Discomanía: el transversal fenómeno del debut de Elastica

Sé lo que no somos”, declaró orgullosamente Justine Frischmann en 1995 acerca de lo que representaba Elastica en la escena musical británica de mediados de los 90. Claramente se tuvieron fe en una época donde la guerra que había desencadenado la New Musical Express (NME) entre sus regalones Blur vs. Oasis era lo que realmente importaba en el Reino Unido. La banda liderada por Justine demostró que su música sería algo que al igual que los supergrupos de esos años, el tiempo le daría la vitalidad para que sus líricas y ritmos se mantuviesen vigentes en las generaciones posteriores a la Cool Britania.

El disco debut de los oriundos de Londres tendría credenciales de sobra para imponerse en el ambiente británico de aquellos años. Bajo el régimen conservador de John Mayor como Primer Ministro, la banda que apostó por el sonido más duro, con toques de punk y acelerados, triunfó sin muchos preámbulos. Sin embargo, los antecedentes de la banda datan desde 1992 cuando fue fundada y donde la vocalista y frontman ya cimentaba parte de su carrera haciendo temas con Brett Anderson de Suede (“See That Animal”) y viviendo un idilio con el vocalista de Blur, Damon Albarn quien participó tocando el bajo en la agrupación con el seudónimo de Dan Abnormal, una especie de anagrama que le quedó perfecto al creador de “Song 2”, para mantener el bajo perfil y darle el crédito a su actual novia y proyecto.

El homónimo de los londinenses tuvo varias influencias y muchas veces fueran acusadas de plagio. Sin embargo, se escudaron bien y afirmaron que “no hablamos de esas cosas. Son temas que pueden ser motivo de divorcio”. Argumentos les sobraban pero que sonaban parecido a sus padrinos de escena como los Wire, lo fue. En “Connection”, tenemos un ejemplo, ya que el aplaudido éxito que los catapultó a la fama tiene una línea melódica muy parecida a la canción de los Wire  como es “Three Girl Rhumba”.

Riding on any wave / That is the luck you crave / They don’t believe it now / They just think it’s stupid / So got anything?” (“Montando en cualquier ola / Ahí está la suerte que ansías / Ellos no lo creen ahora / Ellos sólo creen que es estúpido / Así que algo has conseguido?“), se expresa en la primera estrofa del hit lanzado en 1994, meses antes de la misma publicación del álbum y que fue un agridulce sabor para la crítica que rápidamente posó sus ojos y oídos en esta nueva formación.

“Waking Up”, también estuvo en el ojo del huracán debido a que ostenta líneas musicales parecidas a una de las canciones de The Stranglers como es “No More Heroes”. Sin embargo, mucha de la crítica tuvo que callar u obviar ciertos comentarios, pues los favoritos de los especialistas como los hermanos Gallagher también ocuparon ciertos ritmos de otras bandas en muchas de sus mejores obras (“Cigarettes and Alcohol” suena parecida a “Get It On” de T. Rex). “Line Up” tiene ciertos parecidos en el bajo a “Girls and Boys”, algo que no se aleja mucho de la lógica, pues Albarn era el bajista de ese entonces en el cuarteto y en una de esas, en un bajón de creatividad, incluyó eso o quién sabe.

“Stutter” y “Car Song” son singles que obtuvieron muy buenas calificaciones por parte de los expertos, pues los sencillos tienen rasgos sucios muy garageros, pero que podían ser perfectamente ocupados en cualquier situación tanto de fiesta o simplemente de escucha diaria. El director elegido para el video clip de “Car Song” fue Spike Jonze (Being John Malkovich y Her), quien realizó una cierta simbiosis de ideas de películas clásicas y futuristas como Blade Runner  para armar su propio thriller con elementos del cine japonés.

Las canciones del homónimo de Elastica que pegaron y que hoy en día se pueden deleitar con la misma frescura, son el mayor argumento que tienen los londinenses liderados por Justine. Courtney Love afirmó en su momento que “Blur no tendrá éxito en Estados Unidos, pero Elastica sí”. Sabemos que hay que tener ciertos resguardos a la hora de analizar lo que dijo la viuda de Cobain, pero de que tuvo razón, la tuvo. Estar en el top 100 de EE.UU., conseguir disco de oro y además, tocar en uno de los festivales con mayor reputación de América del Norte como es el Lollapalooza no fue un mero acierto, por algo su LP se puede encontrar en tres versiones que contienen canciones como “Cleopatra” o “See that animal”.

Varias de sus obras siguieron en la palestra después de la caída del britpop como “Sutter”, “Car Song”, “Waking Up” o “Line Up”. “Connection” fue su momento culmine y hasta en esta época sigue siendo una de las canciones que son puestas en films, pistas de baile o fiestas escolares. Transversales.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...