Alice In Chains “salva” a una botella de cerveza en su reciente video “Rainier Fog”

Alice In Chains sigue sacando material audiovisual de su reciente disco “Rainier Fog” y esta vez la cuota de humor y ternura se apoderan de un extraño video donde ayudan a una botella de cerveza que fue atropellada en la carretera, para luego hacerla parte de “su familia”.

“En un mundo donde las cosas se están volviendo cada vez más serias, con Rainier Fog tenemos nuestra larga tradición de sacarnos a nosotros mismos en videos”, dijo el baterista Sean Kinney sobre el video. “Este es para ti. Misión cumplida”, recalcó.

También en Nación Rock:

Alice in Chains en Chile: Almas encadenadas

“Rainier Fog”, recordemos, se titula su sexto y más reciente LP , lanzado en 2018. La banda continuará promocionando el álbum y encabezará una gira norteamericana con Korn que arranca el 18 de julio en Austin, Texas.

Mira acá el video:

Disco Inmortal: Alice in Chains, MTV Unplugged (1996)

Pese a que muchos empezamos a querer a Alice In Chains por el peso de sus guitarras y esa desgarradora forma oscura y depresiva de Layne Staley de cantarnos, nunca pensamos tal vez que pudieron hacernos sentir cosas tan gratas también con su veta acústica. Para 1996 los antecedentes estaban claros: con dos EPs donde desataban esta faceta, el “SAP” y “Jar of Flies”, pero también en el más cercano, el álbum homónimo, cosas como “Heaven Beside You” o “Over Now” patentaba cuan bien les quedaba este formato.

Justamente fue aquel álbum, el homónimo, el que les significó una popularidad inusitada, el disco “tripod” que se llamó (de la perrita con tres patas) debutó en el primer puesto en Estados Unidos y consiguió el disco de platino a las dos semanas. MTV no demoró en engolosinarse con ello y acordar con la banda que por esos días brillaba como una de las más importantes del género (luego del triste suicidio de Kurt Cobain dos años antes causando la desintegración de Nirvana) en tomar la bandera del grunge. Su experiencia previa acústica los avalaba, aunque nunca pensaron el impacto que causaría su performance.

Y es que quizá no salió todo tan bien y eso lo mejoró sin quererlo, el desenchufado de Alice In Chains tiene tintes de humor negro. Tiene muchos momentos de equivocaciones y descoordinación gentileza de un débil Layne Staley. Fue negro en todo el sentido de la palabra, había un aura depresiva, velas (al igual que en el de Nirvana) y Layne Staley lucía completamente de funeral, gafas y ropa oscura, se encontraba algo ido, olvidaba letras, pero aun así, logró dejarnos las interpretaciones más bellas que jamás pudiésemos escuchar en un concierto de estas características.

“Over Now” y “The Killer is Me” no fueron coincidencia al ser interpretadas al final. Layne Staley estaba dando uno de sus últimos show con la banda y de alguna manera sentenciando con ese par de temas que hablan de finales y de culpa que todo se debió a él. Antes, las interpretaciones de canciones como “Sludge Factory” (curiosa elección) fue notable, incluso por aquella anécdota de los empresarios de Sony Music y el nerviosismo de Layne que en algún momento te contamos en detalle. Lo mejor, para muchos, es la abrasiva y triste interpretación de “Nutshell”(que maravilloso momento para el grunge y el rock en general este tema y cómo recordamos a Layne siempre con ello).

Alice in Chains con este Unplugged dejaba de manifiesto algo importante: Las guitarras acústicas tienen la capacidad de producir un sonido mucho más hermoso que las guitarras eléctricas, cuando hay alma y pasión en ello. “Angry Chair” es una de las mejores canciones de Alice In Chains, y la razón por la que es tan genial se debe a lo molesto, enojado y deprimidos que suenan Cantrell y Stanley, y ese fue el acierto de este show, se dio la oportunidad de que estas canciones sonaran más sensibles y oscuras aún. “Down In A Hole” es otro ejemplo perfecto.  Layne Staley pese a los impasses que hablamos, en realidad suena muy bien por lo que físicamente estaba en este momento. Quizás el hecho de que probablemente había tanta heroína recorriendo en sus venas en el momento mejoró su capacidad para sonar y deprimirse, lo que a su vez le agregó más emoción a las canciones.

“Brother” y “No Excuses” fueron otras excelentes elecciones y si bien los tambores son una gran parte de la composición de estas pistas, acá se aminorizan pasando a segundo plano, transformándose en una especie de guardianes del ritmo, aunque no podemos decir que sean menos importantes, se suman al trabajo en equipo. Sin el trabajo suave y concentrado de Sean Kinney, no sería un sonido tan hermoso todo esto.

Grabado el 10 de Abril en el Majestic Theatre de Brooklyn, Nueva York, fue emitido por la cadena en Mayo de 1996 y desde ese día para muchos quedó clavado en nuestros sesos y no se nos ha olvidado nunca lo importante que fue para esta banda, y para el grunge y el rock en general. Y porque no fue tan solo un desenchufado, ha sido uno de los mejores momentos de la música de todos los tiempos.

Por Patricio Avendaño R.

VIDEO: Alice In Chains tocó temas de “Dirt” junto a miembros de Red Hot Chili Peppers

Una reunión inédita y muy placentera tanto para los involucrados como para el propio público se vivió en Nueva Zelanda el fin de semana pasado.

En su reciente presentación en Auckland, Alice in Chains se dieron el lujo de invitar a dos grandes miembros de Red Hot Chili Peppers al escentario, se trató del batero Chad Smith y el guitarrista Josh Klinghoffer.

Si bien fue recibido con gran ovación su participación, más lo fue cuando los temas a interpretar fueron los dos primeros bombazos de “Dirt”, el aclamado álbum de 1992 de la banda con Layne Staley en vida, los temas “Them Bones” y “Dam That River”.

Todo fue celebrado poco después por el propio Jerry cantrell en su Instagram

Te dejamos acá el momento, que presentó el propio batero Sean Kinney no sin antes bromear que los invitados eran Justin Bieber, Ariana Grande y Lady Gaga.

Videografía Rock: “Grind”- Alice In Chains

“En el agujero más oscuro
te daré un consejo
no planifiques mi funeral antes de que el cuerpo muera”.

En 1995 el movimiento grunge ya había dejado atrás sus días de gloria. Los discos que lo definieron ya se habían publicado y cada banda se encontraba en virajes diferentes, resolviendo cómo iban a afrontar la segunda mitad de la década. Alice In Chains fue uno de los grupos más sobresalientes de esa oleada de jóvenes que le cantaba a la depresión, la soledad y la tribulación, logrando tremendo éxito con cada una de sus placas. Es así como llegó a escena el disco homónimo, un álbum más maduro que “Facelift”, menos potente que “Dirt”, pero mucho más depresivo que aquellos; si bien no es fácil de conectar, tuvo una gran acogida comercial y sin que fuera necesario encasillarlo como grunge, pues se acercaba a sonidos más turbios y no tan propios de los acordes que pusieron a Seattle en el mapa. El primer single de este trabajo fue “Grind”, canción que atacó a los mal intencionados rumores que giraban en torno a la banda, los que incluso daban por muerto a Layne cada cierto tiempo. Sobre esto, Jerry Cantrell señaló en el booklet del Music Bank: “Esto estuvo más o menos a la altura de la publicidad acerca de los tour cancelados, la heroína, amputaciones, todo eso, por lo que fue otra canción sobre “FUCK YOU!!!” por decir algo acerca de mi vida”.

Una canción tan poderosa fue acompañada de un video inolvidable. Desde la tonalidad oscura plateada para el arte del álbum, este video se suma y es parte de eso mismo: de sacarse la rabia acumulada. Fue dirigido por Rocky Schenk, quien prefirió la acción en vivo, con secuencias animadas, con la banda bajo tierra de la escalinata iluminada donde se encuentra el perro. Éste no es el mismo de la portada del álbum y tampoco pertenecía a Jerry Cantrell, otro mito inventado por esa época. El perro con tres patas fue usado como una ironía, algo así como “Nos enteramos que perdimos una extremidad, pero aún estamos en pie”.

Otro punto decidor en el video, es la utilización de cuatro muñecos de trapo y que hoy se visualizan como un leve acercamiento al stop motion. Son los miembros de la banda, atrapados en una especie de infierno, sin poder llegar a la ansiada luz. Si tomamos en cuenta esta teoría, podemos decir que el demonio había decidido eliminar la buena música y decidió comenzar por Alice in Chains, por tanto, ha secuestrado a sus miembros en este mundo retorcido, que podría ser el purgatorio, con el objetivo de reclamar las almas de sus miembros, los que están representados en forma de muñecos.

