Disco Inmortal: Incubus – Make Yourself (1999)

Disco Inmortal: Incubus – Make Yourself (1999)

Hazlo tú mismo. Una frase simple y directa. Ese argumento ocupó la banda norteamericana Incubus para dar un fruto digno de los ’90. Sin embargo, a pesar de tener aquel slogan recurrieron, inteligentemente, al productor Scott Litt de R.E.M., para llevar a Make Yourself (1999) un paso más adelante, teniendo presente que tendrían como resultado un sonido maduro y profundo que no aplacó su estilo.

El rock y funk mezclado con rap en sus anteriores trabajos como Fungus Amongus o S.C.I.E.N.C.E., hizo presagiar que apostarían por llegar al público más juvenil de esos años con esta placa debido a la vanguardia que disfrutaba Korn y Limp Bizkit, que por cierto, lideraban los chart estadounidenses y por supuesto MTV. Las 13 composiciones que ostenta este álbum los hizo desmarcarse de aquella época jovial. Los riffs que van y vienen con suaves toques de funk en la guitarra de Michael Einziger son credenciales de que el disco posee un sonido que  destrabó los prejuicios en los cuales estuvieron encasillados por los críticos de música. Este larga duración destacó en la escena y  -de hecho- no se quedó solo en esa palabra, pues el disco voló con alas propias para consagrar a los californianos en abril del 2000 con un disco de oro.

‘Privilege’ por esencia sabe cuándo debe o no explotar, para entregarle al oyente aquella sensación extraviada de euforia y escape para ciertas situaciones cotidianas. Conjuntamente, ‘Nowhere Fast’ sigue la misma tendencia peligrosa pero Brandon Boyd sobresale con una muy buena vocalización, dando cátedra de que puede pasar de diferentes tonos con una habilidad innata. En ‘The Warmth’ que comienza con el sonido eximio de las ballenas, nos adentra en un momento de introspección sobre lo que sucede con nuestros comportamientos mundanos.


El primer sencillo que sacaron de este disco fue ‘Pardon Me’, pero fue estrenado al año siguiente como single y video. El track es el penúltimo del trabajo de Boyd y compañía y sencillamente entrega un ritmo fresco y rápido, con el agregado de rap a cargo de su frontman junto al debutante DJ Kilmore (Chris Kilmore), que reemplazaba en la tornamesa a Gavin Koppell creando una dualidad redonda, pero que no deja de lado a los otros integrantes, donde Jose Pasillas impone su sello en los momentos precisos junto al ex bajista de la agrupación Dirk Lance.

‘Drive’ tiene aquella sensación donde el miedo es el actor principal. En palabras de Brandon Boyd esta canción “habla básicamente sobre el miedo, acerca de ser conducido por él y realizar decisiones bajo este sentimiento. Se trata de imaginar cómo sería la vida si no la vivimos de esa manera”. Las frases del vocalista le dan la razón para que esta pieza que llegó a estar en el puesto número 9 de Bilboard Hot 100 fuera un acústico de gran éxito comercial.

Sin dejar de lado la musicalidad y el profesionalismo para este trabajo, ‘Stellar’, ‘Clean’ y ‘I Miss you’ son piezas muy bien pulidas, esenciales por sobre todo, que dejaron en una amplia gama un sonido elaborado que los catapultó a ser catalogados como una banda interesante y experimental. Incubus, entregó con Make Yourself el preludio de lo que sería Morning View, el trabajo más exitoso y popular de los oriundos de Calabasas, California.

Por Bastián Cifuentes A. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *