El futuro de Crisálida, su nuevo proyecto Invictor y más: entrevista con el guitarrista Damián Agurto

El futuro de Crisálida, su nuevo proyecto Invictor y más: entrevista con el guitarrista Damián Agurto

Con nuevo proyecto bajo el brazo y con una gira importante con Crisálida en el horizonte, el destacado guitarrista nacional Damián Agurto nos concedió un tiempo para hablar, justamente de su nuevo proyecto Invictor, que es un disco instrumental que lo tuvo bien ocupado los últimos años y que ahora se ve totalmente concretado, sin dejar de mencionar las buenas noticias que hay para los fans de Crisálida, sin duda una de las bandas más importantes de metal progresivo nacionales y que afronta un prometedor nuevo paso.

Hola Damián, gusto saludarte y felicitaciones por este nuevo proyecto.

Para los fans que aún no lo conocen ¿Cuál es la principal diferencia entre la música de Inviktor y Crisálida?

A pesar de que yo compongo para los dos proyectos al mismo tiempo, voy clasificando de acuerdo a como van saliendo los temas. Habían varios temas que por estilo que no iban a cuajar en un disco de Crisálida. Yo cuando llegué la banda (5 o 6 años) ellos ya tenían un sonido logrado, yo puse unas pinceladas a lo que ya estaba amoldado y a algo que ya está totalmente consagrado. Es decir, si yo tengo que hacer música para Crisálida para otro disco, sé perfectamente donde tengo que ir, sin decir con eso que estamos encasillados o sin ánimos de hacer cosas diferentes. Yo cuando hago para mi proyecto solista, lo hago con más libertad por así decirlo.

Cuéntanos como surgió el proyecto y háblanos un poco de la creación y dinámica para concretarlo

Este es un proyecto de estudio. Esto venía desde el 2016 y estuve hasta mediados de 2017, período donde estuve componiendo canciones que estarán en el próximo disco de Crisálida. Fue como esa preproducción, pero con la diferencia que los temas de mi disco los seguí trabajando en mi casa y los de Crisálida con toda la banda. Aprendí a hacer todo ese trabajo que se hacía antes en sala en mi computador, con los programas y todo eso, y vas aprendiendo, te vas pegando unos porrazos, pero al final es un proceso súper enriquecedor.

Vemos que Pepe Lastarria se luce una vez más en la producción del disco, ¿Podrías contarnos un poco acerca del trabajo en la producción? Imagino que están muy satisfechos.

Sí, yo al menos estoy más que satisfecho. Yo elegí trabajar con Pepe porque, aparte de que me gusta mucho como mezcla, como masteriza, aparte del tema de sonido, me interesaba que modernizara la música. Ya que por el tiempo que llevaban los temas, me sonaban un poco viejos, por lo que necesitábamos una pasada de arreglos o un ‘refresh’ de una oreja externa. Sabía que al trabajar con Pepe al él se iban a ocurrir cosas, aparte que él es guitarrista, entonces sabe mucho del instrumento que yo toco, hablábamos un idioma común y de hacer todo el trabajo final de grabar las guitarras y el bajo, nos dimos el lujo de ponernos muy detallistas.

Hay una niña, Angélica, a la cual le dedican tema en el disco. ¿Podrías contarnos algo más acerca de eso?

Sí, la Angélica es una amiga de Concepción que yo conocí, empezamos a hablar y yo le mandaba los temas. A inicios de 2017 cuando yo volví de Europa, me daba feedbacks súper sinceros. A veces uno le manda cosas a amigos y te dicen “si, está la raja, bacán, dale no más” y…  en realidad está como las huevas pos! (risas). Y ella no tenía ningún miramiento al decirme “eso está fome, no me gusta, hay que resolverlo, etc.”, y también me iba como dando consejos con los sonidos. Fue la única que iba escuchando el disco.

Escucha “Angelique”, nuevo single de Invictor, el proyecto solista de Damián Agurto

Elegiste el formato instrumental, algo un poco arriesgado. ¿Pensaste en algún momento ponerle voces al disco?

Sí, tenía otras canciones que eran mucho más cantables, pensé en invitar vocalistas, pero se me complicó un poco. No quería pegarme el piscinazo de trabajar con alguien que no conociera,  por ejemplo trabajé con Braulio (Aspé, bajista) que vengo trabajando años y que yo sabía que no me iba a dejar tirado, Cristobal Orozco (Octopus, baterista) que para qué decir lo profesional que es, el “Maui” de Estudio sonoro (Mauricio Olivares, tecladista), también conocido de años. Quise concretar el proyecto quizá un poco más “latero”, pero no quise tomar el riesgo de trabajar con otra persona o gente que no conociera. Después cuando estábamos produciendo y grabando se nos ocurrió con Pepe, y grabé coros con la guitarra, pero finalmente se nos pasaron las ganas a los dos. De todas maneras no descarto para más adelante, pero es que por el formato, lo progresivo, fue como “si vay a meter la cabeza al water tira la cadena”, es un poco más arriesgado a mi gusto.

Cuéntanos un poco acerca del futuro de Crisálida, viene show en Bar de René, luego a Europa, ¿y que más después o entremedio? ¿Piensan en algún disco a futuro tal vez?

Sí, el disco quedó más o menos compuesto a finales de 2017. Un poco después que terminara de hacer mi disco solista, la mayoría de los temas de Crisálida quedaron cerrados. Tanto letras como melodías. Bueno, ahí pasó a fines de año que se enfermó mi papá y falleció unas pocas semanas después. Entonces ahí el trabajo se detuvo por decisión mía y ahora lo estamos retomando ya con Felipe (Cortés) en la batería, todos esos temas y ese material que es muy bonito, un concepto genial, que encarna Cinthia (Santibañez, voz) en las letras y que tiene mucho que ver con el sonido, ya que nos empapamos de la historia que quiere contar ella al estar componiendo la música. Al menos yo por mi parte busqué los documentales, leí un poco y ahí recién me puse a arreglar la música. Fue como hacer la música para una película. Yo creo que lo vamos a tener antes de fines de año probablemente.

Compartirán con Scorpions, Rainbow, Opeth y más en el Rock The Coast. ¿Qué te parece esta experiencia y que tal es para tu carrera poder compartir con artistas internacionales? ¿Lo habías hecho antes?

Sí, muchas veces habíamos abierto shows de artistas grandes internacionales. Anathema, Riverside, uno de los proyectos de Anneke, etc. Pero para mí esta experiencia igual es un poco “next level”, porque si bien habíamos estado en Europa antes de gira con Orphaned Land, nunca hemos tocado en un escenario de esa envergadura afuera, entonces sí es como un paso adelante que estamos dando y queremos hacerlo con el profesionalismo que corresponde y ojalá sea una oportunidad para abrir otras puertas además y terminar de internacionalizar la carrera, que es lo que hemos venido trabajando, al menos desde que yo llegué a la banda.

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *