Disco Inmortal: The Doors – The Soft Parade (1969)

Disco Inmortal: The Doors – The Soft Parade (1969)

“Cuando todo lo demás fracase / podemos azotar los ojos de los caballos / y hacerlos dormir y llorar”, recita Jim Morrison hacia el final de la canción que le da el nombre a la cuarta placa de The Doors: The Soft Parade.

En los primeros meses de 1969, se habían editado varios singles de este larga duración. Por un lado estaba “Touch Me”, que se iba a llamar “Hit Me” originalmente según Robbie Krieger y que tuvo que ser cambiado, debido a que Jim encontró que el título era un tanto político para lo que era en sí y, por otro, estaba “Wishful Sinful”, una balada con tintes muy melódicos. Las dos composiciones eran obras del guitarrista y tendrían un éxito disímil, debido a que “Touch Me” (con un solo magnífico del saxofonista Custis Amy) para sorpresas de los mismos Doors alcanzó el puesto número 3 en Estados Unidos y “Wishful Sinful” se quedó bastante relegada en el 44.

“Tell All The People” se sumó a la lista de singles de los californianos, pero no convenció mucho a la crítica especializada. Los problemas de Morrison con el alcohol y las drogas (ya mezclaba cocaína con licor) estaba destruyendo a la banda y los constantes atrasos le trajo varios problemas con Paul Rotchild. Además, el ‘Rey Lagarto’ seguía haciendo sus proyectos paralelos como los literarios y poéticos, los cuales se financió él mismo y los que tenía con su productora Hiway Productions, mediante películas y secuencias experimentales, relegando a un segundo o tercer plano a su banda.

La cuarta placa se estaba transformando en un infierno para los originarios de Venice y eso no lo comprendía Morrison que seguía evitando la realidad y los problemas a base de drogas y bebidas destiladas.

Las labores de composición de cada canción estaba recayendo en el mismo que hizo “Light My Fire” un hit y por primera vez se cambian los créditos de los temas “Songs By The Doors” por los individuales. El antepenúltimo álbum de la agrupación, fue hecho sin mucha intervención de su vocalista, quien solo acudía en sus ratos libres a grabar las partes que le correspondían. Asimismo, dos tracks de autoría completa de Morrison como fue “Shaman’s Blues” y “The Soft Parade” sirvieron para salvar los 86 mil dólares que se desembolsaron en él. En estas canciones se nota el sello de los poemas que venía escribiendo últimamente el frontman y expresa su gran talento en la composición homónima del disco, y que revela la complejidad tanto de las estrofas como de los constantes cambios de ritmo que conllevó la pieza final del LP.

“Wild Child” puede ser la canción que mejor consiguieron como grupo The Doors en esta obra, a pesar de que es de autoría completa de Morrison, debido al sonido que puso de manifiesto lo que serían los acordes, arpegios y diferentes gamas tonales que utilizarían en las siguientes placas como Morrison Hotel y L.A. Woman.

Bill Siddons, mánager de la banda, estaba preocupado por las pocas actuaciones que habían en carpeta para presentar el disco y cuando se sumaron más conciertos, las productoras exigieron un depósito de 5 mil dólares para que Morrison y compañía concretaran las actuaciones. Sin embargo,  los problemas que trajo consigo el episodio de Miami, había hecho cambiar a Jim Morrison por completo y estampó un halo de inquietud en todo lo que conllevaba trabajar con los creadores de “Break On Through”. Debido a los pocos conciertos que estaba realizando la banda, se sumaron dos actuaciones que agradecieron con magníficas presentaciones, como fueron las de Toronto y la de México D.F. Este último, también fue muy polémico debido a los problemas que le puso, en ese entonces, el actual presidente de México Gustavo Díaz Ordaz quien aplicó mucha burocracia exagerada para bajar varias presentaciones, pero que mediante el fanatismo de uno de sus hijos por la banda estadounidense pudo lograr hacer algunas y de pasada conocer la bohemia y las zonas típicas del Distrito Federal.

The Soft Parade significaron largos nueve meses de grabación, donde el trabajo en equipo se desarrolló de pésima manera. El correlato, teatralidad y poesía que venía haciendo Morrison junto a los suyos se vio un poco opacado por esta placa, debido a que solo tuvo tintes de sentimiento y estilo, en los cuales la prensa especializada y la crítica los hizo sentir.  Solo un par de canciones fueron las que pudieron salir a la fama de este LP lanzado un 18 de julio de 1969 y una gran introducción a un poema hecho música como fue “The Soft Parade”: “When I was back there in seminary school, there was a person there Who put forth the proposition, that you can petition the lord with prayer Petition the lord with prayer, petition the lord with prayer You cannot petition the lord with prayer¡¡¡ (“Cuando yo estaba en la escuela intermedia, había una persona allí que se empeñó en proponer que puedes pedir al Señor con oraciones, pedir al Señor con oraciones, pedir al Señor con oraciones ¡No puedes pedir al Señor con oraciones!”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *