Entrevista con Como Asesinar a Felipes: “La guitarra no es lo que buscamos para componer nuestro bloque sonoro”.

Entrevista con Como Asesinar a Felipes: “La guitarra no es lo que buscamos para componer nuestro bloque sonoro”.

Como Asesinar a Felipes, en poco tiempo, se convirtió en una de las bandas más importantes -y difíciles de clasificar- de la música chilena del nuevo siglo. Con una productividad y disciplina envidiables, en 12 años han editado 7 LPs de canciones originales, han fichado por el sello de Billy Gould -Koolarrow Records-, han girado por el mundo y colaborado con importantes figuras de la música chilena e internacional. A propósito del lanzamiento de “Naturaleza muerta”, su nuevo álbum, conversamos con Felipe Metraca, el cerebro principal detrás de un quinteto que no para de sorprender y superarse a sí mismo.

El viernes 12 de julio fue el día elegido para el lanzamiento de un álbum que sorprende por su impecable equilibrio entre ambición, complejidad y vanguardia, con facilidad de llegada al oído. Como lo hacen los grandes discos. De esta forma, “Naturaleza muerta” es más cinematográfico que cualquier otro lanzamiento de CAF, gracias a un papel protagónico de DJ Spacio, a cargo de las tornamesas y samplers.

Sobre el proceso de composición y grabación, Metraca señala: “Fueron varias sesiones entre el 2018 y el 2019, algo totalmente nuevo para nosotros, que acostumbrábamos a grabar nuestros discos en un par de días. Aprovechamos que Billy viajó a Chile para acompañarnos en Lollapalooza y REC y entramos a los estudios CHT en Ñuñoa para registrar el trío bajo, saxo/flauta y batería. Luego fuimos añadiendo voces e invitados increíbles, como el poeta mapuche Mapurbe, el grupo de percusión Avalancha, además de instrumentos que nos encantan como fagot, corno, clavecín y oboe. En febrero de este año vino Billy y mezcló el álbum en el mismo estudio, y Dj Spacio dio los toques finales. Para cerrar el disco, fue masterizado a cinta por Chalo Gonzalez, y el resultado final nos encantó”.

Como Asesinar A Felipes estrena single y anuncia nuevo álbum de estudio

Los CAF desde afuera se ven muy cómodos trabajando con Billy Gould como productor, parece ser que encontraron en él la persona ideal para conducir y pulir la avalancha de ideas y personalidades que proviene de sus cinco integrantes. Desde que partieron con “Comenzará de nuevo” en 2012, pareciera que se inició una especie de segundo tiempo en la banda, que abandonó el más tradicional rap-jazz, para aventurarse en un camino de música mestiza más parecida a un escurridizo rock progresivo, que también se queda corto como etiqueta para músicas que, como en Naturaleza Muerta, juegan con un triphop con elementos de la música mapuche y latinoamericana, de forma genuina y orgánica, sin intentos más estereotipados de mixtura. Como sea, Gould parece ser un elemento clave en ese tránsito: “Desde que comenzamos a trabajar con Billy el año 2010, la relación ha ido creciendo de manera natural, sin forzarla, hemos girado juntos, hecho conciertos, compartido muchas experiencias, y todo eso hace que se haya transformado en una amistad. Él siempre ha sido muy respetuoso a la hora de trabajar en nuestra música, y esta vez le pedimos que se involucrara más en la producción y así lo hizo. Él además es nuestro sello, Koolarrow Records, donde nos ayuda a distribuir nuestra música por todo el mundo. Tenemos muy buena comunicación y nos aporta con ideas y experiencia, así que juntos vamos viendo los siguientes pasos y cómo podemos hacer crecer a la banda”.

El álbum comenzó a adquirir notoriedad desde 2018, gracias a la sorpresiva colaboración con Chino Moreno de Deftones, en la hipnótica ‘Disparan (fill the skies)’, donde Chino aporta, como un instrumento más, su registro más suave para complementarlo de forma excelente con los versos de Koala Contreras. Luego vino el siguiente adelanto ‘Días oscuros’, ni más ni menos que con Camila Moreno, la extraordinaria compositora nacional que hoy tiene su música en receso pero que se ha mostrado notoriamente abierta las colaboraciones, aunque la asociación con los Felipes fue particularmente sorpresiva. En el álbum vienen más, entre los que se encuentra el guitarrista de jazz Raimundo Santander, o el poeta Mapurbe. Esta vez las colaboraciones forman parte del ADN del nuevo disco, pero esta actitud de apertura hacia las colaboraciones no es nueva: “Desde nuestros inicios hemos intentado abrir nuestra música para que otros artistas hagan su aporte y nos encanta ver qué sucede. “Disparo al centro” del 2009 cuenta con la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, en Colores y Cadáveres del 2010 invitamos a Álvaro España de Fiskales Ad-hoc, Epicentro de Calambre y al guitarrista Raimundo Santander. Siempre invitamos músicos que nos parezcan interesantes, entonces es seguro que algo sucederá, un movimiento en la canción, una sorpresa, les damos libertad creativa, algunas directrices, pero en general dejamos que propongan”.

Una de las cosas más llamativas de CAF es la ausencia de guitarras en su composición habitual. Como ya señalábamos, guitarristas han sido invitados para colaboraciones puntuales, pero pese a que el jazz y el rock son dos de las fuentes primordiales de la música de los Felipes, nadie que la escuche echa realmente de menos a las queridas seis cuerdas en los resultados finales. ¿Por qué pasa esto? ¿Cuál es el leitmotiv de esta decisión, si es que lo hay?: “En los cinco primeros discos el piano es fundamental en el sonido de la banda, elegimos ese color para componer, el sonido del Fender Rhodes era todo lo que necesitábamos para ser felices. Nos encanta la guitarra y hemos tocado junto a grandes guitarristas como Angelo Pierattini, Pablo Ilabaca y Raimundo Santander, pero no es lo que buscamos por el momento para componer el bloque sonoro de CAF, tal vez sentimos que la guitarra era un lugar común. Finalmente, para mí lo más importante es que la composición se logre, más allá de la instrumentación que se elija”.

Hace unos años, Como Asesinar a Felipes fue la banda invitada para abrir los conciertos de Faith no More por Sudamérica, y han tenido promisorias giras por Europa, en especial por su zona oriental, pero da la impresión de que la factura de la música de CAF es tan alta, y su originalidad tan genuina, que es imposible que el chovinismo no emerja y no pensemos en grande, imaginándolos en una carrera internacional consolidada, como uno de los principales productos musicales de exportación de nuestro país. Al respecto, Metraca muestra mesuradas pero esperanzadoras expectativas: “Los primeros 10 años de CAF nos enfocamos en América, sentíamos la conexión y también la necesidad de aportar desde nuestra música a la escena de este continente. El año pasado comenzamos a enfocarnos en otras partes, fuimos de gira a Rumania, Serbia, España, así que estamos enfocados en hacer que nuestra música llegue a la mayor cantidad de tímpanos posibles, en cualquier parte del globo, es un trabajo difícil, ya que se hacen muchos sacrificios, pero de a poco hemos ido logrando los objetivos”.

Por Felipe Godoy O.

Foto: Medu1a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *