Disco Inmortal: Jane’s Addiction – Ritual de lo Habitual (1990)

Disco Inmortal: Jane’s Addiction – Ritual de lo Habitual (1990)

Primero que todo decir que este disco de Jane’s Addiction no deja de ser en gran cantidad parte de la personalidad de su vocalista y líder Perry Farrell, a quien siempre le ha encantado exponer su vida en letras, y claros ejemplos de aquello quedan registrados, noches de bohemia, aventuras junkies, el asunto espiritual y mucho sexo replegado en toda su esencia, el claro ritual de lo habitual para él, sobre todo en esos años de locura.

Es un disco disperso, pero que en conjunto enamora, está esta parte lúdica, riffera, rockera de sus primeros tracks y está ese factor algo onírico, nostálgico, romántico y certero que componen las baladas y la especie de trilogía final.

Fue el destape de la banda, que ya había dejado muchas cosas interesantes en aviso con el gran “Nothing Shocking” de 1988, pero acá hubo una solidez que arrancó desde el arte, las intros freakys, y un poderío en sus guitarras gentileza del soberbio Dave Navarro que iban a dejarlo estampado como un referente claro del rock alternativo de los 90’s, y de paso dejar notar al mainstream la capacidad furiosa de su estilo para tocar del gran guitarrista.

Stop

Quizá lo mejor de hacer este tipo de especiales es aclarar dudas eternas como el que de donde diantres salió esa intro en español “señores y señoras/nosotros tenemos más influencia con sus hijos que tu tiene/pero los queremos…creado y regado de Los Angeles: Juana’s Adicción!” algo que suene incomprensiblemente cool y aun no está del todo claro, pero sí podemos descifrar que en el disco aparecen las primeras líneas en el poema “To the Mosquitoes” escrito por Farrell, quizá esta intro conquistó corazones latinos pese a su pésima traducción y pronunciación, antesala curiosa para un bombazo para partir el disco.

Hay un afán ritualesco en el disco, la mística de Farrell impuesta y rodeado de guiños a seres queridos, como a Xiola Bleu, su amiga heroinómana fallecida por sobredosis en el tema “… Then she did”, y a su madre fallecida por suicidio cuando Perry era muy niño. El porqué de las imágenes de santería en torno a este trío sexual explican y revelan también lo que es claramente la más compleja y genial composición de este disco: “Three Days”, donde Farrell narra muy bien su fin de semana interminable de sexo y drogas junto a sus dos amigas, cosa que realmente pasó, acentuado con interminables viajes en un tema progresivo, largo y extraño, que quedó plasmado como una genialidad de la banda para siempre.

Hay que decir que la formación se entendía de lujo, el bajo predominante de Eric Avery no quedaba eclipsado con las tremendas guitarras de Navarro, ni tampoco la furiosa batería de Stephen Perkins, estaba todo condimentado en justa medida. En el súperhit “Been Caught Stealing” se puede ejemplificar totalmente, un tema ondero, taquilla, funky y muy bien armado al mismo tiempo, líneas de bajo de temer. Aparte de ser una oda al robo hormiga, de lo adrenalínico que puede ser robar cualquier tontera en el supermercado.

Been Caught Stealing

Están “Obvious” y “Ain’t no Right” que plasmaban el mejor JA que pudimos tener históricamente: inteligente, suelto y desentendido del mundo, guiños al reggae en ambas para plantar una marcha que te hace estallar, sobretodo en la segunda, por lo demás, pueden ser temas de peso funk rock de primera, pero el espíritu hippie está por todos lados. Era una faceta distinta de los norteamericanos, y también distinta de todo lo escuchado hasta la fecha.

No tiene tema malo, cada una de sus canciones presenta cosas interesantes, claramente fue el disco que le dio el pase al mainstream a la banda y que de alguna manera influyó a todo lo que desarrollarían los Red Hot en los 90’s (es cosa de escuchar el gran “One Hot Minute” donde el propio Navarro participó) y darles ese crédito es casi tan valioso como el hecho de que han pasado más de 20 años y nos emociona tal como el primer día que lo escuchamos.

‘Ain’t no Right’ (Live)


Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *