Disco Inmortal: Los Fabulosos Cadillacs – Vasos Vacíos (1993)

Disco Inmortal: Los Fabulosos Cadillacs – Vasos Vacíos (1993)

“Matador”, “Siguiendo a la Luna”, “Yo Te Avisé”, “Manuel Santillán, El León”, “Demasiada Presión”, “Te Tiraré del Altar” o la canción que le da nombre al disco: “Vasos Vacíos”. Este larga duración es el primer recopilatorio de la banda, uno de los más políticos y premiados por la industria a la banda liderada por Vicentico y Flavio Cianciarulo.

Ska, reggae, samba y rock. Este disco se embellece a través de la simbiosis de sonidos que le incrustaron a cada track los oriundos de Buenos Aires. Sin embargo, la carga política, social y de justicia es un componente esencial para validar un trabajo que abarcó desde “Bares y Fondas” (1986), “Yo Te Avisé!!” (1987), “El Ritmo Mundial” (1988), “El Satánico Dr. Cadillac” (1989) “Volumen 5” (1990) y “El León” (1992), además de dos canciones inéditas para ese tiempo como “V Centenario” y “Matador”.

El disco emprende su camino con “Cadillacs” a un ritmo muy parecido a lo que realizaron los ingleses de Madness con One Step Beyond a fines de los años 70’, pero con un toque latino y sofisticado. “Matador” es la primera canción estrenada para este LP a través de la lucha de una persona en contra del sistema al ritmo de la murga que le infundió Flavio. “’Matador’ es un samba-reggae que hizo Flavio, que tiene que ver con un viaje que hicimos a Brasil. Nos encantaba descubrir a fondo esos ritmos y mezclarlos con una letra porteña”, declaró hace algunos años Sergio Rotman. Para muchos “Matador” es la mejor canción en la historia de los Cadillacs debido a su letra y a la fiesta que le dieron a una tonada de protesta y aguante social: “Me dicen el matador me están buscando / En una fría pensión los estoy esperando / Agazapado en lo más oscuro de mi habitación / Fusil en mano, espero mi final”. No obstante, también hace referencia hacia uno de los grandes cantautores latinoamericanos como fue Víctor Jara: “qué suenan, son balas / Me alcanzan, me atrapan / Resiste, Víctor Jara / No calla”.

Viento de libertad sangre combativa / En los bolsillos del pueblo la vieja herida / De pronto el día se me hace de noche / Murmullos, corridas / Aquel golpe en la puerta, llego la fuerza policial

Cuando comienza a irse el sol y la cerveza ya se empieza a acabar”, reza las primeras palabras que emite Vicentico en un ritmo down para luego hacer una explosiva canción mediante el ska en “Te Tiraré del Altar”. “Mi Novia Se Cayó a Un Pozo Ciego” es el prólogo para la bailable “Gitana”. La canción que fue editada en el disco “El León” de 1992 fue una de las composiciones más codiciadas y predilectas para aquellas fiestas noventeras.

“Manuel Santillán, El León” es una pieza política y de protesta esencialmente. “Van al mar van al mar / Llanto y dolor / Sufrimiento de un pueblo / Se ahogan y se hunde en el mar”, dice una de sus estrofas más conocidas haciendo referencia a como muchas dictaduras silenciaron a los que estuvieron en su contra en Latinoamérica. “Siguiendo a La Luna” debe ser una de las obras más aplaudidas de los argentinos tanto por su sonido como por su letra escrita por el saxofonista Sergio Rotman. “Vamos mi cariño que todo está bien / Esta noche cambiaré / Te juro que cambiaré / Vamos mi cariño ya no llores más / Por vos yo bajaría el sol / O me hundiría en el mar” canta Vicentico en este track publicado en la sexta placa de estudio de los trasandinos (“El León”).

Queridos enemigos de siempre / Hoy dejo este mundo de dolor / Nunca se olviden / Que el llanto de la gente Va hacia el mar

“Revolution Rock” es el homenaje que realizaron a Danny Ray los bonaerenses en esta canción extraída del LP “El Ritmo Mundial” de 1988. Los Cadillacs se encargaron de traducir la letra del jamaicano al español y darle un ritmo mucho más atrevido y rápido tanto en batería, guitarras y con mucho énfasis en el bajo del Sr Flavio, desligándose completamente de lo que ya habían hechos The Clash para este sencillo en su álbum London Calling.

La canción que le dio nombre al disco debe ser una de las más transversales de los antiguamente llamados ‘Cadillacs 57’. “Vasos Vacíos” es mundialmente conocida por la colaboración que hicieron con Úrsula Hilaria Celia de la Caridad De La Santísima Trinidad Cruz Alfonso, mejor conocida como Celia Cruz, la mismísima ‘Reina de La Salsa’. La cubana destacó con sus mayores dotes al hacer un dúo genuino con Gabriel Fernández Capello (Vicentico); sin embargo, detrás de esta pieza musical estaba el plan de la salsera por expandir su música por Sudamérica y abarcar otros mercados. El mánager de Celia fue el que movió los hilos para que realizara el viaje a Argentina y grabara este sencillo, aprovechando su estadía en el país para lanzar sus trabajos y conquistar nuevas audiencias. Fue un experimento y a la vez una apuesta, pero se convirtió en el mayor hits de ambos y con el cual se consagraron gracias a la recepción del público y el márketing que hizo de las suyas.

Siempre habrá vasos vacíos / Con agua de la ciudad / La nuestra es agua de río / Mezclada con mar

El disco recopilatorio de Los Fabulosos Cadillacs logró posicionarse entre los más vendidos y además ayudó a que los argentinos pudiesen grabar un Unplugged para la cadena MTV. También, el sencillo “Matador” se convirtió en la más representativa de los trasandinos, ubicándolo siempre en los primeros lugares de los ránkings de videos musicales. “Al ritmo de la banda” y “al compás del son”  este grandes éxitos condensó mucha política, conciencia social y… rumba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *