Entrevista a Akinetón Retard: «Akinetón es libertad de crear, es música quiltra, como lo es la música chilena»

Entrevista a Akinetón Retard: «Akinetón es libertad de crear, es música quiltra, como lo es la música chilena»

A mediados de los noventa jóvenes estudiantes de música darían inicio a la que es una de las bandas mas particulares del rock nacional, Akinetón Retard. Mezcla de sonidos que vienen desde el jazz, rock experimental y rock progresivo, siempre acompañados de ritmos africanos y latinos.

Han pasado ya 26 años en los que el conjunto ha variado en integrantes pero siempre manteniendo pilares inamovibles. Hoy luego de un parón obligado de año y medio sus seguidores esperan con ansias la celebración de estos 25 (+1) años de carrera. Ocasión que tendrá lugar este miércoles 27, se trata de la tercera jornada del Ciclo Cultura Reactiva en Teatro Nescafé de las Artes.

De esta manera harán un show de regreso con el guitarrista Vicente García-Huidobro, Cristián Bidart en batería, Leonardo Arias y Rodrigo de Petris en vientos. Además de Jaime Concha en el bajo y las experimentaciones de Edén Carrasco. Conversamos con Cristián Bidart, el histórico baterista de la banda, sobre música, los orígenes y los preparativos para el show de este miércoles.

¿Cómo enfrentó la pandemia Akinetón Retard y cómo se dio la vuelta a los escenarios?

Ha sido bien especial porque el último concierto fue en Bar de René en febrero de 2020. Se produjo mucha incertidumbre luego del estallido y pandemia. Tenemos un disco listo, pero sin conciertos quedamos sin lucas para hacer copias, lograr un diseño o hacer un concierto de lanzamiento. Fue un frenazo que nos pegó, nos quedamos sin sala de ensayo, la que ocupábamos hace 15 años, entonces los primeros meses de pandemia estuvimos algo distanciados, mas introspectivos y resolviendo fantasmas. La vuelta a tocar lo queríamos hacer hace rato, nunca habíamos estado tanto tiempo parados, esto fue bien forzoso y nosotros veníamos embalados. Cuando decidimos volver a tocar apareció Guillermo Italiani de Santiago Fusión y fue para nosotros maravilloso, celebrar los 25 años (+1). Fue muy emocionante, estamos contentos de vernos y tocar esta música tan especial.

¿Consiguerón otro lugar de ensayo sobre la marcha?

Nos quitaron la casa donde ensayábamos hace 15 años, yo también la usaba para estudiar y hacer clases. Quedarse sin sede fue complejo, no tenía donde tocar batería, hasta que conseguí un lugar para mí en marzo de este año. Ahora lo que faltaba era tocar con la banda, hace un mes nos juntamos de nuevo, fuimos a estudios La Makinita, con los Juana Fe, Jaime Concha es bajista ahí también. Tenemos mucha relación con la banda, hemos tenido hermandad con el grupo y en especial con la productora La Makinita, un lugar súper rico para ensayar.

Akinetón se ha caracterizado por una instrumentación bien original, donde si bien se identifican estilos no hay influencias claras ¿Cómo has sentido la evolución musical en estos 26 años?

Hay una evolución gigante, hemos aprendido a crear y recrear un sonido. En un comienzo tocábamos mucho en la semana, éramos jóvenes, 20 años solteros, vivíamos juntos algunos. Eso da tiempo para vernos, pelar el cable, conversar. La vida fue cambiando y eso cambia bastante la relación. Los cambios en la música tiene impacto con eso, trabajábamos muy en taller, luego empezamos a trabajar más en pedido. Hicimos música para teatro en «21 Canapé», el tercer disco. En la composición siempre dejamos partes para la imprevisión, todos opinamos y hacemos arreglos. Con los años entró la tecnología a Akinetón , empezamos a hacer maquetas, se hizo mas accesible hacer música en casa y grabar. Los últimos discos, «Azufre» y el que viene en camino los grabamos super rápido. Como músicos que nos gusta experimentar y probar cosas no nos vamos a quedar pegados en los mismo. Todos nosotros hemos trabajado en proyectos musicales paralelos, lo que enriquece a la banda. Las experiencias de afuera las traemos al grupo.

¿Identificas influencias claras en la música de la banda? En lo musical o el contexto, ¿Qué tanto influye en el sonido final?

Difícilmente, todos escuchamos músicas distintas y nunca hablamos de hacer algo similar a la otra banda. La música de Akinetón no tiene influencias, lo único que podría decir es que es música chilena, música quiltra. El folclor se marca harto y nuestra música es representativa de nuestra época también. Estábamos metidos en marchas y todo el disgusto de los ’90. De hecho un miembro de la banda fue presidente de la Fech, Álvaro Cabrera, que fue clarinete en el primer disco, luego manager e iluminador. Nosotros no cantamos mucho, sin embargo gran parte de la rabia, la perturbación y el sentimiento para tocar y componer refleja esos años de Patricio Aylwin cobarde, Pinochet preso en Londres y todas las contradicciones de los socialistas renovados. Nos sentíamos  estafados de esta democracia que en realidad no es democracia.

Hacen música para ustedes, una catarsis colectiva quizás…

Akineton jamás quiso ser banda pop, jamás calculamos a cuanta gente podíamos llegar. Por eso es difícil hablar de influencias y jamás pusimos en juego la música. Usamos cosas de jazz etíope o la música docta contemporánea, pero tampoco somos eso. Akinetón es libertad de crear, nuestra música es quiltra, como lo es la música chilena. Seguimos nuestro propio camino es rock chileno contemporáneo. Bandas como Congreso y Los Jaivas a mi me volaron la cabeza, la primera vez que vi a Congreso fue cuando lanzaron el «Para Arqueólogos del Futuro» y me voló la cabeza, ver al Tilo González en batería fue fenomenal.

Año y medio sin tocar ¿Cuáles son las expectativas para el show del miércoles, que han preparado?

Nos preparamos tocando y recordando notas y ritmos. Hicimos un guión para el show, que abarca el disco nuevo, lo mas representativo del repertorio reciente y una parte nostalgia pura, temas que no hemos tocado hace 15 años. Hay un poquito de ansiedad porque no tocamos hace rato, es un teatro importante. Sobre el público que va a ir por lo que hemos visto hay hartos seguidores antiguos, hasta viene un amigo viajando de Coyhaique exclusivamente a vernos. Gente de todos estos años, ellos ya saben lo que somos y queremos sorprenderlos con temas que no tocamos hace años y temas nuevos. Tenemos una propuesta visual, tenemos de invitada a la cantante de Newen Afrobeat. En nuestros shows siempre hay humor, hay incoherencias, hay error, todo controlado por supuesto. Será un concierto largo, una hora cuarenta. Verán sorpresitas, el concierto esta todo hilado, tiene guion, puesta en escena interesante, lo hicimos con harto cariño.

 

 

Nacion Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.