Disco Inmortal: “Contraband”- Velvet Revolver (2004)

La década de los dos mil trajo la tendencia de las superbandas, que vinieron a consagrar a músicos con diferentes pasados musicales. Si Audioslave (con el empuje de Chris Cornell y de tres cuartos de Rage Against the Machine) sacudió a todo el mundo con su debut homónimo de 2002, Velvet Revolver debutó en grande con una apuesta prometedora: tres integrantes de Guns N’ Roses y el cantante de Stone Temple Pilots, además de un guitarrista con buenas credenciales en el rock. Una canción en la banda sonora de The Hulk (2003) fue el primer paso, el siguiente fue su álbum debut “Contraband”, lanzado en 2004. Una nueva generación estaba lista para recibir a estos cinco titanes del hard rock.

Es 2002. Slash, Duff McKagan y Matt Sorum (respectivos guitarra, bajo y batería de Guns N’ Roses) se unieron para dar un concierto benéfico en honor a Randy Castillo (1950-2002), el baterista de Ozzy Osbourne. Decidieron formar una banda junto al guitarrista Dave Kushner, quien tocó antes con Suicidal Tendencies, Wasted Youth y Dave Navarro. Los cuatro iniciaron la búsqueda de un vocalista, y el proceso fue filmado por VH1. En la audición se presentaron Josh Todd (Buckcherry), Kelly Shaefer (Neurotica) y Travis Meeks (Days of the New). Hasta que Duff McKagan dio con su viejo amigo Scott Weiland, a quien conoció desde que la banda de San Diego se llamaba Mighty Joe Young, a la vez que el cantante ya había conocido a Kushner en ese entonces. Ya con Weiland instalado como vocalista del proyecto, necesitaban de un nombre: Slash sugirió Revolver, el cantante Black Velvet Revolver y quedaron con su identidad definitiva tras sacarle el “Black” a la opción sugerida.

El primer concierto de Velvet Revolver fue en El Rey, Los Angeles, Julio de 2003. En el intertanto, graban “Contraband” a fines de ese año. Pero el proceso se vio interrumpido por las recaídas de Scott Weiland con las drogas y sus apariciones en la Corte, que lo llevaron a rehabilitarse. El álbum ya listo apareció en Julio de 2004, bajo etiqueta RCA. En la producción están Josh Abraham (Weezer, Linkin Park, Slayer), Nick Raskulinecz (Foo Fighters, Deftones, Apocalyptica) y los mismos Velvet Revolver.

El arranque de “Contraband” es con la canción “Sucker Train Blues”, que se construye con las guitarras de Slash y de Kushner aumentando de intensidad, una sirena sonando de fondo y la versatilidad vocal de Scott Weiland, en tonos graves, altos y a través de un megáfono. Un cóctel rockero a toda velocidad en 4 minutos y 28 segundos. Tras éste sigue “Do It for the Kids”, que parte con la furiosa frase  “Went too fast, ran out of luck / and I don’t even give a fuck”, para conformar un tema donde Slash es el protagonista con toda la amplificación de su instrumento. En “Big Machine”, el siguiente en la lista, Weiland despotrica contra el sistema que convierte a las personas en esclavos, con casa, auto, esposa, hijos y dinero en el banco (entre otras cosas).

El cuarto tema es “Illegal I Song”, que arranca con un redoble de batería, continuando con una atmósfera muy densa en las estrofas, apenas dándole un matiz melódico en los coros, mientras un efecto de voces fantasmales rodea el solo de Slash. Le sigue “Spectacle”, un poco más melódico que el anterior, con pegadizos riffs. Como contrapunto a esas cinco primeras canciones, el sexto track es la power ballad “Fall to Pieces”, basada en la batalla que tuvo Scott Weiland con la heroína, que puso en jaque su matrimonio con la modelo Mary Forsberg. Un dato: De hecho, es ella, la segunda esposa, quien aparece en el videoclip. Sin duda, uno de los puntos altos del disco. Así llegamos al siguiente en la lista, “Headspace”, un llamado de urgencia en que el vocalista implora “Free my mind, levitate / Don’t let any of those fuckers in my headspace”. Las alusiones a los excesos del frontman californiano se perciben en “Superhuman”, con su coro: “Cocaine / alcohol / lady-lay / withdrawal”.

El siguiente track de “Contraband” es “Set Me Free”, que aparece en una versión ligeramente distinta de la que figura en el soundtrack de The Hulk. De hecho, su letra interpretaría el sentir del Dr. Bruce Banner cuando se convierte en la criatura verde: “Set me free, set me free / ‘cause I think you need my soul”. Una guitarra acústica abre la siguiente canción, “You Got No Right”, totalmente distinta a las anteriores, con irresistibles ganchos melódicos y la voz de Scott Weiland como en los tiempos de “Tiny Music… Songs from the Vatican Gift Shop” de STP. Acá llegamos a “Slither”, reconocida por su intro de bajo y su inconfundible riff de guitarra. En palabras de Weiland, en una entrevista: “Las letras hablan de una relación. (…) Es sentir que no estás bien en una situación”.

“Dirty Pretty Thing” es la canción número 12 de “Contraband”, gestada desde que Josh Todd y Keith Nelson de Buckcherry estaban en Velvet Revolver. Si bien fueron expulsados por Slash (y con Scott Weiland y Dave Kushner ocupando las vacantes), Nelson tomó parte de los créditos. Un tema intensamente veloz y rudo. “Contraband” finaliza con la acústica “Loving the Alien”, una canción que se extiende por 5 minutos y 38 segundos, matizada con sutileza por los toques de Slash y su infaltable solo. Un apacible cierre para casi 57 minutos de rock puro y duro entregado por Scott, Slash, Duff, Matt y Dave.

Con todas las expectativas en alto, “Contraband” debutó en el #1 del Billboard 200, vendiendo 256 copias en su primera semana, el mejor debut de un artista nuevo de rock en toda la era SoundScan. Terminó superando los 2.9 millones de discos vendidos en Estados Unidos y sobre los cuatro millones en todo el mundo, obteniendo así el Doble Disco de Platino. Además trajo números 1 para los singles “Slither” y “Fall to Pieces” en el Billboard Mainstream Rock Chart, quedándose en lo alto por 8 y 11 semanas, respectivamente.

En vista de la efeméride que nos convoca este 27 de Octubre, el sencillo “Slither” le dio a Velvet Revolver el Grammy a Mejor Interpretación de Hard Rock en 2005. El mérito es doble para Scott Weiland, quien recibió su segundo gramófono tras el premio para “Plush” de Stone Temple Pilots en la misma categoría, once años antes. En esta fecha de 2018 corresponde el natalicio número 51 de este cantante, compositor e irresistible frontman californiano, el nativo de Escorpión que dejó este mundo un 3 de Diciembre de 2015, a sus 48 años. “Contraband” es parte del legado que dejó como artista en solitario y en grupo, elevando su estatus al del auténtico rockstar de esta generación.

Carolina Plaza Vilches

Comentarios

Loading Facebook Comments ...