El Arte del álbum “Hail To The Thief”(2003) de Radiohead

El Arte del álbum “Hail To The Thief”(2003) de Radiohead

Un día como hoy, Radiohead lanzó “Hail To The Thief” (2003) su sexto álbum de estudio por Parlophone/Capitol Records. Este trabajo cuenta con una  portada increíble, tan desordenada y brillante como el mismo disco.  Su diseño lo realizó el artista visual y escritor Stanley Donwood, quien lleva más de dos décadas colaborando con la banda.

Donwood es sin duda, un pilar fundamental en la construcción de la identidad visual de la banda debido a que su arte  va  muy de la mano con el contenido de los discos,  representando virtuosamente el espíritu crítico  y el carácter fuerte de una banda tan compleja como Radiohead.

 

 

Cuenta la historia que para hacer esta portada Stanley  se fue a vivir  un tiempo a Los Ángeles, California junto a los miembros del grupo y a su productor Nigel Godrich. De esta manera fue más fácil para él proponer sus ideas y recibir el feedback de los demás, sobre todo de Thom Yorke, el más involucrado con este tema.

Para crear el arte de «Hail to the Thief» el artista se inspiró en su propia experiencia al ir sentado como pasajero en los autos, ya que él no podía manejar. Fue entonces cuando su mente se iluminó al ir observando los letreros con palabras y colores brillantes. Le llamó la atención el mensaje violento de los que vió en los patios delanteros de las casas,  en los que se leía “Armed Response” (respuesta armada) en vez de un simple «Manténgase alejado del jardín». De estos extrajo la paleta de colores: “Ahí usamos esta paleta increíblemente limitada de negro, blanco y cinco colores y se veían bien. Anoté todas las palabras, luego las corté y las puse juntas en mapas aproximados. Las obras de arte eran mapas de ciudades que tenían alguna relación con la guerra contra el terrorismo. Manhattan, Los Ángeles, Londres, Grozny, Kabul”. 

El artista involucrado al máximo en su misión, hizo una serie de nueve pinturas acrílicas sobre lienzo con mapas que tenían palabras y frases de alguna forma políticas. Esta idea la tomó de la gran artista y diseñadora estadounidense Paula Scher, quien a comienzos de los noventa empezó a pintar mapas coloridos gigantes . Hacer cada uno de le tomaba alrededor de seis meses y luego, con la práctica, cada vez menos tiempo.  Scher es considerada la » maestra conjuradora de lo instantáneamente familiar» quien presentó en su libro «Paula Scher: Maps» (2011)  una colección de 39 mapas creados a mano y con pincel. Son pinturas de hasta 4 metros de alto, donde utilizó una mezcla de imágenes y tipografía con el objetivo de resaltar el ruido semiótico que se vive en la actualidad y  la compleja realidad sociopolítica de las ciudades en el mundo.

 

                                                                                                                                             Por Ame Hurtado

Ame Hurtado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.