Entrevista con La BIG Rabia: “Congo Zandor”: De corazones rabiosos y demonios vuduistas

Entrevista con La BIG Rabia: “Congo Zandor”: De corazones rabiosos y demonios vuduistas

La BIG Rabia, el sorprendente dúo nacional compuesto por  Sebastián Orellana e Iván Molina, que debutó este año con un muy bien recibido EP ‘La Bestia’, se encuentran ad portas del lanzamiento de su segundo disco, el cual llevará por nombre “Congo Zandor”, y será editado como un LP, con todas las de la ley y por la discográfica independiente Algorecords.

Para saber más de qué se trata este nuevo disco y para aprovechar de conversar con el interesante dúo nos dirigimos a los cuarteles generales de Algorecords, ubicados en uno de los más apacibles sectores de Providencia. Ahí tuvimos una relajada y entretenida charla con este singular “dúo dinámico” del rock independiente.  Puedes revisarla a continuación:

Su nombre lo dice y se autodenominan como una banda en que la frustración, la rabia y la impotencia de no ser escuchados son poderosos gatillantes. ¿Qué tan de cierto hay de esto? ¿cuáles son sus principales frustraciones por ejemplo?

Sebastián: Bueno, las experiencias personales de la vida en general, los rompimientos amorosos en mi caso, entre otras cosas. El hecho de poder desatar toda esa rabia en vivo es la idea que nos propusimos con esta banda.

Iván: Siempre había pasado que en los grupos en que habíamos estado las letras fueron como muy poéticas, muy rebuscadas, entonces lo que buscábamos ahora era ser más directos y cantar sobre lo que realmente estábamos sintiendo, sin tanto adorno. Para eso también tratamos de grabar en vivo y en cuatro pistas para complementar este concepto.

Hay varias canciones que podemos escuchar que han surgido tomando el momento coyuntural de las movilizaciones estudiantiles del año pasado. Artistas como Anita Tijoux, Ángelo Pierattini, Los Ases Falsos, Manuel García, etc. se han transformado en portavoces del descontento. ¿Cuál creen que es el rol específico de la música en los procesos de cambios sociales? ¿Qué opinión les merece los artistas que toman una bandera de lucha? ¿Se sienten parte de esta camada?

Iván:  No sé si nos sentimos parte, quizá la cosa es al revés, alguien puede sentirse representado por nuestras letras y todo bien con eso. Se da mucho que se puede hablar de algo pero en la práctica se está súper alejado de eso, no se condice. Ya no es como cuando estaba Víctor Jara o Quilapayún, ahora las cosas van de otra forma, como que todo está tan globalizado que la gente no pesca mucho. Creo que también es una bandera muy fácil de flamear hoy en día y se usa mucho, y no siempre tiene éxito también.

Sebastián: Igual nosotros salíamos a protestar, nos comimos muchas lacrimógenas y a partir de ahí que sentimos la necesidad de hacer un rock’n roll puro y que dijera las cosas claras, tal como lo estamos haciendo ahora.

Según su visión, ¿ha cambiado el panorama al cual le cantan? ¿Siguen teniendo rabia? ¿Hay más canciones como ‘Para todos los hijos de puta’ en su próximo disco?

Sebastián: Así como tan políticas no. Ahora seguimos por la línea del desamor que es algo que me inspira más ya que no lo he podido superar (risas).

¿Las letras sigues escribiéndolas  tú? ¿O entre los dos? ¿Y la música?

Sebastián: Para este nuevo disco Iván aportó con los súperhits (risas), de cosas que lo inspiraron, la música siempre es entre los dos.

De lo que podemos escuchar de su música, llama la atención la mixtura de sonidos en la que se mueven, yendo y viniendo de compases de blues, rock alternativo, postpunk; mientras sus versos tienen esa fuerza clásica del punk o el hip-hop  ¿Les complica en algún momento que el espíritu de la música sea distinto al espíritu de un texto?

Iván: Para nosotros lo que importa es lo que nos inspira, que en nuestro caso funciona de manera casi instintiva. No nos basamos en códigos para armarlos, lo que fluye en la composición fluye no más. En este nuevo disco hasta hablamos de religión y de la pomada que nos venden con respecto a eso, por ejemplo.

¿Creen ustedes que el rock puede llegar a ocupar ese antiguo espacio de la Nueva Canción desde el punto de vista denunciativo y convocador de la juventud?

Iván: Encuentro que ahora las cosas son distintas, la gente no se queda pegada con una sola cosa, ya no existe tanto ese cariño por los discos o por el mensaje que se está entregando, como que se ha desvanecido. La gente escucha algo que bajó de la web y al rato le mandan un twitter con otra cosa y ya no pesca lo otro, esa magia como que se ha perdido encuentro yo.

Una de las grandes cualidades de la escena independiente local es que ha traído el colectivismo de vuelta al circuito, aunque aún de manera tímida y selectiva. Ante ese escenario, ¿se puede generar un movimiento más grande? ¿cómo es su relación con las demás bandas de la escena nacional (fuera de Algo Records)?

Sebastián: yo creo que la forma colectiva es la mejor forma de trabajo, en mi caso he tenido la suerte de estar rodeado de muy buenas personas, y claro quue se puede llegar a algo grande, no me cabe duda. Si eso lo mantienes firme creo que puedes llegar a hacer grandes cosas. En mi caso no tengo ningún prejuicio en hacerme amigo del huevón más cuico o el huevón más flaite y creo que eso me ha abierto varias puertas.

¿Cómo fue que llegaron a ser parte de Algorecords?

Sebastián: Iván los conocía de antes, nosotros le mostramos Philipina Bitch a Iván mientras armaba su propio sello (Discos Tue-Tue, el cual ya no está) y le gustó y se incorporó, Después conocimos a Perrosky, incluso ellos hicieron un cover de Philipina en uno de sus discos y ahí se afianzó la amistad. Incluso yo vivo acá, y antes vivía Iván. Después nos vamos a tomar el estudio (risas).

En cuanto a ti Iván, haciendo un poco de historia y para que la gente te relacione, cuéntanos un poco de tu experiencia con bandas como Emociones Clandestinas, Santos Dumont, Matorral, y por qué te saliste de estas bandas.

Iván: Bueno, algunas bandas se han acabado, otras me he ido y en otras me han echado. No sé, creo que he tenido la suerte de estar en bandas interesantes, que me han satisfecho y he aprendido de eso. Pero me gusta este lado de las cosas, la independencia, trabajar en colectivos, asociarse… te da una libertad en que otros espectros del mercado no te lo permiten. Por ejemplo en Emociones Clandestinas era otra época, donde era difícil tocar y yo estaba en una parada mucho más punky, Los Santos eran más de contenidos y Matorral me gustó porque reunía varios elementos de cosas que venía haciendo, pero con la BIG Rabia es como volver a las raíces , con Seba nos complementamos súper bien y todo ha salido bien espontáneo la verdad.

Tu Sebastián estás con un proyecto que se llama Philipina Bitch, ¿qué onda con este proyecto?

Sebastián: Con Felipe (Ruz) creamos este proyecto que es como nuestra relación de amistad la verdad, muy propio. Aunque con el tiempo la relación se empezó como a agotar y además estábamos partiendo con La BIG Rabia y yo estaba avocado cien por ciento a eso y como que nos distanciamos un poco, pero ahora nos reunimos y vamos a sacar material pronto, tenemos 24 canciones y queremos hacer algo bueno ya que como que quedamos con la bala pasada con el disco anterior.

Iván: Felipe también nos produce los discos así que siempre hemos mantenido contacto con él.

Su primer EP “La bestia” ha tenido buena recepción en los medios. ¿Cómo han sentido el feedback con respecto a este debut de La BIG Rabia?

Sebastián: Ha sido súper buena, y eso es clave para la fuerza que te inyecta para seguir adelante. Hemos recibido comentarios como “Oye , son súper buenos en vivo” o ” y son dos, que buena!”, así que eso ha sido como súper reconfortante.

¿Qué podemos esperar del “Congo Zandor”, su nuevo disco?

Sebastián: Ya no tiene mucho rockabilly, tiene algo de boleros, está más oscuro, tiene harto rock’n roll pero más pesado también. Pero sigue siendo La BIG Rabia, el sonido lo pueden identificar claramente. Quedamos bien contentos con el resultado.

¿En cuanto al complemento musical me imagino que las influencias varían entre ustedes dos para con sus aportes a La BIG Rabia?

Sebastián: Ambos escuchamos de todo, a mí me gusta más el rock’n roll, cosas de Elvis, Chuck Berry, esa onda.

Iván: A mí me gustan-sobretodo como mi aporte para La BIG Rabia- las cosas que nacen del blues, Zeppelin, Cream , Rolling Stones, soy bien sesentero en ese sentido. Y además me gustan las cosas más nuevas que tienen como esa suciedad en la interpretación, me gusta harto PJ Harvey por ejemplo, Nick Cave, Grinderman. También agarramos algo del mensaje y la expresividad de Violeta Parra.

¿Porqué “Congo Zandor”?

Iván: Es un demonio vudú alabado en Haití, no sabemos mucho de él pero nos gustó el nombre (risas), tiene algo que ver con un poco de oscuridad del disco y con el asunto de la religión que se toca.

Finalmente: ¿Cómo estarán promocionando y distribuyendo su nuevo disco? Entiendo que se viene una tocata de lanzamiento…

Sebastián: Estaremos tocando donde sea, sacaremos videos, el disco lo estaremos distribuyendo por Algorecords, con posibilidad de descarga gratuita una semana antes y la idea es después poder hacerlo en vinilo. La tocata de lanzamiento será el 8 de septiembre en el Bar Loreto.

Patricio Avendaño R.

Colaboradores:

Betsabé González, César Tudela B.

Ya lo sabes, salido de boca de ellos mismos, este 8 de septiembre se viene el lanzamiento de su esperado nuevo disco. Y como adelanto del mismo ya podemos ver el video de su primer single ‘Tus ojos negros’, que puedes chequear a continuación:

También puedes seguir a La BIG Rabia en Facebook y Twitter.