La Cabra: Layne Staley
El Burro: Mike Inez
Muñeco voodoo, con cabeza de cuervo con tenazas: Jerry Cantrell
El Mono: Sean Kinney

Junto a los muñecos cayendo sobre el anciano que sostiene al animal, se aprecian además, los querubines con alas, los que posteriormente serían parte del videojuego “The Journey”, que se lanzaría en 1999, y que ha sido definido como una extensión de este video de “Grind”, el cual logra proyectar, visualmente, la intensidad del tema, la carga que trae su mensaje y ayudó a expandir el universo creado por la música de Alice in Chains, aún en tiempos de muerte del grunge.

Alice In Chains realizará película de ciencia ficción con la música de su último álbum “Rainier Fog”

Rainier Fog  es el título del último álbum de Alice In Chains y ha recibido favorables críticas alrededor del mundo, pero al parecer la banda no se quedará tan solo con ello, piensa dar un paso más con un experimento poco usual, que es llevar la música del álbum por completo a la pantalla grande.

El grupo se unió al productor/director Adam Mason para crear una película de ciencia ficción de 90 minutos titulada Black Antenna que se lanzará en 10 segmentos episódicos a principios del 2019 y en que cada episodio de la película tiene una canción diferente  de Rainier Fog.  Continuar leyendo “Alice In Chains realizará película de ciencia ficción con la música de su último álbum “Rainier Fog””

Alice in Chains en Chile: Almas encadenadas

Con nuevo disco bajo el brazo, “Rainier Fog”, bastante bien recibido, por ciertoy apelando a su tremenda historiaes que Alice In Chains se embarcó en una nueva gira mundial en que no podía por ningún motivo prescindir de Chile en su escala, pues acá el fervor por una banda pilar del grunge noventero se siente y se respira profundo desde hace más de 20 años y tal como lo fue ayer en aquella entrañable versión en masa reunida, donde toda esa comunidad tuvo su liturgia de buen rock, nostalgia, reunión y grandes momentos para celebrar a eso de las 19.15 en el Movistar Arena, como parte de Santiago Gets Louder meets Solid Rock.

Continuar leyendo “Alice in Chains en Chile: Almas encadenadas”

Videografía Rock: “I Stay Away”- Alice In Chains

La década de los noventa, aparte de tener la más fructífera producción de grandes discos rockeros en mucho tiempo, también fue la de la revolución del videoclip; si bien ya en los ochenta Michael Jackson dejó boquiabierto a todo el mundo con ese corto espectacular de “Thriller”, tal cuestión sirvió de motivación e inspiración para que los directores de toda índole (consagrados y experimentales) vieran en el video musical una forma de mostrarse y derrochar talento usando diferentes técnicas. Y la tribuna inmejorable para hacerlo era MTV que nos hipnotizaba todo el día con producciones audiovisuales de nuestras bandas favoritas. El Stop-Motion, fue una muy ocupada en este período, sobre todo en la primera parte de los ’90 y bandas como Primus, Tool, Green Jelly y por supuesto, Alice In Chains, dejaron inolvidables registros armados de delicadeza, paciencia, plasticina y títeres, y que hasta el día de hoy atesoramos.

El director Nick Donkin fue el encargado de darle ese híbrido de oscuridad y factor circense a este video, para una de las grandes canciones de “Jar of Flies”, un disco que abrió nuevos caminos a AIC y donde hicieron por primera vez cambios estructurales de las canciones. En las notas del Music Bank, de 1999, el guitarrista Jerry Cantrell dijo sobre ella y sobre el inicio de una relación histórica con el bajista recién incorporado Mike Inez:“Esa fue la primera vez que escribimos con Mike, lo que hace que esta sea otra canción especial. Todo el EP de Jar of Flies fue especial para nosotros y para los fans. Tocamos la mierda más desagradable y oscura, pero tiene el corazón más dulce del mundo”.

Donkin, tuvo algo de popularidad por su película The Junky’s Christmas, un film de culto producido por nada menos que Francis Ford Coppola, y escrito y narrado en voz off por William S. Burroughs que usaba estas mismas técnicas. El video musical de “I Stay Away” es una animación completamente stop-motion, en tal estilo, que presenta a los miembros de la banda en forma de títeres (los que descansan hoy en día cómodamente en el Salón de la Fama del Rock and Roll). La banda viaja a un circo, donde las cosas se complican cuando un personaje, el “chico malo” del film, destapa un frasco de moscas que lleva consigo en el trayecto (Jar of Flies) creando todo un caos con los animales, payasos y personajes del circo.

Oscuro, pero adorable, como casi todo lo que nos ha dejado Alice In Chains:

Por Patricio Avendaño R.