que le otorgó la industria musical.

“You Know I’ m no good” pasa a ser la canción de respuesta a todos sus males. Tiene una carga de contestarle a todo lo que le hace mal diciendo que ella es peor, pero con la sutileza y un tono irónico con mucho glamour. El alcance de esta magnífica canción despertó los oídos transversales de toda una generación. Desde el pop y el rock le rindieron homenajes a esta pieza. Una de las mejores versiones, estuvo a cargo de Arctic Monkeys, quien la homenajeó en una presentación en vivo para las sesiones del programa Radio 1 de Jo Whiley’s de la BBC.

El disco con todos los toques de la época del Motown, pero con una buena pasada por el mismísimo infierno nos presenta “Me & Mr Jones”, donde ataca directamente a su antagonista y a sus fantasmas, pero con aquellas vicisitudes que siempre estuvieron ligadas a ella y a su relación agitada con Blake Fielder-Civil. “Tears Dry On Their Own” es uno de los grandes homenajes al estilo de Marvin Gaye y Tammi Terrel, donde ocupó un sampleo para el single que fue publicado el 10 de agosto del 2007 con un video dirigido por el polémico fotógrafo David LaChapelle en La Cienega Boulevard de Los Ángeles, California.

Cuando Amy acababa de grabar la canción que le da el nombre al LP, le dijo a su productor: “es un poco triste al final, ¿no? El estribillo de Back To Black es innegablemente lacerante y cala muy hondo. Además, se siente cada latido de su corazón en los constantes toques de piano que está creado por Ronson. “Volver al negro” tuvo muchos conceptos  y significados en aquellos primeros meses de éxito de la canción. Por un lado, se hablaba de los excesos de Winehouse con la bebida y las drogas y, por otro, derechamente tenían que ver con sus problemas amorosos con Blake. Sin embargo, este single es una verdadera simbiosis de su tortuosa vida.

“’Back to Black’ se trata de estar en una relación en la que cuando terminas, vuelves a lo que sabes, excepto que no estaba trabajando, así que no pude ir y volver al trabajo. Y donde el hombre, obviamente regresó con su ex novia. Realmente yo no tenía nada más a lo que volver, así que creo que volví al negro por unos meses, ya sabes… Haciendo tonterías, como lo haces cuando tienes 22 años y eres joven y enamorada”, explicó la cantante en una entrevista el 2007.

Sobre la grabación del disco que ya ha vendido más de 20 millones de copias y las críticas que recibía por sus excesos, Ronson declaró que “grabar con ella era una de esas cosas agradables. Como si la atrapara en ese momento mágico y ella está preparada para continuar. Por todo eso, no entendía que la trataran de problemática a esta artista”.

Sin duda es un álbum que nos demuestra la verdadera personalidad de Amy, revelando desde lo más profundo sus intimidades, desamores y excesos. No es un disco disímil, ni tampoco facilista como lo catalogaron en un momento, llevados más por sus afinidades casi irracionales de la artista con las drogas y el alcohol que por su talento. BTB es una verdadera obra de arte, extremadamente dichosa y con todos los tintes de la escena de Detroit y afroamericana de fines de los 50. Desde la dirección artística del álbum, que estuvo a cargo de Alex Hutchinson quien la muestra con una posición frontal, sin tanta parafernalia, logra a la perfección lo que es Amy junto a las letras desgarradoras y grandilocuentes. Eso es todo lo necesario para describir el eximio Back to Black.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *